Ponte en la piel de un escritor profesional, solo por este mes

Categoría: Consejos para escritores |

manuscript-203465_1280

La frustración del escritor no profesional tiene mucho que ver con esa doble vida que tiene: reponedor —contable, ingeniero, lo que sea— de día y escritor… bueno, no es que sea exactamente escritor de noche. Porque no escribe todas y cada una de ellas, como si de Batman se tratase.

Muchos envidiamos ese mundo que tenemos idealizado, que creemos romántico y apasionante, pero desde lejos… ¿qué tal si nos atrevemos a experimentar un poco lo que se siente cuando tenemos que escribir una historia con unos requisitos fijos cual autor profesional?

Anoche tuve la grandísima suerte de presentar en la Comunidad Literaria Magerit a la escritora Laia Varona, que vino a hablarnos del reto NaNoWriMo, en National Novel Writing Month, es decir, el mes nacional de escribir una novela que, sí, ¡lo has adivinado! Es noviembre.

La verdad es que Laia, además de escritora valiente y audaz —este año participa por tercera vez con un proyecto de ciencia ficción que espero que podamos leer en un futuro no muy lejano— es una gran comunicadora y expuso el proyecto de una forma que dejó a los asistentes llenos de ganas de empezar. ¿Cuántas novelas saldrán del café literario de anoche? Pero, el reto no es solo escribir por escribir. A mí me gustaría hacer hincapié en la parte en que esto emula a la forma profesional de escribir, para que veamos que no solo viviremos la experiencia de crear una novela, sino de crearla de una forma más similar a como lo hacen ellos:

  1. Tu borrador tiene que estar listo a final de mes. Sin demoras. Imagina a tu editor acechándote, ansioso por conocer tus avances. ¿Te vendrá bien esa presión o, por el contrario, te bloqueará?
  2. Tu borrador debe ser, en principio, un texto largo de ficción tipo novela. Y tiene que alcanzar las cincuenta mil palabras. Lo que viene a ser un libro de unas doscientas cincuenta-trescientas páginas. Ahora sabes cómo se siente Ken Follet.
  3. Debes escribir una media de 1667 palabras al día. Pero como hoy ya es día 3, tienes un poco más de presión: 1786 palabras por día. A estas alturas a lo mejor te están subiendo las pulsaciones. Pues sí, vas a tener que escribir, aunque no te guste cómo te está quedando, y soportar esa frustración.
  4. Debes crear un hábito de escribir. Porque está claro que con ese reto, ya puedes plantearte escribir todos o casi todos los días del mes unas pocas o unas cuantas horas. Aunque no quieras, al hacerlo la mayoría de los días, ya habrás creado una rutina.
  5. Debes buscar una forma de que escribir no te sature. Ya que además es el deporte de moda, yo os recomiendo seguir los pasos del Haruki Murakami, que podéis leer en De qué hablo cuando hablo de correr y que os peguéis una carrera diaria por el parque más cercano para relajaros y despejar la mente.
  6. Debes entregar la novela el último día. Ya sabemos que antes no la vas a tener lista. NaNoWriMo cuenta con un sistema para validar que has alcanzado las cincuenta mil palabras, pero sin quedarse con tu texto. El texto es tuyo y de nadie más. Otra cosa es que luego quieras revisarlo, moverlo, etcétera.

¿Por qué me ha parecido interesante hablaros hoy de esto?

En primer lugar por el reto que supone. Muchos sabemos que no hay sensación comparable a poner el punto final a un primer borrador de una novela, que siempre debería ir seguido de un «ole, ole y ole».

En segundo lugar, para que comprendamos un poco más a los escritores profesionales. Muchas veces se habla mal de ellos y nos olvidamos de que son trabajadores entregados que, además, pasan larguísimos periodos de tiempo en soledad, con presiones y obligaciones, pero que finalmente sacan grandes proyectos adelante. Aunque solo sea porque rellenar trescientas páginas no es ninguna tontería.

En tercer lugar, para animaros a participar en esta actividad por otra razón: darle el sentido que a vosotros os resulte más práctico y hacer comunidad de escritores. NaNoWri Mo tiene la posibilidad de conversar con otros escritores en su plataforma, de que comentéis vuestros problemas y salgáis con valor de los bloqueos. Incluso podéis asistir a las quedadas en persona que se hacen en distintos lugares —en Madrid, por ejemplo, en el Starbucks de Princesa—.

En cuarto lugar, para que acabéis de una vez esa novela que tenéis a medias y que siempre tiene una excusa por delante. ¿Y si resulta que nos estamos perdiendo la próxima joya literaria porque tú no le das prioridad? ¿Por qué no lo haces, aunque solo sea durante este mes?

Ah, por cierto, ¿te mencionado ya que unas doscientas cincuenta novelas surgidas de NaNoWriMo están ya en las librerías? ¡Venga atrévete!

Gracias, Laia, por todo lo que nos enseñaste ayer y por habernos dado un empujón a muchos para ponernos las pilas durante este mes que, además, por lo lluvioso y oscuro, invita un poco más a la mantita, el café y la máquina de escribir.

Y si con todo esto no os he convencido, ya solo me queda la típica provocación de la España profunda, ¡no hay huevos a escribir una novela y terminarla este mes!

Ya empiezo a oír algunas respuestas enfurecidas: «¿QUE NO?».

¡Pues a por ello!

Érase una vez…

 

Covadonga González-Pola

www.talleresliterariosonline.com

@CovaTLO

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Ponte en la piel de un escritor profesional, solo por este mes

  1. Covadonga ¿Ya no estais en la C/ Alcantara?

    Conchita
    13 noviembre 2015 at 22:59 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *