6 consejos para crear un personaje femenino fuerte y real

mujerliterariaDesde el lenguaje no sexista y los micromachismos que es necesario ir viviendo con consciencia hasta problemas mucho más serios como la violencia de género. Está claro que el rol de las mujeres cambia tanto en el mundo real como en la literatura y mi más profundo deseo es que lo haga para bien. Sí, soy de las que piensa que la pánfila protagonista de Cincuenta sombras de lo que sea hace un flaco favor al largo y duro camino de la igualdad entre mujeres y hombres.

Así que vamos a hacer una pequeña lista de aquello que podemos hacer para que nuestras mujeres literarias valgan la pena y no sean una Blancanieves más. Yo soy más de Mulán, Esmeralda y Pocahontas.

1. Deja a un lado las exigencias físicas. «Fulanita es una atractiva abogada que…»; aquí tenemos el primer problema. Hay estudios que afirman que tanto hombres como mujeres nos fijamos en primer lugar en una mujer en si su rostro es atractivo o no, cosa que no nos pasa con los hombres —su fisionomía nos da una idea instintiva de si son fuertes, tiernos o inteligentes—. Platéate que tu protagonista tendrá su público, más o menos amplio, como nos pasa a todos y todas. Olvídate de mirarla de arriba abajo cual operario sobre el andamio y resaltar solamente cómo son sus piernas o sus morros. Y, por favor, huye de expresiones quemadas y requetecutres como «generosos pechos». Por todos los dioses…

Ah, por cierto, nosotras también tenemos frío y nos abrigamos…

2. Dale un papel activo en la historia. Estoy de acuerdo en que será más habitual que en tu novela el armario de la mudanza lo carguen dos tipos grandes. Pero podría ser que no y, sobre todo, huye del arquetipo de la damisela que busca ser rescatada. Que si Cenicienta no hubiera ido al baile lo mismo seguía esclava de su familia como una tonta. Hoy en día, seas hombre o mujer, tendrás que aprender a tomar las riendas de tu vida. Nosotras también lo hacemos.

Y, sobre todo, no crees mujeres que sean parte del decorado. Si detrás del mafioso de turno en lugar de una farola hay «una rubia de generosos pechos», mal vamos.

3. Aplica el test de Bechdel. Con él se puede evaluar el machismo o feminismo de una narración, y se usa sobre todo en el cine. Esto es lo que debe cumplir.

  • En tu historia aparecen al menos dos personajes femeninos con nombre.
  • Dichos personajes se hablan la una a la otra en algún momento.
  • Dicha conversación tiene que tratar de algo más que no sea un hombre, ya sea un novio, su padre o su jefe.

Os sorprendería la cantidad de veces que no se cumple. Empieza por crear un reparto, pues, donde haya unas cuantas mujeres, salvo que tu historia no lo permita. Y dales intereses más allá de relacionarse con hombres o de atender sus problemas.

4. Crea una mujer real. Si te resulta difícil, simplemente piensa de forma neutra, pues hombres y mujeres tenemos problemas similares muy a menudo y también muy a menudo los afrontamos de formas parecidas. Hay mujeres con comportamientos cercanos al tópico masculino y viceversa. Piensa en crear a una persona equilibrada, con sus luces y sus sombras y haz que evolucione a lo largo de la historia.

5. Si vas a ser sexista, hazlo de forma consciente. Ayuda a los lectores a reflexionar sobre estas realidades. Desde los amigos que se sorprenden porque en el matrimonio hombre-mujer conduce ella o él cocina más, hasta el violador perturbado que piensa que su víctima «iba provocando». No obviemos que la desigualdad existe en términos más suaves y más duros.

6. No conviertas a la mujer en un hombre que puede parir. Crear una mujer interesante y fuerte para tu historia no implica que utilices un arquetipo masculino y le cambies el género. La aspiración a la igualdad no viene a ser que ellas hagan todo como los hombres. Viene a ser que cada uno haga las cosas como desee y respete al otro. Eowyn no quiere ser Aragorn. Quiere tomar las riendas de su vida y defender a los suyos desde la primera línea. No sé si me explico.

Covadonga González-Pola

www.talleresliterariosonline.com

@CovaTLO

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a 6 consejos para crear un personaje femenino fuerte y real

  1. ¡Muy buena lista! Yo justo ahora estoy escribiendo una novela de fantasía medieval que involucra una guerra, así que mi cuota de mujeres es algo baja, dada la sociedad que tengo que llevar adelante.

    Comparto mi forma de equilibrar la sobrepoblación masculina por si a alguien le resulta útil:

    1. Cada mujer que entra y sale tiene un carácter que la hace memorable (para bien o para mal).
    2. No tengo mujeres “trofeo” ni “adorno”. Aunque sí hay quienes tienen personalidades débiles y sumisas, es propio del contexto y lo hace más real.
    3. Los hombres tienen espacio para varias charlas de cuestiones de género (y sexualidad), siendo el protagonista quien más discute lo establecido y mantiene siempre una mente abierta.

    Priscilla Ferrari
    21 marzo 2016 at 6:44 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *