La ‘Munstermanía’, más viva que nunca

Por Aashta Martínez.

Nadie antes que Allan Burns (su creador) había escrito una serie humorística protagonizada por personajes vinculados al cine de terror. Y nadie antes, ni en España ni fuera de nuestras fronteras, había escrito un libro dedicado íntegramente a esta simpática propuesta televisiva. De ahí, la singularidad de Los Munsters. Historia de nuestra familia monstruosa favorita (Diábolo Ediciones), un libro en el que sus autores, Juan Antonio Olías y María del Carmen Olivero, destripan todos los entresijos de una serie ya mítica.

El libro, repleto de ilustraciones y escrito desde la más profunda admiración, rinde homenaje a esta serie de culto que fue emitida originalmente en Estados Unidos en la cadena CBS, entre 1964 y 1966. A España llegaría poco después. Sin embargo, en esa época eran pocos los que podían permitirse el lujo de tener un televisor, por lo que la serie pasó sin pena ni gloria. Ya en los ochenta, eso sí, la ficción se hizo muy popular cuando fue emitida en TVE dentro del mítico espacio televisivo La Bola de Cristal.

Para aquellos que lo desconozcan, esta serie de humor rodada en blanco y negro (por temas de presupuesto) narra las aventuras de una familia compuesta por Herman Munster (interpretado por Fred Gwynne e inspirado en Frankenstein), Lily Munster (una vampiresa a quien dio vida Yvonne De Carlo), El Abuelo (basado en el personaje de Drácula e interpretado por Al Lewis), Marilyn Munster (sobrina de la familia y a la que dieron vida varias actrices) y Eddie Munster (un pequeño hombre lobo interpretado por Butch Patrick, el único de los actores protagonistas que aún vive). Una familia con valores y principios, a la que muchos de sus vecinos se acercarán por puro interés. Un reflejo de la sociedad en la que vivimos, vamos.

A diferencia de La Familia Addams, emitida en la misma época y de tono bastante más lúgubre, los Munsters eran una familia más modesta, con los problemas normales de cualquier vecino de clase media. El coche Munster se convirtió en todo un símbolo y su casa, la Munster House, en un edificio icónico. Como curiosidad, la casa fue restaurada con el paso de los años y su fachada fue cambiada y pintada, hasta convertirla en una casa de campo para algún que otro personaje de la serie Mujeres Desesperadas.

Como narran sus autores, nadie apostaba por la serie, pero Los Munsters se metieron en el bolsillo a la audiencia con sus alocadas aventuras. Se rodaron y emitieron un total de setenta episodios, distribuidos en dos temporadas, y se puso fin a la ficción, entre otros motivos, por el auge de otra serie con la que les tocó coexistir y que rápidamente se hizo más popular: Batman.

El libro cuenta la historia de la CBS y su relación con las ficciones de terror. También analiza a cada uno de los personajes de la serie e incluye una guía con la sinopsis de cada episodio. Incluso hace un repaso al principal merchandising de la serie, con imágenes de algunos de los más curiosos productos derivados de la ficción. Parece que la munstermanía nunca muere.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.