‘Maldito Karma’, de David Safier

Por Haizea Ustaran.

Maldito Karma (cuyo título original Mieses Karma), es una novela escrita por el novelista alemán David Safier, publicada por la editorial Seix Barral en 2009.

David Safier nació el 13 de diciembre de 1966 en Bremen (Alemania). Estudió periodismo y en 1996 empezó a trabajar como guionista de televisión adquiriendo gran relevancia, en Alemania, con series como Mein Leben und Ich  (Mi vida y yo) o Berlin, Berlin.

Se inició como novelista en 2007 con Maldito Karma. A partir de ese momento, al año siguiente publicó Jesús me quiere (Jesus liebt mich) y en 2010, Yo, mí, me… contigo (Plötzlich Shakespeare). Otras obras de gran éxito les siguieron como Una familia feliz (Happy Family), ¡Muuu! (Muh!), 28 días (28 Tage lang) y Más Maldito Karma (Mieses Karma hoch 2).

En lo que se refiere a la historia, ésta está protagonizada por Kim Lange, una exitosa y ambiciosa presentadora de televisión totalmente volcada en su carrera profesional. Tal dedicación hace que descuide a su marido y a su hija.

Justo cuando está a punto de recibir un importante premio que impulsará aún más su trayectoria, muere aplastada por el lavabo de la estación espacial rusa. Después de ese suceso Kim despierta, confusa y sorprendida de seguir viva, aunque se da cuenta de que ya no es humana, sino que es una hormiga en el interior de un hormiguero.  Ahí dentro, conoce a Casanova, que se encuentra en la misma situación que ella y que, de una forma un tanto curiosa en ocasiones, tratará de ayudarla. Es él quien le explicará que debido al mal karma acumulado a lo largo de su vida se ha reencarnado en un insecto, y sólo mediante buenas acciones, logrará acumular buen karma para ir reencarnándose en animales superiores y así llegar hasta su familia.

Pero, ¿Cómo puede una hormiga acumular buen karma? A partir de ese momento, la protagonista se ve inmersa en toda clase de extrañas e hilarantes circunstancias que le harán darse cuenta de que el éxito profesional en el que ella fundamentaba su felicidad en realidad no es tal. Además, descubrirá que, ante su ausencia, su familia empieza rehacer su vida. Todos estos sucesos supondrán un duro golpe para su orgullo y sus sentimientos, y le harán reflexionar sobre su proceder en vida, obligándola a esforzarse de verdad para conseguir una segunda oportunidad con su familia.

Desde una perspectiva estructural, cabe señalar que Maldito Karma es una novela narrada en primera persona. Un aspecto que valoro de las historias en primera persona es que quien la lee tiene una sensación de mayor cercanía con aquello que se relata y, por tanto, el lector puede sumergirse mejor en la historia, sentirse parte de ella y empatizar con la protagonista.

Asimismo, posee una prosa sencilla y fluida que contribuye a una lectura fácil y entretenida. Además, trata un tema diferente como es el karma, lo que la hace ciertamente original y en ocasiones, un poco extravagante.

Aparte de esto, en lo que se refiere a la historia interna, una de las cosas que más llaman la atención de la novela es la ironía y el toque humorístico o absurdo que rodea la mayor parte de los sucesos que en ella tienen lugar por no decir todos. La mejor muestra de esa absurdidad, prácticamente nada más empezar, es la propia muerte de la protagonista: Una gran y afamada periodista muere aplastada por un retrete espacial. ¿Puede haber algo más raro y surrealista? Pues sí, reencarnarse en hormiga, en lombriz o en roedor, entre otras tantas reencarnaciones.

Todo ello, no dejan de ser lecciones que la obligarán a pensar más en los demás y menos en ella misma. Estas reencarnaciones, comenzando por un simple insecto, contribuyen a deshacer esa imagen de éxito y sofisticación que rodeaba a la protagonista y la situaba en un pedestal mientras estaba viva (como persona). Se trata por tanto, de una especie de caída espiritual. Y para resurgir deberá renunciar, en cierto modo, a sí misma, superar su egoísmo y su egolatría y darse cuenta de qué cosas son realmente importantes en la vida, cosas que muchas veces no sabemos apreciar hasta que las hemos perdido y es demasiado tarde.

Yo creo que esto es una de las más importantes lecciones que obtenemos de la lectura de Maldito Karma, que entre broma e ironía deja traslucir ciertos momentos que suponen una llamada de atención al lector y que sirven para deshacer muchos prejuicios que tenemos los seres humanos y que tienen que ver con la manera en que hemos construido nuestra sociedad y valores. No deja de resultar sorprendente la crítica al afán de éxito y dinero que impera sobre la familia, o a nuestra manera de percibir a ciertas personas sólo por su aspecto físico. En cualquier caso, esto son solo pequeños y sutiles momentos rodeados del mismo humor que predomina en toda la novela.

Para acabar, ¿Por qué leer Maldito Karma? Pues bien,  hay que decir que no es la clase de libro que se lee esperando que nos cambie la vida con su mensaje profundo y aprendizaje final. Sin embargo, no siempre queremos grandes lecciones ni alta literatura, hay veces que simplemente queremos desconectar, algo ligero y entretenido, que nos haga pasar un buen rato e incluso, reír. Para esto, Maldito Karma es la novela ideal y, por eso, hay que darle una oportunidad.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *