“La Reina de las Nieves”, el musical: navidades de cuento de hadas

Por Horacio Otheguy Riveira

Un espectáculo con toda la fuerza de la inocencia y el esplendor de la victoria del bien sobre el mal. Una aventura que empezó a leerse hace 170 años y que desde entonces no para de tener versiones para todos los gustos. En esta ocasión, un musical con todos los ingredientes para la felicidad de los pequeños (preferentemente entre 4 y 10 años) entre canciones españolas interpretadas por estupendos intérpretes.

 

 

Ya están puestos los adornos navideños en las calles y todo el entramado espectacular del que muchos adultos querrían escapar a todo gas, pero les retiene la capacidad de juego y asombro de los niños propios o ajenos.

La única manera de olvidarse del puro bullicio y los muchos gastos es disfrutar con ellos de la fantasía que la gran fiesta nos trae, dentro y fuera de numerosos escenarios.

Entre los variados espectáculos que irán llegando para toda la familia, esta Reina de las Nieves cuenta con la garantía de tratarse de una nueva versión de un clásico publicado por vez primera en 1843. Desde entonces se han dado variopintas versiones del original danés, en televisión, cine y teatro. En esta ocasión se experimenta un doble espectáculo, uno muy animado y bien cantado en escena, y otro igualmente digno de admiración si uno se molesta en recorrer las caras de felicidad de padres e hijos a lo largo de la función, pero más aún cuando llegan sus personajes preferidos, previamente disfrutados en libros y películas Disney que siguen triunfando con muchos premios en su haber.

Por primera vez los pequeños ven a sus personajes, casi al alcance de la mano, enganchados al arte vivo e incomparable del teatro, y sus bocas exhalan sonidos de sorpresa, para luego sonreír con los ojos brillando en la semioscuridad de la sala. Un éxito donde el amor y la solidaridad triunfan sobre la voracidad del mal que sólo quiere riquezas a costa del sufrimiento de los más débiles.

El creador del relato original, Hans Christen Andersen (Dinamarca, 1805-1875) es también el autor de otros clásicos como Las zapatillas rojas, La cerillera, El patito feo, La sirenita…, y en todos ellos sus personajes, niños y adultos, transitan por los mismos grados de terror y violencia que él y su familia vivieron durante años de miseria malviviendo en las calles. En este cuento de hadas escénico de La reina de las nieves, creado por Rafael Brunet, con música y canciones de Jaume Carreras se nos cuenta una historia que soslaya los momentos más duros y amargos, y por el contrario se regodea en los aspectos más divertidos y sentimentales con los que Andersen solía terminar sus historias.

Las princesas Edelweis y Anastasia son separadas desde pequeñas por el malvado archiduque de Moldavia que pretende gobernar su reino, y con el afán del reencuentro de las hermanas se desarrolla una gran aventura que recorre distintos paisajes y situaciones.  Una ingeniosa aventura en la que han de enfrentarse a un hombre malo, egoísta y prepotente que manipula a su apuesto sobrino que intenta ser igual de perverso, pero es tan tonto que provoca risa.

Del amplio reparto destacan sus protagonistas Mireia Montávez como Anastasia, Reina de las Nieves, y su hermanita Edelweis perdida en el bosque, Marta Ferrer. Ambas imponen talento y frescura femenina rodeadas por un reparto eficaz en el que también se luce Jorge González en el papel de Príncipe de Moldavia.

 Sábados: 12:30 y 16:00 horas. Domingos: 12:30 horas

Fechas adicionales: Martes 2 de Enero
Miércoles 6, 27 de diciembre y 3 de enero.
Jueves 7, 28 de diciembre y 4 de enero
Viernes 8 y 29 de diciembre.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.