‘¡Corre!’, de Santiago Carabias

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | | |

Por Ricardo Martínez Llorca

@rimllorca http://tanaltoelsilencio.blogspot.com.es/

¡Corre!

Santiago Carabias

Baile del sol

Tenerife, 2017

172 páginas

 

Uno puede perder la razón precisamente por no poder salir de la belleza. Ese es el tema de Robisón Crusoe, la lucha por mantener el equilibrio, en una isla del paraíso. Pero el equilibrio, al contrario de lo que nos creemos, no consiste en estar compensado. El equilibrio está a mitad de camino entre estar compensado y descompensado. Así pues, uno debe permitirse una fuga de locura para mantenerse cuerdo.

Esta novela surge de uno de los arrebatos más humanos que el hombre puede afrontar en estos días: un tipo atropella a tu perro y la rabia no puede ser mayor. Quien no quiere a su perro no tiene sentimientos, o es una persona cruel disfrazada de princesita. Algo que está a la orden del día. El problema es que el dueño del perro se enfurece tanto que termina por asesinar al conductor. Para mayor gloria de los tópicos hispanos, el muerto es un concejal de un ayuntamiento de la sierra de Madrid y Segovia.

Así pues, el asesino, un chico con un pasado difícil, adoptado por sus tíos tras la muerte de sus padres y desahuciado por sus primos tras la muerte de los tíos, procede a traducir su huida en otro de los tópicos, este muy nuevo, de la piel de toro: el ultra Trail. Y se pone a correr como un loco por la sierra, para evitar que se le encuentre.

Sumando a la élite del panorama narrativo español, los encargados del caso son dos guardias civiles, uno de ellos de Cádiz. Llega un momento en que uno no duda que esta robinsonada, esta persecución, esta fatiga, es en realidad un homenaje al humor a través de los lugares comunes. El perro era un galgo, los montañeros con quien se tropieza el que huye fuman porros y beben calimocho, los diálogos entre los miembros de la benemérita son herederos del cine de los setenta. Un humor, una adaptación de lo que podría ser una suerte de thriller de persecución, que oculta algo más. Lo exhibido es un esfuerzo por construir una novela. Los detalles que hacen que ¡Correr! pueda ser interesante parten del odio con el que comienza a saltar por el monte, y las dudas que le van surgiendo en los periodos en que se le da voz al protagonista, en una suerte de flujo de conciencia obsesivo, a flor de terreno, sabiendo que se está trastornando. Y luego están esos detalles de amante de la naturaleza, la denuncia de lo que uno se encuentra cuando sale al monte, la basura en la que lo vamos convirtiendo, y la colonización que hacen tan difícil esconderse en él, que no quepa otra opción que el movimiento.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *