Impactante King Lear entre Shakespeare y Confucio

Por Mariano Velasco

La compañía taiwanesa Contemporary Legend Theatre trae a los Teatros del Canal un sorprendente King Lear con reminiscencias de la Ópera de Pekín    

 

kinglear2

 

Érase una vez un anciano rey que quiso saber cuál de sus tres hijas le quería más. Las dos mayores llenaron sus oídos de falsos halagos y adulaciones, mientras que la pequeña le respondió con naturalidad y sencillez: “padre, yo te quiero como la carne a la sal”.  El arrogante rey, lleno de ira ante la escueta respuesta de la más joven, la mando matar. Finalmente, el padre acabó reconociendo su fatal error y la muchacha salvó su vida. Y colorín colorado…

Esta infantil historia, en sus múltiples variantes más o menos conocidas, sirvió a un tal William Shakespeare como base para una de las más representadas  tragedias de la historia de la literatura, King Lear, que ahora versiona con atrevimiento la compañía taiwanesa Contemporary Legend Theatre (CLT) en los Teatros del Canal de Madrid, en dos únicas funciones los días 27 y 28 de mayo.

Y lo hace con una impactante puesta en escena basada en las características formales y el estilo de la ópera tradicional china, y con un único actor sobre el escenario, Wu Hsing-kuo, director artístico de la compañía. Wu se atreve a interpretar a un total de diez personajes shakesperianos, para lo cual se apoya en la utilización de vestuario, ambientación, música y gestualidad basados en las características propias de la Ópera de Pekín, aportando a su espectáculo una variedad, colorido y escenificación sorprendentes.

Pero, sobre todo, es capaz de extraer del texto del autor británico su lado más “oriental” y sus valores más “confucianos”, que los tiene. Así, el  tratamiento del amor filial o el respeto por los ancianos se convierten aquí más, si cabe, en los temas centrales del argumento de King Lear, además de la relevancia que cobran elementos como el cielo, la tierra, el rey (o el emperador), los padres y los profesores, figuras que representan en la cultura china toda una filosofía universal de la vida.

La versión de King Lear de la CLT, representada en idioma mandarín con subtítulos en español, está dividida en tres actos, por los que van desfilando los principales personajes de la tragedia. Además de al propio Rey Lear, veremos a Wu Hsing-Kuo interpretando a las tres hijas del rey, al bufón, al Conde de Gloucester y a los dos descendientes de este, entre otros. Bajo la peculiar manera de representar de Wu, muchos de ellos nos recordarán a los personajes tipo de la ópera tradicional china, como el anciano, el payaso o la mujer, en muchas ocasiones interpretada ésta, como ocurre aquí, por actores masculinos.

kinglear3

Formado en la  Escuela de Ópera China  Fu-Hsing y en el Departamento de Teatro de la Universidad de Cultura China, Wu es en la actualidad profesor de Arte Dramático en la Universidad Nacional de Taiwán. En 1986, junto con un grupo de actores de la Ópera de Pekín, y siendo conscientes de la decadencia de este tipo de manifestación artística, buscaron fusionar características propias de la ópera china tradicional —como el canto, la actuación, la recitación, la danza  e incluso la lucha y movimientos acrobáticos— con los cánones occidentales, dando lugar así a montajes modernos con una estética muy novedosa, y revitalizando el teatro tradicional chino mediante la adaptación de clásicos occidentales al estilo y las técnicas de la Ópera de Pekín.

Wu cuenta que su fascinación por King Lear surgió viendo la interpretación que del personaje hizo en su día el actor británico Laurence Olivier. Pero sobre todo encontró en el texto toda una serie de referencias personales y culturales que pronto le hicieron identificarse profundamente con el personaje y su tragedia. No duda incluso en reconocer que su personalidad se asemeja en gran medida a la del Rey Lear: terco, caprichoso, dominante y de mal genio. Hago lo que quiero y no me importa la opinión de los demás, se confiesa.

El propio actor destaca en cambio, entre otros muchos valores del personaje, una de sus características más confucianas: el Rey Lear nos recuerda el respeto por los mayores, un sentimiento muy arraigado en la cultura oriental que cobra además un sentido muy especial y personal en el caso de un huérfano, como lo es Wu.

Cuando iba a la escuela, mi profesor era como mi padre.  Cuando vi el final trágico de la obra, me compadecí del personaje, y ello inspiró mi imaginación. Para mí, King Lear simboliza la figura del padre, y refleja las relaciones entre mis maestros y yo.

Además de la pérdida de su padre cuando él tenía solo un año de edad, Wu sufrió también la ruptura de su relación con su antiguo maestro, algo que también le marcó profundamente. Todo ello le sirvió para comprender mejor el conflicto entre padres e hijos, reflejado en la obra de Shakespeare no solo en la figura de Lear, sino también en la del Conde de Gloucester y sus descendientes.

En su adaptación, el actor taiwanés utiliza los dos extremos de una vara para  representar alternativamente los dos papeles de Gloucester y su hijo Edgar.

Como actores de la Ópera de Pekín, parte de nuestro proceso de aprendizaje consistía en perfeccionar el manejo de la vara, que tenía un doble significado: representaba tanto los recuerdos de amor como los de odio.

kinglear1Otro asunto que a Wu le atrajo de King Lear es el de la búsqueda de la propia identidad. “En el acto primero de mi adaptación  —explica sobre el sentimiento de identidad—, cuando el Rey se encuentra solo en mitad de la naturaleza, me quito la peluca, la barba y el traje. Me convierto en mí mismo: Wu Hsin-kuo. Pero sigo todavía la línea del personaje: ¿Quién soy? ¿Alguien me conoce?. El personaje, el actor y el hombre coexisten aquí en el mismo espacio y tiempo.

En definitiva, que si ya el texto de Shakespeare iba dejando a un lado en su desarrollo la aparente simplicidad infantil de su punto de partida e iba introduciéndonos poco a poco en una trama de gran complejidad, Wu le da una vuelta de tuerca más a aquella exploración de la naturaleza humana que constituye en sí King Lear, y pasea sobre el escenario toda suerte de valores confucianos que tampoco deberían sernos ajenos y que bien podrían quedar resumidos en las palabras con las que Edgar, muerto el rey, ponía fin al texto original:


Los más viejos fueron los que más penaron, jamás podrá el joven vivir ni ver tanto.     

 

King Lear

Contemporary Legend Theatre

Teatros del Canal

27 y 28 de mayo, 20:00 horas

https://www.youtube.com/watch?v=7dp20dq0EMw

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Impactante King Lear entre Shakespeare y Confucio

  1. Pingback: El Rey Lear en una gran versión taiwanesa en única función, hoy sábado 28 de mayo | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *