Todos los Quevedos en un libro

Categoría: Más cultura | y tagged con | | |

Fina García Marruz, una de las mayores poetas de habla hispana, comparte con el lector su interpretación del universo creativo de uno de los grandes escritores del Siglo de Oro. En abril el sello madrileño Huso Editorial celebra su primer año con este ensayo intenso y ameno como el protagonista que lo inspira.

Cuando Fina García Marruz leyó a Quevedo por primera vez era una adolescente; cuenta la autora que para entonces “cayó fulminada” con la fuerza de ese rayo creativo. Tiempo más tarde, vuelve a su obra gracias a que la Revista de la Universidad le pide un trabajo con motivo del cuatricentenario del poeta. “Me fui así internando en pasajes ya olvidados, o apenas recorridos, y comprobé que Quevedo, como todo clásico verdadero, soporta y aún exige tres lecturas: la del niño o joven, la madura, y la del anciano, como requiere tres perspectivas la vista de una montaña”, recuerda García Marruz.

Josefina García-Marruz Badía, conocida artísticamente como Fina García Marruz (La Habana, 28 de abril de 1923), es una poetisa e investigadora literaria cubana, que ha recibido numerosas distinciones entre las que destacan los premios  Nacional de Literatura 1990, iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2007, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2011 y el Federico García Lorca en 2012. Mayda Bustamante, directora de Huso Editorial, ha logrado que por primera vez se publique en España un ensayo de García Marruz. Quevedo es un libro que invita a los lectores a compartir la complicidad por el gusto de la obra del inmortal poeta.

Si bien la García Marruz decidió que el libro solo se titulara Quevedo, en las páginas del ensayo, como en la vida y obra del homenajeado, habitan muchos Quevedos. La autora asegura que este libro bien pudiera llamarse “Relectura de Quevedo”. Y es que, si aquella adolescente quedó “fulminada” con el descubrimiento de los sonetos y de la propia naturaleza creadora del autor, la mujer que años más tarde lo abordó llegó a la conclusión de que estaba ante un escritor que nacía en cada lectura. Al respecto García Marruz relata su experiencia frente al estudio que hoy tenemos convertido en libro:  “Y leyendo, y anotando, fueron creciendo en desmesura estas páginas, y se nos pasó el tiempo en que debía ser entregado el trabajo, para que entrase en el límite fijado por el año de su centenario. Pero traspasar un límite no parece la peor manera de rendir homenaje a este apasionado que los transgredió todos. Mantuve así el título original Quevedo en su centenario para dejar constancia de esta versión distinta que cada centuria entrega de un poeta, como prueba mayor del fuego que así las resiste. Pasado ya demasiado tiempo de estas eventualidades, no me ha quedado sino llamarlo sencillamente Quevedo, a sabiendas de que no puede pretender abarcar al que, por ventura, permanecerá siempre inabarcable”.

Fina García Marruz resume su tributo a Quevedo con una frase luminosa: “Francisco de Quevedo y Villegas, yo, aprendiz de poeta menor, me inclino ante la sal de tu eternidad.”

Fina García Marruz formó parte del histórico grupo “Orígenes”, que integró a los más importantes creadores cubanos, como fue el caso del poeta José Lezama Lima. A partir de 1944 “Orígenes” le da forma en grupo y revista al pensamiento de diversos intelectuales que para la época mantenían amistad y objetivos artísticos transformadores. Para buena parte de la crítica se trata del grupo más importante del siglo XX cubano.

Fina García Marruz

Josefina Consuelo García-Marruz Badía nació el 28 de abril de 1923 en La Habana, hija del médico Sergio García Marruz y de Josefina Badía, pianista. Tuvo tres hermanos: Felipe Dulzaides, y Sergio y Bella Esther García-Marruz. “La música quizá fue en nosotros la primera poesía. Mi madre y mis hermanos, mi casa toda era musical”, recordaría Fina años más tarde. En 1940 regresa a la Universidad de La Habana, donde inicia una amistad profunda con algunos de los futuros miembros del grupo Orígenes. Fina y su hermana Bella se casarán con los poetas Cintio Vitier y Eliseo Diego. En 1962 Fina y Cintio fundaron la Sala Martí de la Biblioteca Nacional, y más tarde pasaron a trabajar en el Centro de Estudios Martianos. Fina García Marruz es una de las mayores poetas de nuestro idioma. Sus versos están recogidos en tres libros: Las miradas perdidas, Visitaciones, y Habana del centro. Su obra ensayística incluye, entre muchos otros trabajos, publicados e inéditos, Temas martianos, Hablar de la poesía, Quevedo, y La familia de Orígenes. La Orden Félix Varela (1995) que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, el Premio de Poesía Iberoamericana Pablo Neruda (2007), el XX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2011), y el Premio Federico García Lorca (2012) son algunas de las distinciones que le han sido impuestas.

En 2015, publica con Ediciones Bagua, en España, Sitio, Antología realizada por la autora que incluye diez poemas inéditos.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *