“El bon pare” en Barcelona: sexo y padres, los tabús de una comunicación encorsetada

Por Mónica Boixeda Möller

El Teatre Borrás de Barcelona sirve de nuevo en cartelera uno de los platos estrella de la pasada temporada Grec 2016: El bon pare, de David Plana. Una comedia que trata sobre la paternidad, exponiendo algunos de los miedos e inseguridades más comunes de un padre que pretende huir de la educación conservadora que recibió, jugando a ser ‘el papi enrollado’ que toda niña desearía tener.

 

teatre-barcelona-el-bon-pare-lluis-soler-2-720x480

 

El bon pare trae a escena temas como la (falta de) comunicación familiar, los tabús, las expectativas y, en último término, las relaciones político-sociales que trasponen sus dinámicas a la vida personal de sus protagonistas.

Lluís Soler encarna a Roger, padre de familia y alcalde de una pequeña ciudad de provincias, que de pronto ve cuestionado su rol, descolocado por la actitud de su única hija (Georgina Latre), una adolescente prototipo víctima de un agudo complejo de Edipo, que decide grabar y colgar un vídeo porno en la red. El sexo y toda la censura que lo rodea, se erigen una vez más como motores de una acción que apenas sobrepasa el índice de decibelios permitido. Ada, la niña sobreprotegida de clase acomodada, y Pol (Jaume Madaula), el novio simple y pueril, provocan al típico padre poderoso, autosuficiente y solitario mientras la ex mujer de éste (Teresa Vallicrosa) se pasea frívolamente por las vidas de todos, ayudando a remontar el tono humorístico cuando el panorama peca de demasiado existencialista.

Una propuesta que se tambalea entre lo arquetípico y una visible intención de posmodernidad que no acaba de culminar del todo. Personajes estereotipados que cumplen a rajatabla con el horizonte de expectativas de un público que desde el minuto uno se pregunta si finalmente podrá ver algo de porno sobre el escenario.

teatre-barcelona-el-bon-pare-lluis-soler-4-720x480

A partir del desarrollo del argumento, se puede intuir cierta voluntad del autor por combinar lo políticamente correcto con la transgresión de los valores más tradicionales de nuestra cultura y enfrentarlos, tal vez en un intento de llamar a la reflexión y replanteamiento de los mismos. Una llamada, en cualquier caso, poco exhortativa, carente de originalidad y ligeramente anticuada.

No sabemos si David Plana quiere que nos replanteemos nuestro papel como padres o como hijos, o si, tal vez, espera que cuestionemos dónde están los límites de la moralidad y la ética, pero lo que está claro es que El bon pare (“El buen padre”), no es un título elegido al azar y puede que sea ahí donde se condense el verdadero mensaje de la obra.

 

elbonpareAutor: David Plana

Director: David Plana

Intérpretes: Lluís Soler, Teresa Vallicrosa, Georgina Latre, Jaume Madaula

Escenografía: Sebastià Brossa

Vestuario: Montse Alacuart

Iluminación: David Bofarull

Producción: Estel Solé y Carles Roca

Producción ejecutiva: Grec 2016 Festival de Barcelona
Vania Produccions S.L. BitòProduccions

Teatre Borrás. Hasta el 9 de octubre de 2016.

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “El bon pare” en Barcelona: sexo y padres, los tabús de una comunicación encorsetada

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.