Los libros de la isla desierta: Intramuros (La novela de Ferrara)

Categoría: Novela | y tagged con | | | | |

Por Óscar Hernández Campano.

intramuros-la novela de ferraraINTRAMUROS (LA NOVELA DE FERRARA). Giorgio Bassani. (Ed. Acantilado)

No todos los libros se leen de igual manera. Hay muchos que nos arrastran por sus párrafos, líneas y páginas como si nos deslizáramos por un río salvaje lleno de rápidos. Otros en cambio requieren pausas, calma, y una digestión tranquila de sus páginas. Esto sucede porque cada párrafo es una historia plena, una fotografía llena de detalles, un universo completo que nos transmite sensaciones e ilusiones, algunas tangibles y otras no.

Giorgio Bassani, el escritor italiano de origen judío que vivió durante todo el siglo XX, fue un miniaturista. Sus obras, su gran obra sobre la ciudad de Ferrara que hoy degustamos, constituye un fresco enorme que se extiende ante nuestros ojos como un gran mosaico lleno de escenas, detalles, situaciones y personajes poderosamente definidos, ricos en matices, descritos hasta en sus gestos más sutiles.

La novela de Ferrara es un puzzle, un homenaje, una labor de orfebrería, una artesanía delicada que Bassani dedicó a la ciudad padana, en la que pasó su infancia y adolescencia y que quedó grabada a fuego en su mente, porque pese a no vivir más en ella, le dedicó gran parte de su obra. Es esa novela un ciclo, un compendio de visitas a la Ferrara de su infancia, a la de los años del fascismo, a la de la persecución de los judíos, a la de la burguesía decadente, a la de calles silenciosas, a la de húmedas noches de niebla, a los parques con árboles frondosos donde los enamorados se besan protegidos por las ramas y los arbustos, a la de los socialistas comprometidos y perseguidos, a la de los amores no correspondidos, a la de los jardines abandonados. Bassani revisitó, amplió y mimó su novela de Ferrara que oficialmente consta de seis títulos: Intramuros, Los lentes de oro, El jardín de los Finzi-Contini, Detrás de la puerta, La garza, y El olor del heno.

Intramuros es el primer volumen de este gran mural que se lee despacio porque no se puede leer deprisa y obviar los detalles, los gestos, las miradas sutiles, las descripciones minuciosas y melancólicas de un Bassani que a ratos parece un arqueólogo, un restaurador, un historiador, un antropólogo o incluso un entomólogo.

Cada línea te obliga a saborearla, a deglutirla con calma, con placer, porque Bassani te explica, te analiza, te detalla de una manera hermosa las escenas, las palabras y los sentimientos.

Este primer volumen se compone de cinco relatos, cinco estampas, cinco momentos de personajes ferrareses que sin entrecruzarse, forman parte del todo que es la ciudad, con sus vecinos, algunos ricos e influyentes, conocidos por todos; otros humildes y anónimos. Sin embargo, todos ellos tienen en común el espacio, Ferrara, sus calles, sus plazas, sus edificios de sólida piedra, su cementerio.

Lida Mantovani abre el volumen. Una madre soltera, una hija resignada, un pretendiente a las puertas de la senectud; personajes profundos, crudos, sacudidos por los avatares de la existencia.  Elia Corcos, médico judío enamorado de una joven campesina católica, protagoniza el segundo relato. Religión y posición social como barreras para el amor con un comienzo tan evocador como hermoso en el que Bassani dirige la mirada del lector por una postal de una concurrida calle de Ferrara, describiendo la vieja imagen para aterrizar en la figura de la campesina, apenas un bulto borroso en la postal, pero nítida en la mente del escritor. Después gozamos de la extraña historia de Geo Josz, el único judío superviviente de las deportaciones del 1943, que aparece de improviso en Ferrara, silencioso y gordo para sorpresa de todos. Asistimos más tarde al entierro de Clelia Trotti, la anciana socialista fallecida en prisión, fragmentos de cuya vida veremos a través de los ojos de uno de los presentes. Por último seremos testigos, de la mano de Pino Barillari, de las represalias de las Brigadas Negras contra los antifascistas, y sentiremos el miedo que siente el que es perseguido, y el que después puede hacer justicia o guardar silencio y olvidar.

Giorgio Bassani escribió poesía y otros textos narrativos pero su obra magna sobre Ferrara lo inmortalizó. Intramuros es sólo el primero de sus compendios sobre esa ciudad, sus gentes y sus vivencias. Y nosotros nos lo llevamos con gusto a la isla desierta.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *