Una historia contemporánea de España ‘no encerrada en sí misma’

Por Aashta Martínez.

Los amantes de la historia patria están de suerte. La editorial Taurus acaba de publicar Historia Contemporánea de España, una obra colectiva plural, y actualizada, que consta de dos volúmenes y que reúne a los mejores miembros de la nueva generación de historiadores. Se trata de un ambicioso proyecto impulsado por la Fundación Mapfre y cargado de textos complejos pero accesibles y de voluntad totalizadora.

El primero de ellos, Historia Contemporánea de España. Tomo I: 1808-1930, revela las claves políticas, sociales, económicas y culturales que han determinado un periodo decisivo para la configuración de la España actual. El recorrido historiográfico comienza, tal y como explica su director Jordi Canal, en 1808, con el hundimiento de la monarquía católica, en dos continentes, y la entrada de España en la contemporaneidad y en la época del nacionalismo. “La guerra de la Independencia es, en este sentido, un momento clave”, explica el historiador.

Una de las fechas que Canal subraya como decisiva en este periodo es 1833, año que “simboliza el paso del Antiguo régimen a un régimen liberal, proceso que va a generar varias guerras civiles”. Para el profesor de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, el Sexenio democrático es “un gran laboratorio, en el que se ensayan nuevas experiencias (la democracia, por ejemplo), pero con unos costes de agitación e inestabilidad muy altos”. Asimismo, destaca 1875 como el año que supone “el principio del final de la etapa de las guerras civiles del siglo XIX, el predominio de la política sobre las armas y la definitiva consolidación del Estado-nación (hasta su primer cuestionamiento serio en torno a 1898, con los nacionalismos catalán y vasco)”.

Este primer tomo supone un exhaustivo recorrido por una etapa repleta de momentos cruciales de los que, sin embargo, el escritor y coordinador del volumen Pedro Rújula se atreve a destacar uno por encima del resto. “Sin lugar a dudas, el acontecimiento más determinante de este período es la reunión de las Cortes de Cádiz y la redacción de la Constitución de 1812. Todo lo que sucede en materia política y social en la centuria siguiente está, de un modo u otro, en relación con la propuesta liberal de Cádiz”, asegura.

El libro es un trabajo riguroso y accesible, a pesar de sus amplias dimensiones. “El éxito es haber conseguido una unidad de tono, modular adecuadamente los contenidos y la coherencia de sensibilidades históricas de los autores”, explica Rújula, que ha coordinado con el profesor Manuel Chust el primer volumen y ha redactado junto a este el primer capítulo dedicado a la política. “La razón que convierte a este libro en imprescindible es que actualiza las investigaciones en materia de historia de España realizadas en las últimas dos décadas y que hasta la fecha no estaban al alcance del público generalista en una obra de estas características”, añade.

Por su parte, Canal hace hincapié en que el libro es una historia de España “no encerrada en sí misma”. Y lo hace por varias razones. “En primer lugar, no entra en los viejos debates sobre el ser, las esencias y las anomalías, asumiendo la idea de la anormalidad normal, extensible a cualquier país. En segundo lugar, está permanentemente pensada en relación con los otros países de Europa occidental -no solamente Francia o Gran Bretaña- y sobre todo con América Latina”, comenta el director de la obra a Culturamas. Y es que, según señala, no es posible seguir explicando la historia de España en el siglo XIX “sin entrar en esa interrelación constante entre España y los nuevos Estados-nación de América”.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *