“Mosca”: un juego de niños que se transforma en un infierno

Por Horacio Otheguy Riveira

En la Sala Cuarta Pared –por sólo tres días, 4, 5 y 6 de mayo, abriendo el ciclo Surge Madrid– Sudhum Teatro presenta Mosca, la historia de un niño de 10 años que sufre acoso escolar. Un personaje físicamente ausente pero muy vivo en el desarrollo escénico, a través de la inquietud de su padre, su madre y su profesora. Una función de gran intensidad que profundiza en la compleja existencia de un niño y lo que siente sufriendo bullying, pero también abarca la conciencia de los adultos con el temor, los prejuicios y el no saber cómo comportarse.

La Compañía Sudhum es una productora de artes escénicas que representa piezas de teatro social y educativo donde los derechos de adultos y niños destacan como conflicto principal. Desde hace más de una década se vuelcan en el enriquecimiento de actividades educativas teatrales de los niños de ambos sexos y edades tempranas, a través de propuestas teatrales comprometidas socialmente.

El por qué de este proyecto

El fenómeno conocido como bullying o acoso escolar, frecuente desde hace algún tiempo, ha desbordado, en general, las normas de convivencia de los centros; ha generado en la comunidad escolar desconcierto y desorientación sobre la mejor manera de detectarlo y erradicarlo, y ha suscitado en la sociedad la exigencia a las autoridades educativas para que adopten medidas preventivas.

Los efectos del acoso escolar no solo resultan nocivos para quienes lo padecen, sino también para los acosadores, por cuanto si no reciben un tratamiento firme que les conduzca a percibir los efectos negativos de su comportamiento, que en ningún caso ha de resultar impune, se verá reforzada su conducta antisocial con grandes probabilidades de que persista en su vida adulta.

«Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera de no ir», dejó escrito Diego en una carta a sus padres.

Lo de Alan no es un suicidio, es un asesinato social.

Un millar de personas se concentran en BCN en recuerdo del menor transexual que se quitó la vida la víspera de Navidad. 

Jokin, de 14 años, prefirió «la paz eterna al infierno cotidiano de su instituto»

¿Qué clase de terror debe sentir un adolescente para preferir quitarse la vida antes de seguir sufriendo las vejaciones y palizas de sus compañeros de colegio? Un estudiante de Fuenterrabía (Guipúzcoa) dio el martes ese paso. Sus vecinos viven la tragedia entre la conmoción y el asco.

Los ojos de pedro
El escupitajo

No podía correr más. Me hice daño en los tobillos. Llegué a los soportales del patio y estaban ellos. El chico alto me apretaba el cuello para obligarme a pedirle perdón por mirarle así.
Sus dedos estaban fríos en mi nuca, mi sonrisa, mi miedo. Di solo perdón y te dejo libre. Venga, gay. Gay es como llamarte maricón pero ahora maricón suena mal. Me escupió. En la cabeza. No sabía cuánto. A veces bromeábamos con eso de hacer que escupes en la cabeza y no escupes. Pero yo notaba el escupitajo en mi cabeza. Su amigo, el bajito, también hizo lo mismo. Se le quedó la baba colgando haciendo un hilillo transparente en el labio que luego reabsorbió. No te toques la cabeza. Se reían. Yo solo podía pensar en quitarme el escupitajo de la cabeza. Por lo menos estaba en la cabeza y no en la cara. Sonreí. Así pensaba que sería una broma y nada más. Con un trozo de papel del suelo, lo pasó por mi cabeza arrastrando el lapo. Cómetelo. Saqué la lengua despacio y lamí el escupitajo. Olía fatal. Gay. Oí las palmadas de entrada a clase de Fran, el profesor de educación física. Ellos salieron corriendo. Mi profesora me vio de lejos y vino muy rápido. Ya era tarde. Yo no lloraba, en el colegio no lloro. Yo solamente sonreía y le decía que no pasaba nada. Me preguntó quién venía a buscarme hoy y yo le dije que mi madre. Mi madre tenía turno de tarde y no podía. No me gusta que venga mi madre a buscarme.

Teatro Cuarta Pared. Jueves 4, viernes 5, sábado 6 de mayo 2017.

Surge Madrid 2017

MOSCA

Dramaturgia: Gustavo del Río, Virginia Rodríguez

Intérpretes: Fernando de Retes, Fátima Domínguez, Luciana Drago

Espacio Escénico y diseño iluminación: Virginia Rodríguez

Dirección: Gustavo del Río

Produce Sudhum Teatro. Colabora C.C. Paco Rabal, Surge Madrid

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “Mosca”: un juego de niños que se transforma en un infierno

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *