La ductilidad de una pluma

Por Dinorah Polakof.

800_800tapa-papa-no-es-punk-lql-rgb-alta-min

Al escritor Federico Ivanier hay que seguirlo. Lo afirmo porque voy siguiéndole los pasos desde hace rato y… no me arrepiento.  Por otra parte, Santillana vuelve a promoverlo desde la colección “loqueleo”, traduciendo este hecho en renovación y estímulo para los lectores.

Con  la novedosa  propuesta editorial se hicieron visibles, otra vez,  títulos clásicos y contemporáneos, nacionales y extranjeros.

A Papá no es punk de Federico Ivanier se le suman las ilustraciones de Leandro Bustamante. Se trata de una novela donde el protagonista es un chico de 12 años autodefinido como punk. En las primeras páginas refiere a un padre ausente y a una mamá muy presente elaborados en función del monólogo interior de Dani que, dicho sea de paso,  resulta exquisito. Pero al mismo ritmo, crece el contacto con los demás: su hermana, su sobrino, los amigos.

Buscar al padre es una tarea colosal. Comprobar  si lo quiere conocer o no, es parte de un movimiento tan profundo como visceral. Y sabido es cuán importante  es el camino o dicho de otro modo, el proceso. Pero como las letras de Ivanier- autor dejan justamente huellas, es evidente que sus personajes siempre crecen, ganando en autoconfianza.

Sin embargo, el lector no permita creer que se desarrolla una novelita rosa por aquí. Averiguar sobre un padre no reviste simpleza y menos a un jovencito que tendrá que pasar por un montón de pruebas. El tema es serio y aunque  el humor campea durante  la  narración, es precisamente eso, la cualidad a convocar: la combinación.

Pero no pude evitar una sensación de dèjá vu,  cuando leí el diálogo de la página 46. Estimo que al autor se le filtró alguna escena del guión de Mamma Mía. Y ya sé, las comparaciones son odiosas y reitero, no lo pude evitar.

También es mi deber puntualizar que las ilustraciones que acompañan al texto escrito son vigorosas.

En conclusión: seguir a Federico Ivanier está muy bien, leer lo que tiene para decir es siempre una  decisión auspiciosa, abrir paso a los jóvenes protagonistas es esperanzador y, aprender más sobre música y estilos de vida es edificante.

 

—–

Foto Vía| loqueleo.com

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *