Antigua sabiduría gonzo

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | |

Antigua sabiduría gonzo

Hunter S. Thompson

SEXTO PISO

Antigua sabiduría gonzo es, como el propio título indica, un portentoso destilado de toda la experiencia que alguien tan maravillosamente desbocado e incisivo como Hunter S. Thompson es capaz de atesorar a lo largo de una vida plagada de las peripecias más descabelladas y de las batallas y triunfos más inconcebibles. Una lección de osadía y vitalismo, de rigor y de compromiso.

Esta voluminosa selección de entrevistas al autor de Miedo y asco en Las Vegas nos ofrece un retrato fiel y poliédrico del padre del periodismo gonzo (mil veces imitado, ninguna superado o igualado), bebedor compulsivo, amante de las armas, hedonista consumidor de drogas, irreverente vasallo de los señores del karma y, ante todo, escritor genial y superviviente de sí mismo. Estas entrevistas cubren varias décadas de la vida de Thompson y tocan todos los temas, de lo divino a lo humano, que uno pueda asociar al Doctor Gonzo; estos textos oscilan entre lo delirante y lo corrosivo, entre la rabia ante la situación política del momento (de Nixon a Reagan, de Bush padre a Bush hijo, de la guerra de Vietnam a la de Irak) y el desencanto por contemplar cómo se fue perdiendo todo lo duramente conquistado en los sesenta, pero haciendo gala en todo momento de la precisión de lo visceral. Además componen un nutrido anecdotario donde destacan episodios míticos vividos con personajes tan dispares como Allen Ginsberg, los Ángeles del Infierno o el propio Richard Nixon.

Teniendo en cuenta que Thompson consideraba la distinción entre ficción y no ficción un asunto del siglo XIX, podemos asegurar que este libro, compendio de vivencias, recuerdos y opiniones, puede leerse como una novela alocada, apasionada y apasionante digna de su protagonista.

“El doctor Hunter S. Thompson terminó con su vida disparándose en la cabeza en su recinto fortificado en Woody Creek, Colorado. Hunter guardaba celosamente su intimidad y rogamos que sus amigos y admiradores respeten esa intimidad y la de su familia”. Este comunicado (21 de febrero de 2005) fue espolvoreado por el mundo mundial a manos del hijo de Thompson, Juan. 

Llamarle Doctor al creador del periodismo gonzo (periodismo-escribo-lo-que-me-sale) tiene ese punto macarra de llamar “reverendo” a un asaltador de bancos, o el Doctor John, el pianista aquel de los 70. Llamarle doctor a un hombre que se sacaba fotos con grandes revólveres en Woody Creek, Colorado. Doctor: el tipo que fue más allá del Nuevo Periodismo (con reportajes-escribo-lo-que-me…). La publicación en Anagrama -por primera vez en España- de ‘El escritor gonzo. Cartas de aprendizaje y madurez’, y el estreno de ‘El diario del ron’ (película de tráiler picantón protagonizada por su amigo Johnny Depp, basada en su única novela -reeditada también por Anagrama-, que empezó en 1959 y no publicó hasta su año final, 2005) nos hacen pensar en él.

Tuvo una despedida apoteósica, en 2005 (el año final). Para su funeral, Depp (alter ego de Thompson en ‘Miedo y asco en las Vegas’, película y adaptación thompsoniana de grandes angulares que unos aman y otros detestan) montó un espectáculo que el autor de ‘El derby de Kentucky es decadente y depravado’había anhelado (cuando estaba vivo): Thompson quería que un cañón lanzase sus cenizas al cielo entre fuegos artificiales sobre sus bosques en el Colorado. Hay vídeos en YouTube. El homenaje de Depp protagonizando otra película thompsoniana (aquí hace también de un prota periodista) es mínimo al lado del gran cañón salivando al propio Thompson, gonzoneando al gonzo. En fin, hablamos de una reliquia del periodismo de cuando el peyote y de cuando Rolling Stone y Playboy eran cabeceras respetables que, cada tanto, arriesgaban. 

No obstante, la Rolling, publicó la nota del suicida: “No más juegos. No más bombas. No más caminar…”. Hasta tituló su propia nota de suicidio: ‘La temporada de juego ha terminado’. El doctor Hunter-S-Thompson-escribo-con-gracia-sobre-mi-propio-sui-ci-dio-en-febrero-de-2005. Él volvió a lucirse y dejó a otros (en este caso a su hijo) la informativa nota de prensa.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *