Instrumentos de cuerda extraños

Categoría: Música |

Por: Octavi Franch
El otro día en el tren, en mi trayecto habitual Barcelona-Sant Vicenç de Calders (provincia de Tarragona), un chico latino se puso a tocar un pequeño y, para mí, extraño instrumento de cuerda. Era sólo una pieza instrumental folclórica que duró unos 5 minutos aproximadamente. Como siempre que alguien toca la guitarra o algún otro instrumento de cuerda (que no sea un piano o similar) me fijo en lo que hace y deja de hacer el músico en cuestión, sobre todo si son versiones que me gustan, porque de esa manera compruebo de primera mano si son más o menos difíciles de interpretar para un servidor, que ya sabéis que voy muy justito con una guitarra en las manos.

Siempre he querido aprender a tocar otros instrumentos de cuerda (sólo me defiendo con la guitarra y tengo un poco de morro con el bajo, aunque no sé muy bien que estoy haciendo con él por culpa de su afinación en clave de Fa, con la cual no estoy familiarizado) que no se tengan que tocar con arco (violín, viola, violoncelo, etc.) y sobre todo tengan los trastes a la vista, porque si tengo que ir a ciegas conmigo que tampoco cuenten.

CHARANGO

Los instrumentos que más me llaman la atención, aparte de la ya mencionada guitarra en todas sus modalidades y posibilidades (electroacústica, eléctrica, de 12 cuerdas, etc.) son el ukelele, el banjo, la mandolina, el sitar y el laúd. He estado a punto de comprar un ukelele en varias ocasiones, básicamente para enseñárselo a tocar a mi mujer (primero tengo que aprender yo) y así poder concluir nuestro dueto Els Dos (Los Dos en catalán) y poder interpretar mis canciones y las versiones que más nos gustan: ella a la voz y el ukelele, y un servidor a la guitarra y las voces de acompañamiento. Pero el hecho que tenga 4 cuerdas es lo que me tira para atrás.

Ignorante de mí, creía que todos los instrumentos de 4 cuerdas, como el bajo y el propio ukelele, están afinados en clave de Fa; pero estaba totalmente equivocado. Quién me despertó de mi error fue justamente el chico latino que os comentaba más arriba, a quien conocí tocando un raro instrumento de 5 cuerdas dobles. ¿Cinco cuerdas pensé? Primera noticia que un instrumento de cuerda pudiera tener un número impar, aparte de la guitarra de 7 y su homóloga de 14. Esperé que acabara su brillante canción y, cuando pasó por mi lado recogiendo la recolecta, colaboré con un euro y le pregunté qué era ese instrumento.

Él me respondió un nombre como “clavín” o una cosa así, no lo acabé de entender. Pero cuando llegué a mi oficina, navegando por internet, descubrí el instrumento en cuestión. Le llaman charango, aunque tiene otros nombres según desde el país que lo mires: chango, walaycho, chillador, roncoco, sonko, khonkhota, hatun y otros. Además, el simpático y eficiente músico de las Américas del sur me confirmó que el instrumento, el charango, se afina en clave de Sol y no de Fa, como yo creía erróneamente.

Ahora sólo falta que me atreva, de una vez por todas, a comprar un instrumento de cuerda que no sea ni una guitarra ni un bajo, como un ukelele por ejemplo, y comprenda que en clave de Sol hay más instrumentos en el mundo aparte de la guitarra y una parte del piano.

logo

 

 

 

 

 

 

 

www.octavi-franch.com

octavi-franch.blogspot.com.es

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *