Literatura Violeta: Charlotte Brontë, pluma de soledad y nostalgia

Categoría: Novela,top2 | y tagged con | | | | |

Por Pilar Martínez Manzanares. @pilar_manza

No hay dos sin tres, de eso no cabe duda. Y la familia Brontë no iba a ser menos. Tres hermanas, tres novelistas, tres guerreras de la vida y la literatura. Emily, Anne, y Charlotte.

Esta última nació en Gran Bretaña en el 1816.  En 1820, su padre fue nombrado rector del hoy famoso Haworth, pueblo de los páramos de Yorkshire, donde la familia se trasladó a vivir y los hermanos comenzaron a crear su fantástico mundo, escribiendo las historias de los reinos imaginarios de Angria, de Charlotte y Branwell, y Gondal, propiedad de Emily y Anne. De las crónicas de Angria se conservan muchos cuadernos, pero de Gondal ninguno.

La madre de Charlotte murió el 21 de septiembre de 1821 y, en agosto de 1824, Charlotte y Emily fueron enviadas con sus hermanas mayores, María y Elizabeth, al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire), donde cayeron enfermas de tuberculosis. Dicho colegio, y dicha enfermedad marcaron la vida de las tres hermanas.

Todos los hermanos recibieron una buena formación, sobre todo, si tenemos en cuenta el nivel académico de aquella época. Los Brontë pudieron acceder a puestos de docencia sin ninguna complicación, pero su verdadero amor era la literatura. La vida y la obra de todos ellos estuvo realmente unida, es casi imposible separar la proyección de todos ellos y analizarla de manera independiente.

Bramwell también tuvo su proyección poética y literaria, si bien es cierto que no llegó al reconocimiento de sus hermanas, tuvo cierta fama a lo largo de su vida. Sin embargo, su destino estuvo marcado de manera trágica. Fue despedido de su puesto de trabajo, acusado de haberse enamorado de la mujer de su patrón y empezó a recurrir cada vez más al opio y a la bebida. Morirá debido al alcoholismo.

Charlotte escribió varias novelas: El profesor, su primera obra que fue publicada tras su muerte, obtuvo cierto reconocimiento, aunque no fue la que la erigió como la gran escritora que es considerada hoy en día. El poemario Poemas por Currer, Ellis y Acton Bell que publicó junto a sus hermanas y que, como Jane Eyre fue publicado bajo seudónimo, Villete, Shirley. Emma apareció inconclusa tras su muerte. Charlotte sólo escribió un pequeño inicio para una novela, pero que ya tenía título,  Emma.

Las experiencias que Charlotte vivió en Bruselas, lugar al que acudió para estudiar Francés,  le sirvieron a su regreso para plasmar la soledad, la nostalgia y el aislamiento de Lucy Snow en su novela Villete. No podemos olvidar la importancia que Crónicas de Anglia tiene en su trayectoria, y es que dichos cuentos sirvieron a la escritora para huir de su niñez.

Jane Eyre es la novela más importante en la obra de Brontë, aquella que la catapultó a la fama, ya que dicho texto tuvo un reconocimiento inmediato. El colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire) inspiró a Charlotte Brönte para describir la siniestra Lowood que aparece en dicha novela.

Charlotte murió de tuberculosis en 1855 siguiendo la estela de sus hermanas. Una terrible enfermedad que sesgó, de manera trágica, la vida y talento de una escritora que llevó la novela inglesa al olimpo de la literatura.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Literatura Violeta: Charlotte Brontë, pluma de soledad y nostalgia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.