“El Gusto Es Nuestro” vuelve 20 años después

Por Andoni Marcos

 

Este sábado 1 de octubre a las 21 horas en el Bizkaia Arena del Bilbao Exhibition Centre, los cuatro grandes de la canción regresan para despedirse. Hace 20 años Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos y Víctor Manuel salieron a la carretera y completaron una gira mítica bajo el título “El Gusto Es Nuestro”. Más de 500.000 personas asistieron a los 33 conciertos que ofrecieron por todo el país. De Gijón a Cádiz, de Cáceres a Barcelona, de Palma de Mallorca a Las Palmas o Tenerife, de Pamplona a Madrid, de Málaga a Tarragona… llenaron todos y cada uno de los recintos a los que acudieron.

el-gusto-es-nuestro-vuelve-20-anos-despues-4

Para los artistas un recuerdo inolvidable; para los que lo presenciaron, algo irrepetible; para los más jóvenes: imágenes sueltas en la red, un DVD que aguanta el paso del tiempo y comentarios eufóricos de aquellos espectadores que tuvieron el privilegio de asistir.

Con entusiasmo, los cuatro —aunque Miguel se bajó del Blues del autobús de las giras— han seguido trabajando como si no hubiera mañana. Han editado discos, colaborado en otros proyectos y regado conciertos por España y Latinoamérica. Han escrito y grabado cientos de canciones en estos años y por encima de todo: han seguido conservando el favor del público.

No es fácil mantener el difícil equilibrio entre los espectadores que treinta o cuarenta años atrás escucharon sus primeros éxitos y las nuevas generaciones, que por curiosidad o porque les han escuchado en casa de sus padres, han seguido la huella y descubren que las canciones —salvadas distancias generacionales— hablan siempre de cosas comunes: el amor, la solidaridad, los sueños…

Los cuatro artistas han decidido que valía la pena probarse de nuevo, determinar hasta donde llegaba el desgaste de los materiales y comprobar cómo habían crecido sus canciones en estos veinte años.

Gracias al espectáculo El gusto es nuestro. 20 años, este sábado 1 de octubre a las 21 horas, miles de espectadores podrán disfrutar un concierto que pasará a los anales de la historia. Las entradas, que tienen un precio que oscila entre los 40 y 100 euros, se pueden adquirir a través de Taquilla Mediaset, TicketMaster, El Corte Inglés, Kutxabank y Marca entradas.

Ana Belén

María del Pilar Cuesta Acosta, así es el verdadero nombre de Ana Belén, nació en Madrid en el año 1950. Se dio a conocer en un concurso radiofónico de cantantes infantiles, cuando la moda de los “niños cantores” del cine español tocaba a su fin. Tras su debut como protagonista en la pantalla a los 14 años, en Zampo y yo, no se conformó con ser un descubrimiento infantil más y se apresuró a diseñar su carrera de adulta.

Sin abandonar la canción, estudió arte dramático e inició una serie de excelentes interpretaciones teatrales con obras de autores clásicos y contemporáneos. Lo mismo cabe decir de su calidad profesional en televisión, la música (actividad que reforzó a partir de su matrimonio con el cantante Víctor Manuel en 1970) y el cine, con tres décadas de trayectoria y varios trabajos de gran calidad, como los que rodó con Manuel Gutiérrez Aragón (Demonios en el jardín, 1982), Mario Camus (La colmena, 1982; La casa de Bernarda Alba, 1987), José Luis García Sánchez (Divinas palabras, 1987; El vuelo de la paloma, 1989) y Vicente Aranda (La pasión turca, 1994).

Artista polifacética, ha sabido imponer y mantener con inteligencia el personaje que representa, a la vez popular y prestigioso. En los años 90 multiplicó sus facetas profesionales con la creación de una productora propia (Ion Films), la dirección cinematográfica, Cómo ser mujer y no morir en el intento (1991), y en teatro la comedia musical, Mi bella Elena, donde a su vez fue protagonista (1995).

Como cantante sus grabaciones más representativas son Para la ternura siempre hay tiempo (1986) y Como una novia (1991). En 1998 colaboró en el doble álbum Lorquiana. Otras películas en que participó como actriz fueron La corte del Faraón (1985), Sé infiel y no mires con quién (1985), Libertarias (1995), El amor perjudica seriamente la salud (1996), Mírame (1997) y Antigua vida mía (2001), entre muchas otras.

el-gusto-es-nuestro-vuelve-20-anos-despues-3

Víctor Manuel

Víctor Manuel San José Sánchez nació en Mieres en 1947. El cantautor y productor asturiano es una de las figuras más emblemáticas de la canción protesta durante el final del franquismo y la transición. Empezó su carrera profesional a mediados de los sesenta, con composiciones de aire costumbrista, muy ligadas a la temática de su tierra asturiana. Pero pronto el contenido testimonial e ideológico de muchas de sus letras chocaría reiteradamente con la censura; así ocurrió en 1968, durante el Festival del Atlántico celebrado en Tenerife, tras interpretar la canción antimilitarista El cobarde.

En el desaparecido sello discográfico Belter realizó sus primeras grabaciones: El enemigoLa romeríaEl abuelo VíctorPaixarinos o El portalín de piedra (tema con el que ganó el Festival de Villancicos Nuevos, de Pamplona). Tras su marcha a la casa discográfica Philips empezó a manifestarse su interés por el cine; en 1971 intervino como actor en el filme Morbo, de Gonzalo Suárez. Ese mismo año contrajo matrimonio en Gibraltar con la también cantante y actriz Ana Belén, compañera de reparto en la mencionada película. Para entonces el éxito ya le había sonreído con la edición de Quiero abrazarte tanto, una de sus mejores canciones.

De nuevo tuvo problemas con el régimen franquista cuando se presentó en México una obra teatral producida por Víctor Manuel por la que fue acusado de ultraje a la bandera. En 1975 se unió a la huelga de actores (en apoyo de los cuales compuso el tema Cómicos) y, aunque con posterioridad se desvinculara del Partido Comunista, su militancia le llevó a participar y actuar en infinidad de mítines y actos políticos y a grabar el álbum Canto para todos.

Tras un período de silencio discográfico (motivado por el malestar de su productora ante el acusado descenso de ventas), en 1978 fichó por CBS y sorprendió con un magnífico álbum, Soy un corazón tendido al sol, en el que actualizó contenidos y arreglos. A este trabajo le siguieron otros como Ay amor (1980) o Luna (1980), que mantuvieron (no sin altibajos) su prestigio. En 1986, el tema La Puerta de Alcalá (del repertorio del grupo Suburbano, y que Víctor Manuel interpretaba a dúo con Ana Belén), contenido en el doble Para la ternura siempre hay tiempo, se convirtió en el mayor éxito de su carrera.

Finalizada su relación con CBS, alternó su dedicación a la música con su faceta de productor cinematográfico. En 1990 produjo Yo soy esa, con Isabel Pantoja como protagonista. Continuó editando en BMG-Ariola álbumes como ¿Qué te puedo dar? (1988), Adónde van los besos (1993) o el doble superventas en directo Mucho más que dos (1994), junto a Ana Belén. En 1995 grabó con Pablo Milanés Blanco y Negro, álbum al que siguió una gira promocional que quedó interrumpida por los problemas de salud del cantautor cubano. En 1996 realizó una gira por España con el espectáculo El gusto es nuestro, acompañado por Joan Manuel Serrat y Ana Belén.

Preocupado también por el apoyo a nuevos valores, se debe a Víctor Manuel el descubrimiento de talentos como el del canario Pedro Guerra, autor de temas como Contamíname y El marido de la peluquera. En febrero de 2004 publicó El perro del garaje, álbum que incluye el tema “El club de las mujeres muertas”, un alegato contra la violencia doméstica. En junio de ese mismo año, y por iniciativa suya, vio la luz el álbum Neruda en el corazón, un disco homenaje al poeta chileno en el que, además de Víctor Manuel y su esposa Ana Belén, participaron otros artistas como Miguel Ríos, Estrella Morente, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Miguel Bosé, Pablo Milanés o Pedro Guerra. En febrero de 2006 presentó un disco recopilatorio junto a Ana Belén titulado Una canción me trajo aquí, donde se recogen las canciones más conocidas de la veterana pareja.

Joan Manuel Serrat

 Nació en Barcelona en el año 1943. Es hijo de una familia obrera que vivía en el barrio barcelonés del Poble Sec (a lo que alude su apodo El noi del Poble Sec). Se graduó como perito agrónomo, profesión que nunca llegaría a ejercer. Su primera presentación en público como cantautor tuvo lugar en 1965, en Radio Barcelona; ese mismo año entró a formar parte del grupo Els Setze Jutges. Dos años después editaría su primer álbum, con el sello Edigsa.

Serrat fue uno de los iniciadores de la Nova Cançó catalana, generación de cantautores contestatarios que reivindicaron el uso del catalán durante la dictadura franquista y que componían sus letras al modo poético e intimista de sus inspiradores de la chanson francesa. Pero Joan Manuel, hijo de padre catalán y madre aragonesa, pronto empezó a cantar también en castellano, y eso lo hizo candidato a representar a España en el festival de Eurovisión de 1968. Serrat decidió finalmente no participar si no podía hacerlo en catalán, y la canción preparada para él, La, la, la, acabó siendo interpretada por Massiel, que ganó el festival. Por aquella renuncia estuvo vetado en la televisión y en las emisoras de radio estatales durante casi diez años.

Pese a todo, la calidad de sus composiciones (que en adelante alternarían con toda naturalidad el catalán y el castellano) se impuso a las presiones políticas, consiguiendo convertir infinidad de temas en emblemáticos de toda una generación. Esta etapa musical es, sin duda, la más fértil de un Joan Manuel que sabe retratar a la perfección paisajes y sentimiento, hasta el punto de que álbumes como Mediterráneo (editado en abril de 1971) le llevaron a estar presente en media Europa y en toda Sudamérica. La censura volvió a dejar fuera el tema Edurne (cuya letra cuenta una historia referida a la represión franquista en Euskadi) y en 1975 hubo de autoexiliarse en México a raíz de unas manifestaciones contra el régimen franquista.

Regresó tras la muerte de Franco y, en plena transición política, Serrat adquirió un tono más intimista y nostálgico (En tránsito, 1981), conservando intacto su prestigio y, desde luego, el reconocimiento internacional en álbumes como Sinceramentteu (1987), en el que colaboraron figuras de la música brasileña. Ello no le impidió comprometerse activamente con las campañas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Nunca ajeno al clima social, editó en 1992 el LP Utopía, en el que, de un modo maduro, lejos del tono panfletario de los cantautores de finales de los sesenta, volvió a la carga contra los tópicos utilizados por los poderes políticos y económicos, temática que ya había abordado en El Sur también existe (1985).

Utilizando adecuadas dosis de ironía y sensibilidad en todas sus composiciones, Joan Manuel Serrat fue desde sus inicios el mejor fotógrafo de la realidad española. Ayudó además a rescatar del olvido a poetas como Antonio Machado, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Salvat Papasseit o Mario Benedetti. Su capacidad creadora y su talento han servido de referencia a músicos e intérpretes no sólo de su generación sino también de las siguientes, como lo prueba la edición, a finales de 1995, de un álbum homenaje en el que artistas más jóvenes pero igualmente consagrados realizaron versiones de sus temas más conocidos.

Después de cuatro años sin grabar, en 1998 publicó el álbum Sombras de la China, que reunía once temas inéditos. En 2000 editó Cansiones, un trabajo que firmó con el nombre de Tarrés (su apellido leído de derecha a izquierda) y en el que ofrecía un repaso del cancionero clásico hispanoamericano que, según el propio autor, le ha acompañado durante su dilatada carrera. Dos años más tarde, lanzó al mercado Versos en la boca, nuevo disco con once temas inéditos, y en 2003 presentó Serrat sinfónico, trabajo para el que reunió dieciséis temas de su repertorio grabados con la Orquesta Sinfónica de Barcelona.

En marzo de 2004 fue condecorado con la Orden de Mayo en el grado de comendador, una de las más altas condecoraciones que otorga el Gobierno argentino, por su compromiso con la democracia y la lucha por los derechos humanos. Este reconocimiento se vio además acompañado de innumerables muestras de cariño de sus seguidores ante la noticia de que el cantante padecía un cáncer de vejiga, del que tuvo que ser operado en noviembre de ese mismo año. Felizmente recuperado, en abril de 2006 presentó un nuevo trabajo en catalán, , un canto a la isla de Menorca y, en especial, a su capital, Mahón.

Como si se tratase del ocaso de su carrera, cuando en realidad continúa desplegando una envidiable creatividad, a Joan Manuel Serrat le llueven los premios en reconocimiento a su larga trayectoria como cantautor. Entre los más recientes se cuentan la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo, concedida por el gobierno español en 2006, con la que se le reconocía, además de su labor profesional, el ser “un referente moral”; el título de doctor honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid por su contribución a la lengua española en general y a la catalana en particular, también en 2006; la Medalla de Honor del Parlamento de Cataluña y el nombramiento como caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, ambos en 2007. Entre premio y premio, el más estimado de los cantautores españoles realizaba en 2006 y 2007 dos exitosas giras por todo el mundo: Serrat 100×100, en compañía de Ricard Miralles, y Dos pájaros de un tiro, a dúo con Joaquín Sabina.

el-gusto-es-nuestro-vuelve-20-anos-despues-2

Miguel Ríos

Nació en Granada en 1944. Inició su carrera como cantante de grupos pop (Los Relámpagos, Los Canarios) y alcanzó su primer gran éxito con la adaptación del Himno a la alegría de Beethoven (1969). De su extensa discografía, que le ha convertido en uno de los músicos más populares del rock español, cabe mencionar Los viejos rockeros nunca mueren (1979), Rock de una noche de verano (1983), Rock en el ruedo (1985), El año del cometa (1986) y Directo al corazón (1991). En 1996 participó, junto a Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat en la gira El gusto es nuestro, que recorrió con gran éxito la geografía española y de la que se grabó un disco. En 1997, al celebrarse su 35 aniversario en los escenarios, presentó Como si fuera la primera vez.

Después de trabajar en la sección de música de unos almacenes en su ciudad natal, Miguel Ríos inició su carrera musical a principios de los 60, grabando sus primeros discos bajo el nombre artístico de Mike Ríos. De 1962 es El rey del twist, su primer tema en solitario, pese a que eran habituales sus actuaciones con grupos como la orquesta de Filippo Carletti y bandas como Los Sonors, Los Canarios y Los Relámpagos. De esos años, en que grabó ya numerosos temas, destaca la popularidad de la canción Oh, mi Señor (1964).

En 1968, ya con su verdadero nombre, alcanzó el éxito con canciones como El ríoVuelvo a Granada o No sabes cómo sufrí. Su versión del Himno a la alegría de Ludwig van Beethoven (creación musical de Waldo de los Ríos), incluida en el álbum Despierta (1970), se convirtió en un éxito internacional que le permitió entrar en contacto con las vanguardias musicales de la época. Una serie de tres conciertos celebrados en 1972 y desplegados con gran aparato audiovisual darían lugar al álbum De rock y amor, mientras que trabajos como La huerta atómica (1976) pusieron de manifiesto su interés por la ecología, tema que desarrollaría ampliamente.

Tras cierto estancamiento durante la década de 1970, su estrella refulgió de nuevo en 1979, gracias a la publicación del álbum Los viejos rockeros nunca mueren, que incluía la emblemática canción Santa Lucía. Con Extraños en el escaparate (1981) y el doble disco en directo Rock and Ríos (1982) consiguió reunir a más de cien mil personas durante algunos de los conciertos de su espectacular gira El rock de una noche de verano. En 1986 grabó el disco El año del cometa en estudios de Londres y Nueva York.

En 1991 publicó Directo al corazón y recibió la Medalla de oro de Bellas Artes. En 1996 volvió a ser número uno de las listas de ventas con la canción No voy en tren, incluida en el álbum Como si fuera la primera. Ese mismo año compartió escenario con sus amigos Víctor Manuel, Ana Belén y Joan Manuel Serrat en la gira bautizada como El gusto es nuestro. Al año siguiente se embarcó en una gira con una big band de estilo americano, dejando constancia de la experiencia con la publicación del último concierto, celebrado en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, en su propio sello discográfico.

A lo largo de su carrera ha participado en numerosos programas de televisión, de los que destaca Qué noche la de aquel año. En 2001, cuatro décadas después de su primera grabación de estudio, publicó Miguel Ríos y las estrellas del rock latino, con la colaboración de Rosendo, Manolo García y Joaquín Sabina, entre otros. Y en 2004, al cumplir sesenta años, editó 60 mp3, un homenaje al blues en el que tomaron parte el guitarrista Raimundo Amador y el poeta Luis García Montero. Considerado uno de los introductores del rock en España, el ya casi legendario Miguel Ríos permanecía en activo y en plena forma con la llegada del nuevo siglo, sin intenciones de finalizar su dilatada carrera.

Tour El mundo es nuestro. 20 años:

01/10/16 Bilbao Exhibition Centre

13/10/16 Barcelona, Palau Sant Jordi

15/10/16 Zaragoza Pabellón Príncipe Felipe

27/10/16 Madrid Barclaycard Center

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “El Gusto Es Nuestro” vuelve 20 años después

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.