“La Calderona”, valiente mujer del siglo XVII en un entusiasta cabaret de hoy

Por Horacio Otheguy Riveira

En un ingenioso marco escénico se desarrolla un cabaret a ritmo de hip-hop, con suficiente imaginación como para permitir que el lenguaje del siglo XVII se entienda con el de hoy en un fluir imaginativo, sin estridencias.

 

María Inés Calderón (1611-1646) fue abandonada recién nacida en el portal de la casa del autor de “La vida es sueño”, don Pedro Calderón de la Barca quien la adoptó de inmediato. En 1627, ya conocida como “La calderona”, debutó en el teatro del madrileño Corral de la Cruz. El rey Felipe IV, que era un asiduo de fiestas y representaciones teatrales, generalmente en busca de muchachas apetecibles, desde el primer momento se enamoró de su talento y de su cuerpo…

Un tiempo muy duro, lleno de miserias y abuso de poder en torno a una valiente mujer que se hizo a sí misma a contracorriente. A su alrededor, una historia como tantas que, sin embargo, es capaz de forjar un mito, de entrar en las páginas de los historiadores y llegar a estos días de la mano de un equipo de creadores teatrales. Teatro de ayer y de hoy con un nivel de exigencia que divierte y conmueve, evitando la parodia de grueso calibre.

Vestuario de época, escenografía de creativas intenciones, donde confluyen constantes de época, observaciones atemporales, y un abanico de recreaciones sorprendentes con una pareja de intérpretes que hacen arte del bueno con la picaresca del siglo de oro, su exquisito lenguaje, así como haciéndose cargo de canciones de alto vuelo que cuando aterrizan en el rap dan el pego. Todo funciona adecuadamente bajo la rigurosa dirección de David Ottone, el hombre de Yllana que se lo pasa bomba dirigiendo los espectáculos más diversos, y en este caso bordando la grandeza de los clásicos con la sencillez de un toque canalla que no le teme a nada.

Ya estrenada en ambientes oportunos para versiones de clásicos, La Calderona brilla ahora en noches de viernes en el Teatro Alfil para amantes del teatro sin prejuicios, bien dispuestos a conocer  un poco de historia entre carcajadas y algún nudo en la garganta.

Natalia Calderón (¿hermosa descendiente de su propio personaje?) y Pablo Paz, el hombre feroz inquisitorial, de pronto transformado en la reina Isabel, entre otras sorpresas, como las que también aporta el DJ Hardy Jay: los tres navegan por las dramáticas andanadas de la persecución religiosa, las intrigas políticas, las mujeres abandonadas a su suerte, lo mismo en ambiente aristocrático que en la licenciosa alegría de las cabareteras.

Esta brillante producción se permite cachondearse del ambiente de los clásicos y rendirles tributo al mismo tiempo con un humor muy elaborado cuyas libertades permiten un juego tan barroco como original, del siglo XVII al XXI y del XXI al XVII hasta llegar a un gran final donde Lope, Tirso o el propio “padre” Calderón son homenajeados para dejarnos con una sonrisa fraternal, encantador reencuentro con escritores sabios, compañeros infatigables, eternos gigantes de la poesía, el drama y la comedia.

 

Natalia Calderón y Pablo Paz: la mujer libre maldecida por el beato inquisidor de la corte. Al fondo, un DJ de hoy que mete caña a golpe de hip-hop.

 

Un alto en el camino: Pablo Paz se convierte en Isabel de Borbón, la reina cornuda, despreciada por su marido, Felipe IV.

 

Actores: Pablo Paz y Natalia Calderón
DJ: Hardy Jay
Dirección artística: David Ottone (Yllana)

Dirección actoral: Pablo Viña
Dramaturgia: Rafael Boeta
Música Original: Marc Álvarez
Vestuario: Tatiana de Sarabia
Coreografía: Vanessa Testas
Diseño de luces: Pedro Pablo Melendo
Espacio escénico: David Ottone

 

Construcción escenografia: Gonzalo Gatica

Producción musical: Marc Álvarez y Hardy Jay
Asesor de verso: Karmele Aranburu y Joaquin Notario
Maquillaje: Milagritos Make-up
Fotografía: Lighuen Desantos
Diseño gráfico: Jorge Matheus

Producción: Pau Pau Producciones y La Calderona Producciones

Co-Producción: Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y Concello de Mos

 

Teatro Alfil. Viernes 22,30 horas, desde el 22 de septiembre 2017

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *