15 curiosidades para enamorarse (aún más) de ‘La La Land’

Categoría: Cine,Miscelánea,top2 | y tagged con | | |

 

Por Diana Hinojosa.

A día de hoy pocos hay que duden de que La La Land es la película del año. Independientemente de que consiga hacerse el 26 de febrero con los 14 Oscar a los que opta, ya habrá hecho historia, puesto que tan sólo Titanic y Eva al desnudo la igualan en nominaciones; y no sólo eso, sino que Sebastian y Mia han conseguido cautivar a los espectadores de una forma que hace indudable el hecho de que su historia está llamada a ser un clásico instantáneo del musical moderno. No en vano, todos los que ya han caído en sus redes coinciden en lo complicado que es zafarse de su embrujo una vez abandonada la sala de cine, algo casi tan imposible como sacarse el soniquete de City of Stars de la cabeza. Si tú también eres uno de los que se quedaron con ganas de más, esta lista está pensada para ti:

  1. El título de la película hace referencia a la propia ciudad de Los Ángeles, que es popularmente conocida por el diminutivo de L.A. Se buscaba trazar con su sonoridad un paralelismo musical que fuera en consonancia con la esencia del género al que pertenece el film. Por si fuera poco según el prestigioso diccionario de la editorial Merriam-Webster, “La la land” es también una forma de referirse a un estado mental cercano a la ensoñación y alejado de la realidad.
  1. El guión de la historia fue escrito por Damien Chazelle mientras éste y el compositor Justin Hurwitz estudiaban en su último año de Harvard, allá por 2010. Siendo por aquel entonces unos completos desconocidos para la industria y tratándose de un film de un género considerado en sus horas bajas como el musical, ningún estudio quiso apostar por ellos. Sólo los productores de Focus se interesaron por el proyecto, al que querían proporcionar un millón de dólares como presupuesto y para lo que exigían cambios cruciales en la trama, como que Sebastian fuera un guitarrista de rock en vez de un pianista de jazz o un final diferente y más tradicional. Tras no llegar a buen puerto esta propuesta, no sería hasta el éxito de su ópera prima Whiplash, que consiguieron la financiación necesaria para el proyecto.
  1. En principio el escenario elegido para el romance de Sebastian y Mia no era Los Ángeles, sino Boston, lo que cambió cuando el propio director se mudó a Los Ángeles y decidió que la ciudad sería la localización para reforzar la idea de la lucha por perseguir un sueño.
  1. Justin Hurwitz realizó 1.900 demos de piano durante el largo proceso de composición, durante el cual Damien Chazelle las aprobaba o descartaba en función del efecto emocional que sobre él causara la pieza al escucharla. El proceso de grabación del resultado final fue ejecutado, por expreso deseo de los creadores, en el estudio donde se realizaron las grabaciones para algunos de los musicales más míticos de la historia del cine como Cantando bajo la lluvia y El mago de Oz. Eso sí, una de las piezas escogidas para la primera cita de Mia y Sebastian ya la habíamos escuchado antes, concretamente durante la también cita de los protagonistas de Whiplash. Se trata de “When I Wake”, de un estilo que recuerda al jazz de los años 30 y compuesta ex profeso para la película responsable de catapultar a la fama a Chazelle.
  1. Según ha declarado la diseñadora de vestuario Mary Zophres, los diseños que luce Mia estaban inspirados en estrellas del cine clásico como Julie Christie, Ingrid Bergman, Grace Kelly o Katharine Hepburn, buscándose en todo momento que fueran de un marcado estilo atemporal. Sin embargo el famoso vestido amarillo que aparece en los carteles promocionales de la película y en la que ha resultado ser una de las escenas más memorables del film, estaba pensado para ser usado exclusivamente durante los ensayos, pero Emma Stone quedó tan encantada con él que pidió expresamente poder llevarlo durante el rodaje. Por otro lado, el guardarropa de Sebastian era mucho más limitado, ya que sólo contaba con 5 camisas, 2 abrigos y 2 pantalones. Otro guiño interesante al respecto es que si afinamos el oído, al inicio podemos escuchar en la radio del automóvil la noticia sobre una persona que ganó un Oscar por Shakespeare in Love, siendo esta una referencia a la propia Mary Zophres, ganadora de 3 Oscars al mejor diseño de vestuario por la susodicha Shakespeare in Love, El aviador y La reina Victoria respectivamente.
  1. Mucho se ha escrito sobre las notables influencias de los musicales clásicos en La La Land, cosa que el propio director ha reconocido, añadiendo que él mismo se encargaba de organizar ciclos de estas películas para el equipo durante el rodaje de la cinta. No en vano. Ryan Gosling ha confesado que como manera de inspirarse para preparar el personaje de Sebastian, durante el proceso de grabación visionaba diariamente Cantando bajo la lluvia.
  1. Ryan Gosling ha afirmado que era un sueño personal para él poder realizar un musical estilo años 40/50, mientras que Emma Stone se ha declarado en numerosas ocasiones fan del género desde que a los 8 años de edad su madre la llevara a ver Los miserables. Sin embargo, ninguno de los dos fue las primera opción para interpretar a Sebastian y Mia, papeles que el director ofreció en primer lugar al que fuera protagonista de Whiplash, Miles Teller y a Emma Watson. El primero acabaría por rechazar el papel por no llegar a un acuerdo económico y la segunda, por su incompatibilidad de agenda debido al rodaje de La bella y la bestia. Esto convierte a La La Land en la tercera película en la que actúan juntos Ryan Gosling y Emma Stone tras Crazy, Stupid, Love y Gangster Squad.
  1. Emma Stone fue seleccionada para el papel después de que el director acudiera a ver en Broadway la representación de Cabaret en la que ella interpretaba a la icónica Sally Bowles y en la que fue unánimente aclamada por crítica y público.
  1. Los actores asistieron a clases de danza intensivas durante tres meses para ser capaces de bailar claqué y bailes de salón. Además, Ryan Gosling, que no sabía tocar el piano, ensayó incansablemente durante cuatro horas diarias durante los dos meses y medio previos al rodaje, haciendo innecesario recurrir a un doble de manos para los planos cortos, como era el plan inicial. Por lo tanto durante toda la película las manos que aparecen tocando el piano son siempre las de Ryan.
  1. Damien Chazelle quiso desde el inicio grabar los bailes y las escenas al piano con el menor número de cortes posibles y a poder ser, en plano secuencia. Esto hizo de la escena del baile al atardecer de la canción “A Lovely Night” una de las más complicadas, teniendo que ser rodada sin cortes, en tan solo media hora y en cinco tomas consecutivas, ya que debían reunir todo el material necesario antes de que anocheciera. Estas prisas durante el rodaje se debían también al tiempo récord en el que se grabó la producción. Sólo 8 semanas durante el verano de 2015 bastaron para dar vida a La La Land.
  1. La escena donde Sebastian y Mia danzan con un cielo estrellado como fondo, fue inspirada por la negativa del Observatorio Griffith al rodar en el planetario que se encuentra en su interior, lo cual hizo que éste tuviera que ser recreado en el set y exigió una dosis extra de creatividad para que el resultado final fuera visualmente atractivo.
  1. La imagen de un faro aparece de forma recurrente entre la decoración, y sirve para nombrar el club de jazz al que Sebastian lleva a Mia para que conozca más sobre el género musical que le apasiona, The Lighthouse Cafe. El simbolismo de esta imagen es usado como metáfora para hablar del momento vital en el que se encuentran ambos personajes, perdidos en la búsqueda de sus sueños pero, sin embargo, habiéndose encontrado el uno al otro.
  1. La lapidaria frase de Sebastian sobre Los Ángeles: “Así es L.A., lo apoyan todo pero no le dan valor a nada”, es una frase que la esposa de Ryan Gosling, la tambien actriz Eva Mendes, le dijo a éste durante una conversación personal, pero al actor le gustó tanto que insistió en hacerla parte del guión de su personaje. No es el único guiño autobiográfico que el actor consiguió incluir en la película, ya que algunas de las incómodas interrupciones que sufre el personaje de Mia durante sus interminables procesos de casting están basadas en las propias experiencias de Gosling.
  1. La escena de la espectacular coreografía inicial fue rodada en un día de intenso calor, lo que dificultó aún más la grabación, ya de por sí compleja por el nivel de coordinación que exigía por parte de todos los miembros del equipo. Por si fuera poco, por razones de presupuesto, los ensayos previos tuvieron lugar sobre los mismos vehículos que se observan en el metraje final, con lo cual si nos fijamos detenidamente podemos comprobar cómo algunos de ellos tienen marcas de abolladuras en el capó, que no son otra cosa que las marcas provocadas por los movimientos de los bailarines.
  1. Muchas de las escenas musicales no tienen la voz doblada en edición, sino que lo que escuchamos es la voz de los actores cantando tal como lo hicieron en el set. Entre ellas se encuentra la emotiva escena del casting final de Mia en la que tanto la orquestación al piano como la voz de Emma Stone fueron grabadas simultáneamente durante el rodaje de la secuencia. Esto fue debido a que al tratarse de un momento de una fuerte carga emocional, el director quería que la actriz tuviera total libertad de interpretación con su voz, con lo cual mientras Emma cantaba, en su oreja había un pinganillo que la conectaba con el sonido del piano de Justin Hurwitz, que se encontraba tocando en otra sala, adaptando a tiempo real el tempo de la música a la forma de cantar de la intérprete. Fue tal la libertad que se le dio a Stone durante esta escena que la propia actriz decidió en qué momento dejaba de hablar y comenzaba a cantar.
Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a 15 curiosidades para enamorarse (aún más) de ‘La La Land’

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *