Toni Cantó es Aquiles en una versión dirigida por José Pascual

Por Horacio Otheguy Riveira

Una versión libre escrita por el periodista español Roberto Rivera, hace de Aquiles, el Invencible, “Aquiles, el hombre”, humanización a los ojos de hoy del héroe absoluto de la guerra de Troya según la mitología griega, y uno de los grandes protagonistas de la Ilíada, de Homero.

Con esta representación se clausura la II Edición del Festival de Mérida en Madrid. El pasado con rasgos contemporáneos y atemporales para retratar el vigoroso encanto del arte de la guerra, y su pavorosa capacidad de generar crueldad sin límites. Y en medio, hombres singulares en lucha sin cuartel: el propio Aquiles, un héroe poderoso capaz de enfrentarse con éxito nada menos que a un rey siniestro como Agamenón, y de vengar a Patroclo, su gran amigo de infancia, destruyendo a un adversario sin escrúpulos como Héctor. Aventuras mitológicas en el teatro español con la vigorosa apuesta de un gran equipo de profesionales.

Diez actores en total dan vida a unos episodios extraídos de la Ilíada dramatizados por Roberto Rivera. Acompañan a Toni Cantó sobre el escenario, Ruth Díaz en el papel de Briseida, la viuda troyana raptada por Aquiles; Pepe Ocio como Néstor, Philip Rogers en los papeles de Calcas y Príamo; David Tortosa como Ulises, Rubén Sanz como Ayax y Héctor, Óscar Hernández como Diomedes; Miguel Hermoso como Agamenón y El desconocido; Lourdes Verger como la sacerdotisa y Octavi Pujades como Patroclo. Todos bajo la dirección de José Pascual, el brillante director de obras intimistas volcado esta vez en una vertiginosa aventura con mucha acción. Recordemos sus grandes trabajos con textos de David Mamet: Oleanna, Noviembre, La anarquista.

La larga trayectoria de Toni Cantó en cine, televisión y teatro, donde abarcó el drama y la comedia en un proceso evolutivo de notable calidad (Llueve sobre Barcelona, El pez gordo…), encuentra en Aquiles, el hombre, una buena ocasión de sumergirse en un gran personaje políticamente muy distinto a su propio perfil como político activo en la vida parlamentaria nacional. Se puede estar en desacuerdo con el hombre abanderado en una tendencia, y disfrutar de su capacidad de convertirse en un muy buen actor, transformándose en seres diversos y emocionarnos. Como este de ahora que forma parte no sólo de la historia mitológica, sino del imaginario de millones de personas: “Aquiles es un visionario, un antisistema, un creador, que por primera vez se plantea no solo que las cosas pueden ser de otra manera, sino que pueden ser mucho mejor”.

El Teatro Bellas Artes de Madrid se convertirá desde el miércoles en la costa de Troya, un inmenso desierto de arena. La escenografía creada por Curt Allen Wilmer (Hamlet, Muñeca de porcelana) transformará con varias toneladas de polvo de cuarzo blanco el tradicional escenario del teatro madrileño en una playa ante las murallas de Troya donde los barcos griegos permanecen varados desde hace nueve años.

Son ya nueve años los que el ejército aqueo lleva asaltando sin éxito las murallas de Troya. Nueve años desde que una alianza de los pueblos griegos se pusiera en marcha para vengar la afrenta del rapto de Helena, esposa de Menelao, a la que el troyano Paris custodia tras los muros de Ilión. Pero Troya se muestra inexpugnable y el desaliento y la discordia hacen su aparición en el campamento aqueo. Todos los ojos se vuelven hacia Aquiles, el más poderoso de los guerreros griegos, el héroe semidivino del que se espera una intervención decisiva que haga cambiar el curso de la batalla. Pero Aquiles, hastiado de la guerra, se pregunta si merece la pena cumplir su destino.

Así comienza Aquiles, versión dramatizada de los hechos fundamentales narrados en la Ilíada, el más antiguo de los poemas épicos de la literatura occidental. Los Dioses son aquí presencias lejanas y la sangre y la batalla un telón de fondo sobre el que asistiremos al despliegue de la conciencia del héroe. Veremos como el caudillo griego Agamenón humilla a Aquiles al arrebatarle a Briseida, su esclava favorita, y cómo Aquiles renuncia a la lucha, dejando a sus compañeros a los pies de una derrota segura ante las fuerzas troyanas. Cuando su íntimo Patroclo sea asesinado por Héctor, el caudillo troyano, Aquiles volverá a tomar las armas para enfrentarse en duelo a Héctor. Del dolor por la muerte de su amigo surge un Aquiles vengativo y cruel, que sólo busca la muerte de Héctor y la profanación de su cadáver. Pero cuando Príamo, el padre de Héctor, se presenta ante él y le pide que le entregue el cadáver de su hijo para darle sepultura, Aquiles encuentra el rastro de compasión que necesita. Surge entonces un Aquiles humano, capaz de entender a su enemigo y aceptarse a sí mismo. Este es el trayecto que propone Aquiles: de la rueda de violencia y venganza que sólo genera más violencia, a la aparición de la compasión que funda un espacio de entendimiento. (José Pascual)

Intérpretes: Toni Cantó, Ruth Díaz, Octavi Pujades, Pepe Ocio, Philip Rogers, David Tortosa, Rubén Sanz, Óscar Hernández, Miguel Hermoso, Lourdes Verger

Dramaturgia: Roberto Rivera
Dirección: José Pascual
Diseño de escenografía: Curt Allen Wilmer
Diseño de iluminación: José Manuel Guerra
Vestuario: Pier Paolo Álvaro
Música: Luis Delgado
Ayudante de dirección: Daniel de Vicente
Fotografía: Sergio Parra y Jero Morales
Producción ejecutiva: Bernabé Rico

Teatro Bellas Artes de Madrid. Del 19 al 23 de abril 2017.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Toni Cantó es Aquiles en una versión dirigida por José Pascual

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *