‘Ya no quedan junglas adonde regresar’, premio Ciudad de Santa Cruz en Tenerife Noir

Por Redacción.

 El jurado integrado por Ricardo Bosque, Yurena González, Javier Hernández, Susana Martín, Maica Rivera y Javier Rivero destaca su estilo periodístico callejero y los personajes originales y novedosos que rompen con estereotipos

                                                                                           

Ya no quedan junglas adonde regresar (M.A.R editor, 2017), de Carlos Augusto Casas, es la novela ganadora del Premio Ciudad de Santa Cruz, que entrega el Festival Atlántico de Género Negro Tenerife Noir en su tercera edición. El galardón se concede a la que el festival considera la mejor novela negra editada en español durante el año previo a la celebración del encuentro en torno al género negro en Tenerife (Islas Canarias).

La novela de Augusto, que competía con otras tres obras literarias, fue merecedora del premio “por su estilo periodístico totalmente callejero, empleado en una novela muy visual que engancha desde el primer momento y que deja frases para enmarcar, en la que destaca el buen uso del humor dentro del ritmo de la narración”, destacó el jurado integrado por los escritores Ricardo Bosque, Yurena González, Javier Hernández y Susana Martín, la crítica literaria Maica Rivera y el profesor de la Universidad de La Laguna (ULL) Javier Rivero.

El jurado señaló también que en Ya no quedan junglas adonde regresar “Augusto ha sido capaz de crear personajes originales y novedosos que rompen con estereotipos vigentes en la novela criminal actual y muestra la reconversión de una persona normal en un personaje de género negro”.

“Si los premios son siempre importantes, cuando estás empezando lo son mucho más”, afirmó el escritor madrileño, al destacar que recibía este reconocimiento por su primera novela. “Esto hace pensar que tienes algo que contar o que lo que has contado interesa y es un empujón para tu carrera literaria. Simplemente, estar nominado con los tres monstruos Alexis Ravelo, Juanjo Bilbao y Agustín Martínez y haber pasado este día con ellos es ya un premio”, dijo Augusto. El galardonado enfatizó su relación especial con Tenerife “porque aquí recogí el año pasado el premio Wilkie Collins, lo que significaba que mi novela iba a ser publicada, con eso se había cumplido el sueño. Desde entonces, he recibido unos cuantos premios más, no tengo palabras para hablar de todo lo que está pasando con esta novela”, concluyó.

El fallo fue anunciado en el Hotel Escuela de Santa Cruz de Tenerife, al final de la cena temática en torno al género negro, con un menú de José Carlos Rodríguez –chef de Hecansa, la empresa adscrita a la Viceconsejería de Turismo del Gobierno de Canarias–, preparado por el equipo de profesionales del Hotel Escuela Santa Cruz y estudiantes en prácticas de este centro de formación. La cena contó con la presencia de representantes de algunas de las instituciones que apoyan el festival: el viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Cristóbal de la Rosa, y los concejales de Igualdad y Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, respectivamente, Marisa Zamora y José Carlos Acha. A estos organismos se suma el Cabildo de Tenerife, “un gran valedor del festival desde sus inicios”, según subrayó su productor y director ejecutivo, Alejandro Martín.

Ya no quedan junglas adonde regresar es una historia de soledad, amor y venganza sostenida en la fuerza de sus personajes. El propio autor la ha definido como una novela de personajes que rompen los clichés del género, ya que el protagonista, Gentleman, es un viejo de 72 años que no es detective. Se trata de una historia de personas solitarias, en la que la soledad cae sobre el personaje principal en un acto de venganza que lo hace evolucionar “hacia lo que quería ser o a algo que llevaba dentro”, según ha detallado su creador.

La primera novela del escritor madrileño recogió el VI Premio Wilkie Collins de Novela Negra en Tenerife Noir en 2017. A comienzos de este año, obtuvo el Premio Tuber Melanosporum 2018, que concede el festival gastro-literario Morella Negra como la Trufa, en Morella (Castellón). Además, en los primeros días de la tercera edición del Festival Atlántico de Género Negro, la Asociación de Amigos de la Literatura Policiaca Novelpol anunció la concesión de su premio anual a la opera prima de Augusto, que se entrega en la Semana Negra de Gijón. La novela de Augusto competía por el premio Ciudad de Santa Cruz con La mala hierba, de Agustín Martínez (Plaza & Janés); Sucios y malvados, de Juanjo Braulio (Ediciones B), y El peor de los tiempos, de Alexis Ravelo (Alrevés).

Un festival para Santa Cruz, Tenerife y Canarias

“Me parece que estamos viviendo unos tiempos raros, en los que parece que las artes tienen la obligación de presentar un mundo bello, donde todo es políticamente correcto. Creo que es justo lo contrario: me gustaría animarnos todos a seguir con la idea de que las artes están para presentar todas las miradas del mundo, también las de la negritud en su sentido más profundo, las miradas de lo que hay que evitar, porque al final la única decisión realmente ética es la que se basa en una decisión, no en una imposición; por lo menos, yo aspiro a un mundo con una moralidad en la que hayamos decidido cosas y que hayamos decidido bueno”, aseguró el viceconsejero de Turismo, Cristóbal de la Rosa, en su intervención. De la Rosa manifestó que el Hotel Escuela “para nosotros es especial, por el trabajo que desarrollan aquí los chicos y chicas que se forman, y también la plantilla de profesores; es un tremendo orgullo que ustedes estén aquí hoy y que estén otros años más”.

Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Carlos Acha, destacó que Tenerife Noir “un proyecto multidisciplinar, en el que se combinan teatro, conferencias, talleres, presentaciones de libros; esto atrajo al área de Cultura del Ayuntamiento”.

La concejala de Igualdad de la corporación capitalina, Marisa Zamora, recalcó que el premio literario de Tenerife Noir “lleva el nombre de nuestra ciudad, en un festival que va a más cada año y que en tres años ha creado un importante movimiento cultural en torno al género negro en Santa Cruz”. Zamora indicó que “tenemos en común con el festival el objetivo de la visibilización de las mujeres, un interés por la igualdad que llevó a Tenerife Noir a apoyar la movilización de las mujeres el 8 de marzo”.

Entre los fines fundadores del Festival Atlántico de Género Negro, su comisario, el escritor Javier Hernández Velázquez, enfatizó el de “llevar el nombre de Tenerife y de Canarias fuera de nuestras fronteras, asociado a la literatura y a la creación cultural”, un propósito que ha conseguido alcanzarse muy pronto, puesto que “vamos por tercer año y ya estamos implantados”. “Confiamos en que el festival es capaz de llevar el nombre de Tenerife y las Islas Canarias a niveles nacionales e internacionales, como lo estamos haciendo”, añadió Alejandro Martín.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.