“Más allá del Muro” o cómo realizar el episodio más épico de la serie

Categoría: Series,top2,TV | y tagged con |

Por Virginia Garza

Seguimos analizando lo ocurrido en cada uno de los episodios de Juego de Tronos. En este caso, os hablamos de uno de los más épicos y esperados por los fans: “Beyond the Wall”.

¡Atención, contiene spoilers!

Si “Guardaoriente” fue un episodio de transición que nos dejó con demasiadas pistas sobre lo que ocurrirá en los siguientes episodios, “Más allá del Muro” ha resultado ser uno de los episodios más emocionantes de toda la temporada.

Aunque en otros episodios la acción se desarrolla en diferentes lugares de Poniente y entre distintas familias, en este nos centramos en el viaje de Jon, “El Perro”, Jorah Mormont y otros salvajes a las tierras del Norte para demostrar que el Ejército de la Noche existe y para detener la guerra y salvar el mayor número de vidas posible. Mientras, también nos muestra las inseguridades de Tyrion respecto a lo que se avecina  en un futuro próximo y la ambición de Daenerys, que busca sentarse en el Trono de Hierro a toda costa, aunque esto suponga un peligro para su vida y la descendencia de su casa.

Pero esto último queda en segundo lugar cuando Jon y sus compañeros de viaje se encuentran por el camino a un Ejército de más de mil muertos capitaneados por el invencible Rey de la Noche. Y es que se hace imposible pensar que un grupo de no más de diez personas, por más guerreros que sean, derroten a tan enorme y potente ejército. Sin embargo, es aquí donde nos damos cuenta de la verdadera suerte de Jon Nieve y su grupo, que consiguen sobrevivir (en su mayoría…) a más de una horrible y épica batalla contra ellos.

Tal es la sorpresa de todos los fans que, cuando Daenerys y sus dragones aparecen para salvarles de la muerte y Jon no consigue subir al dragón, quedándose solo en medio de la batalla, logra salvarse gracias al que considera su tío, Benjen Stark.

Pero no todo son buenas noticias. El Rey de la Noche acaba con su lanza de hielo con uno de los dragones y Jon acaba malherido, llegando al Muro casi desfallecido. Aquí es cuando vemos que su relación con la Khaleesi va creciendo, no solo a nivel personal, ya que están empezando a sentir algo el uno por el otro, sino también como reyes de sus respectivas tierras, ya que Jon consigue que le crea respecto a los muertos y dé una tregua a la guerra para luchar junto a él.

Mientras tanto en Invernalia, Arya y Sansa tienen más que palabras sobre las aspiraciones de la segunda sobre quién debe gobernar en el norte y la pequeña de las hermanas le hace saber a la mayor que puede convertirse en ella y que sólo necesita su cara gracias a lo aprendido en su larga ausencia. Por su parte, Meñique sigue intentando manipular a Sansa ya que ésta tiene miedo de que la nota que escribió coaccionada por Cersei llegue a manos del resto de casas norteñas para que Jon se quede sin ejército. ¿Podría Arya desenmascarar a Meñique gracias a su habilidad de transformarse en otras personas?

Por si esto fuese poco, Cersei Lannister envía un cuervo a Sansa en el que la invita a una reunión a Poniente. Sansa decide ser precavida y enviar a Brienne para que descubra de qué se trata y saber si es una artimaña de Cersei o no.

Demasiadas emociones para un solo episodio, ¿verdad? Pues aquí no acaba todo. En la última escena, vemos cómo el Ejército de la Noche rescata al dragón muerto y el Rey le convierten en uno de ellos. Aún nos queda mucho por ver, y si este episodio ha sido uno de los más épicos de la serie, seguramente nos quede lo mejor. Pero, lo que sí es seguro, es que seguiremos sufriendo por el destino de nuestros personajes favoritos…

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *