De La Mancha al corazón femenino de América Latina

Por Horacio Otheguy Riveira

 

“Ellas… mis muertitas” es un espectáculo con una actriz-cantante acompañada por un pianista. Se homenajea a tres extraordinarias cantantes, cada una con un estilo incomparable: Mercedes Sola, Violeta Parra y Chavela Vargas. Tres mujeres muy distintas que la manchega Gloria Albalate lleva a su terreno personal, procurando revivir de sus frustraciones y amarguras como si de la muerte de aquellas pudiera surgir un torrente de vitalidad. Y así sucede en la íntima y cálida Sala Off del Teatro Lara: todos enlazados por canciones excepcionales que aún recorren mundo, corazón a corazón.

 

LAS MUERTITAS

 

La función comienza con el tema de Violeta Parra, Gracias a la vida, interpretado a capela por la actriz mientras enciende velas para cada retrato de sus “muertitas”, y también en cajones donde ella misma ha realizado pinturas singulares. El escenario se convierte en un rincón muy personal que va llenando de emociones diversas, siempre con una voz estupenda seguida de cerca por el pianista Rafael Coirini. El arranque no puede ser más dulce:

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio
Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano
Cuando miro al bueno tan lejos del malo

 

DSC08502

 

La función discurre con altibajos que lastiman el conjunto aunque nunca desmerece el talento de la protagonista. Lo mejor: su voz y el repertorio que interpreta. Lo también bueno su propia vida contada con sentido del humor y capacidad de autocrítica. Lo peor, que las “muertitas” se disuelven con muy poco anecdotario. El texto ha preferido desarrollar la vida (entre ficción y realidad) de la actriz que potenciar las biografías de Parra-Sosa-Vargas, de las que apenas se cuenta nada: tres auténticos ídolos en el mundo hispano que merecen más atención, aunque brevemente, sólo con unos pocos pantallazos podríamos saber detalles de la apasionante trayectoria de quienes vivieron con una vehemencia y honestidad excepcionales.

Sí se cuenta que Violeta Parra se pegó un tiro a los 49 años ante la imposibilidad de amar por completo a un chico de 17 (Volver a los 17, también muy bien cantado aquí), pero nada se dice de su familia de cantores y poetas (Nicanor Parra, Premio Cervantes con casi cien años), ni de su propia autoría de poemas o creación de pinturas, esculturas y cerámicas, al tiempo que salió al rescate de la música del folclore profundo de su Chile natal.

Tampoco sabemos nada de las luchas políticas de la comunista Mercedes Sosa, modelo de solidaridad en cuantos pasos dio, fallecida a los 74 años en 2009, después de numerosos viajes internacionales. Mercedes contó que en México preguntó por la tumba de Chavela Vargas, y le respondieron que nadie sabía nada de ella, pero que lo mismo vivía. Y en ese tiempo, después de una muy larga desaparición tras una carrera de éxitos, Chavela estaba “resucitando” de una larga temporada en el “paraíso infernal” del alcohol y la desesperanza. Después se reencontraron, abrazaron y rieron porque la Vargas reapareció con fuerza en España, comienzo de un largo periplo con recitales y libro de memorias incluido hasta que falleció con 93 años, tras una vida de enorme intensidad, sufrimiento y gozos plenos. El título de su libro de memorias, Y si quieres saber de mi pasado, parafrasea una estrofa de un hermoso bolero que Gloria Albalate canta casi al final (Un mundo raro):

 

Y si quieren saber de mi pasado
es preciso decir otra mentira
les diré que llegué de un mundo raro
que no sé del dolor, que triunfé en el amor
y que nunca he llorado.

En definitiva, es esta una representación también “extraña”, fuera de lo común. Le reprocho la escasa dedicación a las homenajeadas, pero he de reconocer que la conmovedora historia personal de la actriz-cantante y lo bien que interpreta canciones extraordinarias de mujeres también excepcionales… hace que al final imaginemos un abrazo a todas ellas y nos vayamos de la sala con buen sabor de boca, bien dispuestos a releer y reescuchar a estas muertitas que, al decir de otra grande hispanoamericana, María Elena Walsh, siempre serán “eternas como el sol”.

MIS MUERTITASEllas… mis muertitas

Autoría: Carlos Silveira y Gloria Albalate

Director: Carlos Silveira

Actriz cantante: Gloria Albalate

Pianista: Rafael Coirini/ Melina Liapi

Producción: La Cantera producciones

Teatro Lara. Sala Off. Lunes de julio, 22,15 horas.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.