“Guerra”: conmovedor espectáculo de Albert Pla

Por Abel Farre

 

Tras  su presentación este verano dentro del Festival Grec de Barcelona durante dos días en la Sala Barts, Albert Pla toma el Teatro Victoria para mostrarnos de nuevo el musical “Guerra” junto a la dirección de Pepe Miravete. Y del 1 al 10 de abril, en el Teatro  Nuevo Apolo de Madrid.

1436884306_709083_1436884487_noticia_normal

 

Albert Pla es como es, y a medida que va pasando el tiempo, ya sea por su forma de pensar y por sus declaraciones ciertas o inventadas, ha ido forjando un importante grupo tanto de seguidores como detractores de su obra artística.

Con lo cual cualquier aventura tanto musical como teatralizada es suficiente motivo como para asistir a sus espectáculos. Pues ya en sus inicios como músico escondía ese potencial de ir más allá de estar pegado a su inseparable guitarra, y con Pascal Comelade iniciaría su estampida más escenográfica, que más tarde se colocaría en el punto de mira de la crítica con espectáculos como “Manifestación” (2012).

Ahora toma como hilo conductor de su obra un tema tan controvertido como la guerra. Para ello se sirve de un viejo amigo con quien se tropezó con el no menos polémico Veintegenarios (1997), Fermín Muguruza, y el músico y productor Raül Fernández.

Hablando desde el punto de vista de la ejecución del trabajo de los actores, por un lado cabe decir que la representación de Albert Pla es excepcional, pues la gente le puede querer o no, pero la verdad es que eso no quita que sea un gran artista capaz de transformarse en todo aquello que se proponga.

En el caso de Fermín Muguruza las cosas cambian, pues parece que no acabe de encontrar su sitio encima del escenario. Esta claro que nos encontramos frente a un musical y si tomáramos la música por si sólo, es cierto que las capacidades del de Irún arrastran un saber estar cosechado desde sus inicios con Kortatu o NeguGorriak, pero hay una cosa que no debemos olvidar que se llama interpretación.

Muguruza sale con la intención de hacer partícipe al público, y eso lo hace muy bien, con puño levantado, pero tal vez se pierde en las acciones interpretativas con las que tiene que jugar cuando se encara a Albert Pla. Es en ese momento en el que vemos a un Muguruza más inquieto y en donde la falta de una banda hace que el escenario se le quede grande.

En cuanto a Raül Fernández sin necesidad de interpretación se dedica hacer lo que mejor sabe,  que es música; con lo que como pez en el agua nos bombardea con sonidos estridentes que estremecen y que hábilmente nos trasladan a las sensaciones de ansiedad que surgen de cualquier conflicto bélico.

Pero, sin lugar a dudas, lo que hay que pensar es con todo aquello que nos quedamos después de ver esta puesta en escena. En los tiempos que corren en que todo el mundo lo quiere todo fácil y rápido, es difícil tener alguien sentado más de una hora contándole las realidades de la vida, y lo más importante, es difícil conseguir que la gente se cuestione lo que está viviendo y si lo que vive es realmente lo que de desea vivir.

3

 

Guerra consigue que nos preguntemos sobre el porqué de las guerras y sobre la existencia de los intereses suscitados que ellas suponen.

Sin necesidad de poner nombres, aparte de algún Palestina que se deja caer, nos acabaremos cuestionando todas aquellas guerras llamadas humanitarias que siguen matando en nombre de la paz. Todas aquellas guerras que acaban arrancando las raíces de esas culturas que no anteponen el consumismo por encima de sus principios humanos; sus principios no ensuciados por el valor del dinero.

Guerra lucha para que rompamos con todos aquellos muros de segregación, con todos aquellos muros invisibles que inundan esa Tierra que acabamos olvidando y que es de todos.

Guerra lucha para que nos levantemos y despertemos de ese letargo que nos tiene abdicando una y otra vez de nuestro derecho de pensar libremente sin la marca del registro del mandatario de turno.

Las artes escénicas evolucionan y las mismas toman las corrientes de los avances que nos ofrece la multimedia y el juego con lo digital, y con ello “Guerra” nos acaba abriendo una nueva manera de mostrar el arte en escena; a veces nos parecerá tal vez demasiado contundente, pues la música y las imágenes nos pueden llegar a suscitar el caos, pero tal vez es la única manera mediante la cual nos damos cuenta qué está pasando realmente en nuestro alrededor.

Me gustaría acabar con una de las tantas frases lapidarias de esa noche mediante las cuales uno, camino a casa, reflexiona; “el futuro no esta escrito, pero les pertenece…” Y yo me pregunto ¿a ellos o a nosotros? Cada uno tendrá su respuesta; tal vez una nueva visita al Teatro Victoria me dará la respuesta…

4

Guerra

Teatre Victoria, Barcelona – Del 20 de Enero al 31 de Enero de 216

Teatro Nuevo Apolo, Madrid — Del 1 al 10 de abril de 2016

Dirección: Pepe Miravete

Idea original: Albert Pla

Intérpretes: Albert Pla, Fermín Muguruza, Raül Fernández “Refree”

Dramaturgia: Albert Pla, Pepe Miravete

Composición y dirección musical: Raül Fernández “Refree”

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *