Mejor no te cuento o cómo nuestra identidad se forja a través de los tabúes

Categoría: + Blogs |

Por Àngels S. Amorós

Mejor no te cuento…  aunque me parece que  ya lo sabes y no lo quieres reconocer, pero vuelvo a insistir: no te lo voy a contar, o tal vez sí. No puedo evitarlo. Es lo que sucede con las historias de siempre que hemos escuchado sentados en las sillas bajitas de cuando éramos niños o en los portales de las casas antiguas de los pueblos a los que siempre deseamos ir cuando algo va mal. Aunque tengo que hacerte una advertencia, no se trata de historias de pensadas para niños, incluso para los adultos resultan demasiado inquietantes, pero pongámonos en situación. Imagina que estas historias tienen un receptor indiscreto que está mirando a través de la puerta entornada o ha encontrado el libro  escondido dentro de una caja repleta de trastos que no nos decidimos a tirar. Todo depende ahora de él, es decisión suya y ya nada podemos hacer para evitarlo.

En este libro encontramos una recopilación de secretos a voces que por fin salen a la luz en forma de historias tan breves como contundentes y que firman no una sino hasta seis manos. Seis personas que forman parte del grupo <Bojador> y que se han puesto de acuerdo para evidenciar que sabemos más por lo que callamos que por lo que decimos. Se trata de la primera antología que publica el grupo, pero esperemos que no sea la última.

Partiendo de la base de que toda cultura que se precie se apoya en unos cimientos oscuros e inquietantes y de que la persona más respetable esconde un cadáver en el armario. Pero el libro Mejor no te cuento no es tan siniestro como nos parece a simple vista, tal vez no nos sorprenda pero sí que nos maravillará por la forma en que está escrito. Los tabúes como hilo conductor y la necesidad de compartir  y de que explicitemos lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. No hace mucho se publicó un avance del libro en la revista.

El grupo <Bojador> se fraguó entorno a unos escritores noveles que coincidieron en <L’Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonés> y el nombre que eligieron para escribir de forma conjunta no es casual. El cabo Bojador, o <el cabo del miedo> se encuentra en la costa atlántica africana tristemente famosa porque muchos navegantes perdieron la vida en esas aguas hasta el punto de crearse una atmósfera mítica de enigmas sin resolver y peligros desconocidos que acechan a los que se aventuran a adentrarse en sus aguas cristalinas. Uno de los cuentos de esta recopilación lo firma nuestra colaboradora de esta nuestra revista cultural Culturamas, Sonia Rico Trujillo, que llleva un tiempo viviendo y trabajando en Irlanda y a la que deseamos lo mejor en el panorama literario que tan buen inicio ha tenido.

 

Podemos saber más del grupo gracias a una entrevista que les hicieron recientemente.

A continuación presentamos el total de los cuentos con el nombre de su autor que conforman la antología:

Receptor universal, de Marimén Ayuso.

Aáa, de Ángel Elgue.

Amores locos, de Jordi Isern.

Estadísticas, de Miguel Ángel Martín.

Muerte dulce, de Cecilia P. Menéndez.

Zonas sensibles, de Sonia Rico

 

Y para terminar el fragmento de uno de los cuentos:

Sentía que, desde que dio a luz, su esencia se había ido apagando poco a poco hasta quedar escondida en un lugar muy recóndito de su interior. Fue como una muerte en vida. Como lo es para tantas mujeres. La diferencia era que, en su caso, no quería renunciar a sí misma, a seguir creciendo, viajando y sorprendiéndose con amigos nuevos. Ese bebé la mató y, tras varios intentos de suicidio lo tuvo claro. Era Daniel o era ella. Nadie la ayudó realmente a entender la profundidad de ese conflicto. Estuvo sola ante sí misma, se enfrentó a su cara más fea y detestable, a ser señalada por la sociedad como madre desnaturalizada, al rechazo de sus amigas, de su familia… Pero es que era su vida o Daniel. ¿Tan egoísta era una persona por querer vivir? ¿Acaso no era eso a lo que todos tenemos derecho?

Extracto de Zonas sensibles, de Sonia Rico

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Mejor no te cuento o cómo nuestra identidad se forja a través de los tabúes

  1. Sonia Rico me parece una escritora repleta de coherencia, sensualidad y misterio.

    Triunfará si o si.

    Iñaki
    14 octubre 2017 at 17:21 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *