Ezequiel

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | | |

Ezequiel

Adolfo Gilaberte

Mármara

Ezequiel es el relato polifónico de un hombre sin palabras. Porque las ha perdido cuando era todavía un niño y ha aprendido a vivir sin ellas, con lo que ello significa y las renuncias que, más allá de las evidentes, supone.

Ezequiel nos adentra en tres momentos reveladores de su vida: su infancia, traumática en su relación con sus padres, su juventud, con Ana, salvación redentora, aquella en la que el amor actúa de salvavidas, y la actualidad, donde Ezequiel nos muestra el resultado de todo lo vivido.

El descubrimiento de Ezequiel y su autor es sorprendente. Sorprendente por tratarse de una ópera prima que no parece tal. Por su maestría en forma y fondo, y por adentrarse en un relato sobrecogedor, donde el silencio se explica con palabras, y es en esos espacios explicados a través de un oxímoron en los que la literatura se siente más cómoda: en la contradicción, en la paradoja y en las historias aparentemente fuera de sitio.

Fuente: Ni un día sin un libro

 

Ezequiel es un hombre sin palabras, porque ninguna palabra dispone del impulso y la fuerza suficientes para atravesar ese mundo de silencio donde la vida le ha situado. Su lugar está en una ciudad sin presente y en el bando de los excluidos; los que miran; aquellos que transitan por túneles y pasadizos de la periferia: para los que la lluvia es la única certeza.

A Ezequiel, igual que al protagonista de Un hombre que duerme de Georges Perec, «le queda todo por aprender, todo lo que no se aprende: la soledad, la indiferencia, la paciencia, el silencio».

«Ezequiel es una obra, como verán, de una calidad infrecuente en una primera novela.»

Ignacio Ferrando

Adolfo Gilaberte (Madrid, 1971), tras años de impartir y recibir cursos de creación literaria, pone en práctica con Ezequiel todo lo aprendido y enseñado. Una novela con tres voces narrativas que cuentan una sola historia: la vida de un hombre que perdió las palabras hace tiempo, cuando era un niño, y que tiene miedo de las relaciones humanas (en particular, del amor).

 

A favor de la luz

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *