Recomendaciones teatrales en primavera

Por Horacio Otheguy Riveira

Espectáculos muy variados con el común denominador del talento de sus creadores. Diversas disciplinas de las artes escénicas recorren el humor, la tragicomedia, el musical o el drama creando la excepcional ilusión propia del teatro: ese misterioso lugar donde el espectador descubre emociones que creía olvidadas, gracias a comediantes que interpretan “en exclusiva” para él su propia vida, felizmente enmascarada en la vida de los otros.

Diez recomendaciones para la primavera madrileña por orden alfabético.

 

Carmen Ruiz, Joaquín Climent, Adriana Ozores, Fernando Tejero, Helena Lanza, Javier Pereira: un reparto óptimo para reponer en Madrid “La cantante calva”, de Eugene Ionesco, primera obra del Teatro del Absurdo, que aún sigue representándose en París, la ciudad que la vio nacer hace nada menos que 67 años.

 

Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos en versión teatral de Eberhard Petschinka con un elenco fabuloso nunca antes reunido: Lola Casamayor, Sergio Adillo, Roberto Mori, Lidia Otón, Julio Cortázar, Carmen Valverde, Fernando Soto, dirigidos por el suizo Rafael Sánchez.

 

  1. CYRANO DE BERGERAC. Teatro Reina Victoria. Desde el 15 de marzo hasta el 28 de junio. Teatro Cofidis-Alcázar desde el 18 de julio al 21 de agosto.  La tragicomedia francesa estrenada en 1897 regresa a Madrid con un equipo de producción inédito. Luchas cuerpo a cuerpo, algunas canciones, música envolvente que colabora en profundidad con la atmósfera cinematográfica ideada por el director, dan buena cuenta de una historia apasionante de batallas entre países y desoladas cuestiones de amor. En verso, se unen momentos de romanticismo fascinante con el gran humor desprendido de enredos e ironías para arribar a la eterna tragedia de amar sin ser correspondido. Con José Luis Gil, Ana Ruiz, Ricardo Joven, Álex Gadea, Rocío Calvo, Carlos Heredia, Nacho Rubio. Música de David Angulo.  Escribe Edmond Rostand en traducción, versión y dirección de Alberto Castrillo-Ferrer.
  2. EL BURLADOR DE SEVILLA. Teatro de La Comedia. Desde el 13 de abril al 3 de junio.

    […] y el mayor
    gusto que en mi puede haber es burlar una mujer
    y dejarla sin honor.

    “Toda la simpatía que podía despertarnos el personaje se desvanece en el momento en que pronuncia estos versos. Ahí es cuando caemos en la cuenta: estamos ante un psicópata. Para don Juan la seducción es un acto de crueldad.
    Don Juan es, por encima de todo, un antihéroe que ataca todas las leyes, las humanas y las divinas, que rompe con todas las normas de conducta. Un «antisistema» avant la lettre. Pero no olvidemos que, aunque desprecie las jerarquías, el burlador ejerce su «contestación» desde una elevada posición social. Tampoco los demás personajes, sean nobles, villanos o campesinos, manifiestan siempre comportamientos intachables. Nadie está libre de contradicciones éticas”. (Josep Maria Mestres, director). Autor: Tirso de Molina. Versión: Borja Ortiz de Gondra. Reparto: Elvira Cuadrupani, Raúl Prieto, Ricardo Reguera, Pedro Miguel Martínez, Samuel Viyuela González, Egoitz Sánchez, Mamen Camacho, Pepe Viyuela, Paco Lahoz, Irene Serrano, Juan Calot, Ángel Pardo, José Juan Rodríguez, Lara Grube, José Ramón Iglesias.

  3. EL REENCUENTRO. Teatro Maravillas. Desde el 14 de febrero hasta el 28 de julio. Comedia desternillante que juega con un humor negro muy afinado, a tal punto que los tacos con los que explosionan los personajes suenan a música celestial en comparación con las armas que llegan a desenfundar. Catalina y Julia están muy cabreadas, cada una a su manera; la ira les asiste, desbocada, camino de un raro amor que tal vez las una para siempre. Como toda gran comedia, tras las risas se desliza un drama que prefiere la acción a la desolación, la vitalidad rabiosa a la postración depresiva. Al frente, Amparo Larrañaga y María Pujalte, dos actrices que se entienden de maravilla, permitiéndose la creación de un odio formidable, chispeante e inclasificable. Escribe, Ramón Paso. Dirige, Gabriel Olivares.

 

4. ISLANDIA. Teatro María Guerrero, del 12 de junio al 1 de julio. Último estreno del Centro Dramático Nacional (CDN) en su sala más antigua y señorial. Esperada función de una gran función catalana, avalada fundamentalmente por las trayectorias de autora y director en torno a una recreación teatral de un asunto de plena actualidad: los lazos sociales y sentimentales en medio de la manipulación financiera: “La quiebra bancaria llevará a un adolescente islandés a iniciar un peregrinaje iniciático hacia Nueva York, en búsqueda de su madre. En este viaje al corazón de las tinieblas de un sistema que se tambalea, el joven irá conociendo diversas realidades que le harán partícipe de la profunda depresión que está conduciendo al mundo a una ruina inevitable. Escrita justo al estallar la última gran crisis que convulsionó la economía mundial, Islandia es una de las obras mayores de Lluïsa Cunillé que con su habitual lucidez disecciona los tuétanos de este circo grotesco que deslumbra a nuestra sociedad”. Dirección de Xavier Albertí. Con Joan Anguera, Lurdes Barba, Paula Blanco, Joan Carreras, Oriol Genís, Lucía Quintana, Juan Codina, Jordi Oriol, Albert Pérez, Albert Prat, Abel Rodríguez.

5. LA CANTANTE CALVA. Teatro La Latina, desde el 17 de mayo al 24 de junio. Notable producción en la que todos sus detalles se estrenaron bien dispuestos para una larga gira exitosa, tras la cual vuelve a Madrid un año después de su estreno en el Español. El espectáculo genera desde el comienzo (tras un telón transparente, los principales personajes se mueven como marionetas) una empatía irresistible: todos somos ionescanos dejándonos llevar por actores que juegan con una disciplina de clowns rigurosos, gente divertida que transmite con muy poco la juerga en que se han metido, así como los ramalazos de angustia que les caen de pronto con un suspiro, una frase, un leve movimiento… Con esta función dio comienzo el Teatro del Absurdo que para su autor era un drama realista, y para el público del mundo entero una tragicomedia para partirse de risa. Con Adriana Ozores, Joaquín Climent, Fernando Tejero, Carmen Ruiz, Javier Pereira, Helena Lanza. Autor: Eugene Ionesco. Director: Luis Luque.

6. LO QUE MAMÁ NOS HA DEJADO. Teatro Lara. Sala Lola Membrives. Desde el 26 de abril al 5 de julio. PRORROGADO hasta el 16 de agosto. La polifacética Compañía Paso-Azorín sorprende con una comedia sobre una familia que no se entiende. César es un buen hombre que tiene tres hijas que son… de su padre y de su madre. Carmela, la mayor, formal, seca y responsable, cree que Natalia, la pequeña, sexy, gamberra y pasota, ha tirado su vida a la basura. Mientras que a Natalia sí le cae bien su hermana mayor, a quien no soporta es a Mar, la mediana, que es una zumbada. Y Mar, cuando no anda buscándose los chacras, despiojando auras o intentando abrirse un tercer ojo en la frente con un destornillador, adora a sus hermanas… y a su padre… El día en que Carmela descubre que su marido le es infiel, se marcha, para ordenar sus ideas, a su cabaña en la sierra de Madrid. Allí, en contra de su voluntad, se encuentra con toda su familia… Y, sin posibilidad de regresar a la ciudad, no les queda más remedio que hablar… y descubrir secretos… Entre otras muchas cosas, ¿qué ha pasado con mamá? Nada grave. Una pequeña guerra mundial hogareña. Las situaciones se suceden de manera ingeniosa, interpretadas con el rigor de un equipo de brillantes profesionales que, en gran parte, han participado en los últimos éxitos de la Compañía: Usted tiene ojos de mujer fatal… en la radio, El síndrome de los agujeros negros y Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales. Con Carlos Seguí, Ana Azorín -en la foto-, Inés Kerzan, Ángela Peirat, Lorena Cervantes. Escribe y dirige: Ramón Paso. 

7. MÚSICA Y MAL. Pavón Teatro Kamikaze. Sala El Ambigú. Del 23 de mayo al 3 de junio. La envolvente voz de Lola Blasco permite que la actriz, la dramaturga y la directora se unan en torno a un tema del que se  ha escrito bastante, pero nunca representado en un concierto que a su vez tenga dinámica teatral. Acompañada al piano por Alexis Delgado, se sumerge en el encantamiento de clásicos momentos musicales revividos por los monstruos del nazismo y otras tiranías seudodemocráticas: un fenómeno que encontró, y encuentra, en música excelsa una distinguida compañía para acciones de crueldad y depredación absoluta para dominar el mundo. Con un tratamiento ligero, coloquial, desenfadado, Lola blasco se desliza por asuntos muy profundos que se entrometen en el presente y nos perturban con razón y afán de justicia. Una propuesta hipnótica, imprescindible para intentar comprender lo incomprensible: la unión de la belleza y lo terrible: Un hombre puede leer a Goethe o Rilke por la noche, puede tocar a Bach o a Schubert, e ir por la mañana a su trabajo en Auschwitz.

8. OLVIDÉMONOS DE SER TURISTAS. Teatro Español. Sala Margarita Xirgu. Del 10 de mayo al 10 de junio. El cine de carretera tiene referencias literarias abundantes, pero en el teatro es poco corriente, de allí la originalidad de este espectáculo escrito por el barcelonés Josep Maria Miró y dirigido por la porteña Gabriela Izcovich, un periplo altamente emocional a través de un muy interesante deambular de historias cruzadas impulsadas por un matrimonio español en crisis por territorios desconocidos de Argentina. Muy buenos actores de ambos países ahora en el Español de Madrid con esta función estrenada con éxito en la Sala Beckett de Barcelona. Muy recomendable. Con Eugenia Alonso, Lina Lambert, Esteban Meloni, Pablo Viña.

9. TIEMPO DE SILENCIO. Teatro De La Abadía. Del 26 de abril al 3 de junio. Descenso a los infiernos urbanos, a través de la historia de un joven investigador que entre experimentos con ratas indaga en el aspecto hereditario del cáncer. Ante la falta de ratas de laboratorio, va a buscar nuevos ejemplares a unas chabolas a las afueras de la capital española. Allí descubre la dura realidad vital de los marginados y acaba implicado en una trama que posee la desolación propia del mundo de los cuentos. La novela del psiquiatra Luis Martín Santos, fallecido a los 39 años, sobre la vida cotidiana de un grupo de personajes del Madrid de posguerra se estrena gracias al tesón de José Luis Gómez, quien lleva muchos años detrás de este proyecto, como director artístico de La Abadía. Finalmente encontró un equipo sensacional encabezado por el director suizo de origen español, Rafael Sánchez, quien trabajó un texto de extraordinario valor escénico del austriaco Eberhard Petschinka, síntesis prodigiosa de una novela tan interesante como farragosa, aquí envuelta en un ritmo trepidante en manos de un reparto excepcional: Sergio Adillo, Lola Casamayor, Julio Cortázar, Roberto Mori, Lidia Otón, Fernando Soto, Carmen Valverde.

10. 24 HORAS EN LA VIDA DE UNA MUJER. Teatro Infanta Isabel. Del 18 de abril al 3 de junio. Una viuda burguesa, ya madura, pasea su depresión por Montecarlo, a finales de los años veinte. Con sus caudales a buen recaudo, sin antojos ni vicios, no sabe que está buscando una revelación, un desafío, y mucho menos se imagina que va a encontrarse con el único poderoso amor de su vida, mucho más joven que ella. Lo que sucedió entonces con su felicidad, su pena y su liberación es lo que le cuenta a un desconocido que la escucha irónico y compasivo a la vez. Un musical de pequeño formato, con tres actores y tres músicos que nos transportan a todos los paraísos y tensiones de una historia de amor de poderoso atractivo. Con dos primeras figuras de excepción: Silvia Marsó como protagonista, y Juanjo Llorens, quien acaricia a todos con su fascinante diseño de iluminación: rincones del alma, una iglesia con la luz de un creyente y una compañera atea que se obliga a participar; trenes invisibles, sueños atravesados, casinos donde la gente se vuelve loca de alegría o de amargura con sus ansiosas manos “sobre el verde tapiz”… Con Silvia Marsó, Felipe Ansola, Germán Torres. Novela de Stefan Zweig. Dramaturgia: Christine Khandjian y Stéphane Ly-Cuong. Música: Sergei Dreznin. Traducción del francés, adaptación al castellano y dirección: Ignacio García. 

24 horas en la vida de una mujer: el descubrimiento del amor y el afán de que éste salve del horror a un joven adicto al juego. Un espectáculo musical de gran calidad con el admirable protagonismo de la formidable madurez de Silvia Marsó y la sorprendente juventud de Felipe Ansola.

 

El burlador de Sevilla en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, el primer Tenorio de la historia en un gran espectáculo donde el contexto histórico destaca en la vorágine gimnástico-amorosa del hombre que despreciaba a las mujeres que amaba.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.