Paula Iwasaki en un clásico a ritmo de rock, firmado por Nancho Novo

Por Horacio Otheguy Riveira

Un esfuerzo denodado, una audacia no siempre bien orquestada, un grupo de actores con una sola actriz que se lanzan a la pista sin red, moviéndose en un imaginario trapecio donde una aventura romántica con drama racista adquiere vibraciones inéditas con cuerdas electrónicas a ratos irritantes, pero que de pronto se apagan y dan paso al lenguaje tierno y testimonial de un poeta, ajeno por completo al rock and roll. Un invento interesante escrito y dirigido por Nancho Novo, siguiendo libremente El valiente negro en Flandes, de Andrés de Claramonte.

Guillermo Serrano y Paula Iwasaki: una seducción que acelera su deseo tomando por la fuerza la mujer que se le antoja.

Los actores son los adecuados, encajan bien en los perfiles de la trama ideada, con Paula Iwasaki cubriendo un mismo rol desdoblado en chica-chico, convención muy transitada en el Siglo de Oro, pero que viene a cuento en este tiempo de liberación y fobia. Ella juega bazas importantes en un elenco que tiende hacia lo coral con el protagonismo del caído en desgracia y salvado en el último tramo, como es de justicia poética, probablemente veraz en la historia real pues para ello interviene dama de alcurnia que cae rendida ante su varonil prestancia, su ímpetu de valiente sin remilgos.

La función aún no está suficientemente ajustada (al menos hasta la fecha en que la vi, miércoles 27 de junio), pues un serio problema técnico de sonido estridente impide apreciar la dinámica de la función al completo. Hay aciertos muy notables como cuando los mástiles de las guitarras simulan cabezas de caballos, o sobre todo cuando desaparecen los altisonantes sonidos y se puede disfrutar del texto. Una vez resuelto este aspecto técnico, las voces y expresión corporal bien trabajadas por parte de todos pueden hacer más atractiva la osadía del musical encaje en nuestro tiempo, sin abandonar del todo la valía de tratar este tema en aquella época. Su adaptador y director, Nancho Novo creó un híbrido de género en el que la farsa y el drama se yuxtaponen con protagonismo quizás excesivo de la música por él mismo creada. En todo caso, toda una experiencia para amantes de las versiones muy libres de los clásicos.

SINOPSIS

El valiente negro en Flandes trata el problema del racismo en una sociedad integrada. Cuenta la historia de un negro extremeño, hijo de esclava, que quiere enrolarse en los Tercios de Flandes y no le dejan, simplemente por ser negro. Sobreponiéndose a todo tipo de desprecios, vejaciones y agresiones, consigue llegar a Flandes, donde acaba por hacerse un puesto y un grado en la milicia gracias a su valor y capacidad estratégica; llegando a ser el oficial favorito del mismísimo Duque de Alba. Por otra parte, Doña Leonor, una joven de Mérida, es seducida por Don Agustín, capitán de los Tercios, bajo promesa de matrimonio. Pero Don Agustín parte a Flandes al día siguiente. Así que la intrépida Leonor también se embarca para aquellas lejanas tierras, disfrazada de hombre. Lo cual dará pie a una mordaz e hilarante sátira contra la homofobia. Tras muchas peripecias, el valiente negro Juan, ascenderá a general, consiguiendo humillar al vil Don Agustín y obligándole a casarse con Doña Leonor. Pero ella, en una pirueta dramática insólita, renuncia al capitán y se rinde al general negro.

 

Cuatro soldados hacen bullying sobre el aspirante hijo de esclava. No les acompañan fusiles ni caballos, sólo implacables instrumentos de cuerdas electrónicas. De pie: Juan Matute, Rafa Núñez, Luis Miguel Molina, Guillermo Serrano. La víctima, Nacho Almeida. 

Blancos y negros proceden
de un hombre, un ser los anima,
solo la región o el clima
los diferencia; y si exceden
los blancos en perfección
a los negros, es por ser desdichados y tener
sobre ellos jurisdicción;
Y del mismo modo fueran abatidos e imperfectos los blancos,
como sujetos entre los negros vivieran.

Es la obra más relevante del gran autor murciano Andrés de Claramonte (1560-1626), quien escribió un texto inusual para la época: una comedia antirracista, gran singularidad en pleno Siglo de Oro, con el aporte singular del actor-director Nancho Novo: “… las alabardas de los soldados se sustituyen por guitarras eléctricas, con lo que el dulce verso del XVII se escuchará a ritmo de Blues. Un maridaje armónico de las octavas, las décimas, las silvas y las redondillas de nuestro teatro barroco con los acordes que inventaron los esclavos del Mississippi. Es una obra de aventuras, de amores burlados y de mujeres y hombres valerosos. Y una fiera crítica a los prejuicios humanos”. 

 

EL VALIENTE NEGRO EN FLANDES

Autor Andrés de Claramonte

Intérpretes: Guillermo Serrano, Paula Iwasaki, Rafa Núñez, Nacho Almeida, Luis Miguel Molina, Juan Matute

Adaptación y dirección Nancho Novo

Asistente dirección Meme Tabares

Coordinación técnica Luis Abad

Diseño vestuario y caracterización Javier Herrera

Diseño gráfico Lou Germain

Música Nancho Novo

Dirección producción Evaristo Sánchez

Coordinación producción Gema González

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.