La era dorada de la ciencia-ficción televisiva

Categoría: Series,top1,TV | y tagged con | |

Por Claudia Casanova @Lallum35

Dicen libros que hablan de series de televisión, como Teleshakespeare de Jorge Carrión que la era dorada de la televisión duró lo que Los Soprano, Breaking Bad, The Wire y algunas más (en las que no, lo siento, no incluiré a Lost). Otros avisan que ya está terminando. Quizá sí, quizá no. Habrá que ver el próximo proyecto de Simon, The Deuce, y consolarse con Better Call Saul, la veta nórdica (Borgen, Bron/Broen) o los deliciosos regresos al pasado como Stranger Things.

The Expanse

Pero, mientras tanto, ¿alguien sabe cuándo Syfy se convirtió en el refugio de los añorábamos Firefly, crecimos con The Twilight Zone, Batttlestar Galactica, Star Trek (todas menos Deep Space Nine, claro), Amazing Stories y las aventura camp de Hércules, Gabrielle y Xena? ¿Sucedió cuando cambió su grafía de Sci-fi a Syfy? ¿Alguien conoce a la cabeza pensante que programa su parilla? O quizá sea el dinero de la saga Sharknado y su gloriosa primera entrega lo que ha llenado sus arcas y les permite financiar proyectos originales: no lo sé, ni me importa. Para una consumidora omnívora de series como la que suscribe, pasar del desierto de lo real a la abundancia de Syfy ha sido un milagro. Porque quizá llego tarde (dos de ellas van por la segunda temporada ya) pero no son una ni dos, son tres estupendas series de ciencia-ficción, cada una en su estilo y con su presupuesto, las que el canal nos ofrece.

Syfy-Dark-Matter-Cast

Dark Matter: un grupo de mercenarios espaciales se despierta, con la memoria borrada, en una nave. No saben quiénes son, ni por qué lo han olvidado todo, pero deberán cooperar para sobrevivir. Basada en la novela gráfica de Joseph Mallozzi y Paul Mullie, los creadores de Stargate, la línea argumental es sencilla pero efectiva, con guiños sin fin a Firefly y una galería de personajes no arquetípicos, originales y un mundo dominado por las corporaciones. La segunda temporada ha sabido lidiar con el agotamiento (rápido) de la premisa inicial. Muy recomendable.

The Expanse

The Expanse: basada en una serie de novelas de James Corey, está en el segundo lugar simplemente porque solo se ha emitido por el momento la primera temporada. Ambiciosa y con presupuesto, narra la investigación de Miller, policía  del Cinturón de Asteroides, sobre una muchacha desaparecida, Julie Mao. Mientras, la nave Canterbury se ve envuelta en un incidente que pone en peligro el frágil equilibrio político entre la Tierra, Marte y el Cinturón de Asteroides. Conspiraciones entre facciones políticas, intereses personales y la siempre fascinante recreación de un futuro cercano. De ritmo más lento, para lectores de Sanderson y fans de Blade Runner. Hay que darle tiempo, vale la pena.

Killjoys

Killjoys: En un diccionario de la ciencia-ficción televisiva no habría entrada de «guilty pleasures» o placeres culpables, porque todas las series de ese género lo son. Pero imaginemos que sí existe: la entrada llevaría el nombre de esta serie, que es el término que describe a los cazarecompensas de la Reclamation Apprehension Coalition (RAC), cuyo trabajo consiste en capturar a fugitivos de la ley. En un mundo dominado por la Compañía, que comparte el poder con las Nueve Familias y lucha contra una orden religiosa reivindicativa que defiende los derechos de los oprimidos en Westerley, el trío de Dutch y los dos hermanos Jaqobis (y la omnipresente Lucy, ordenador de la nave), ofrece un arco narrativo original además de explotar y muy bien todos los tropos clásicos del género. ¿Es la química entre los actores? ¿Es su presupuesto de caja de cerillas, mejorado en la segunda temporada? ¿Es su ritmo endiablado, que enciende y quema nudos argumentales con una velocidad que haría llorar al rey del chicle, J.J. Abrams? Como dije antes, ni lo sé ni me importa. Dice su creadora, Michelle Lovretta, que se inspiró en la teniente Ripley. Pues que viva Ridley Scott, una vez más. Solamente por Killjoys, le perdono Prometheus. Que ya es decir.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.