Noches sin dormir de Elvira Lindo

Por Paloma Rodera

 nochessindormir

Creo que de alguna forma, en mi entorno más cercano, se ha desarrollado una aversión por Lindo como la fobia irracional que se ha adquirido por Penélope Cruz en ciertos sectores españoles. Empecé esta reseña casi como un encargo que relaciona mis labores como crítica de arte con las fotografías que la escritora había decidido acompañar a sus palabras en este libro. Sin embargo, he de decir que me he reconciliado con Elvira Lindo. Noches sin dormir es literatura ligera, fresca y altamente capacitada para conectar con una intimidad cotidiana que atrapa al lector más escéptico.

Se trata de un diario, más que de viaje, es un diario de estancia, de una estancia con tintes de melancolía. Nos muestran la visión de un turista que se quedó más de lo debido en un lugar de paso. El retrato de Nueva York de Elvira Lindo está mediado por las imágenes de su smartphone, son pequeñas instantáneas de la ciudad que encajan a la perfección con el ritmo de sus letras.

La estructura que se presenta es la de diario mensual en la que se nos cuentan anécdotas tamizadas por espacios, visiones y personajes que intervienen en la escena de pequeños momentos que se presentan de forma muy ágil ante el lector. Son un cúmulo de pensamientos que se presentan de la misma forma desordenada que se presentan en nosotros, recogiendo retazos de vida, retratando una ciudad que es ya un icono para el mundo entero.

La edición es limpia y ágil, haciendo honor al espíritu de las palabras que contiene. El diálogo que se establece entre el texto y las imágenes es perfecto, entablando una simbiosis única. Sin descuidar los magníficos pies de foto que corresponden a la mirada de la escritora.

Lectura altamente recomendada de unas páginas que conectan con generaciones, con todos aquellos que aman Nueva York.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *