Edith Piaf y Mariaca Semprún en fantástica unión de “Voz y Delirio”

Por Horacio Otheguy Riveira

 

Audaz unión de un talento trágico como el de la francesa Edith Piaf (1915-1963) y el talento vitalista de la venezolana Mariaca Semprún, capaz de recorrer con su propia voz gran parte del repertorio de Piaf, emocionarnos con sus divertidos y amargos episodios, y al mismo tiempo ofrecer un show teatral muy personal. Tan personal que entusiasma escucharla cantar, hablar, ser Edith y ser Mariaca con una fluidez nunca vista en un escenario que homenajea a uno de los personajes más admirados de la historia de la cultura.

Detrás del protagonismo de Mariaca Semprún, una formidable orquesta y una fantástica puesta en escena de la que es responsable nada menos que un equipo directivo de cinco integrantes. Un quinteto que consigue unificar estilos con un equilibrio de fuerzas permanente con la dirección musical del maestro Hildemaro Álvarez, cuyos arreglos musicales tienen una participación activa imprescindible. Entre todos, una visión llena de amor y esperanza en la que prevalece la nobleza de espíritu de una artista excepcional, más allá de los trágicos acontecimientos que marcaron su existencia, fallecida con sólo 47 años.

Piaf: Voz y delirio es un musical cautivador en torno a una leyenda que nació en los suburbios, creció en la desventura, gozó y padeció en el amor, se refugió en diversas drogas, finalmente dominada por una mortal enfermedad. Con todo ello su capacidad de interpretar canciones en su mayoría escritas para ella, o por ella misma (como La vie en rose, muy enamorada del boxeador Marcel Cerdan) sedujo a generaciones enteras de muy diversas culturas y naciones.

Es este Voz y delirio un generoso homenaje a la vibrante personalidad de una mujer doliente, frágil, que se crecía cantando ante un micrófono, casi sin movimiento, casi inmóvil, joven o prematuramente envejecida, cargada de males físicos y emocionales. Con texto del poeta, guionista y dramaturgo Leonardo Padrón se brinda un espectáculo fascinante con un doble juego escénico de sorprendente calidad porque en ningún momento se escucha la voz auténtica de Piaf, pero la de Semprún, sin ser una imitación, la interpreta con tal potencia y calidad que la hace suya y acabamos amando a las dos, aplaudiendo con la sala llena de pie, tal y como ha sucedido en Venezuela, México y Miami.

Mucho se ha escrito y divulgado en cine y teatro sobre “El gorrión de París”, pero no recuerdo que se le rindiera un tributo con tal carga de amoroso encanto, descubriendo en el dolor de su existencia una fuente de energía de hermosa, trascendente capacidad de dar ensueño y esperanza. Una pujante relación entre muertos y vivos, un dúo de luminosas enseñanzas entre dos grandes creadoras unidas por el empeño de gente de teatro venezolana de gran creatividad, más aún en tiempos tan difíciles de devastación y necesidad de nuevos rumbos en su país.  

 

La joven Piaf canta en las calles, y un empresario la descubre, la lleva a un escenario por primera vez. (Gran Teatro Moliere, CDMX, México. 2018. Foto: Richard Borges Díaz A.K.A. Lord Comepiña. Instagram y Twitter @LordComepina)

 

Piaf en soledad, cantar es su máxima posibilidad de vivir, de respirar, de amar en plenitud. Una niña que se hace mujer sin abandonar nunca la ingenuidad de su mirada pura.

 

Mariaca Semprún asume a Piaf en sus muchas variantes de personalidad compleja y fascinante. Y siempre lo hace con su arrollador talento de gran actriz-cantante. (Gran Teatro Moliere, CDMX, México. 2018. Foto: Richard Borges Díaz A.K.A. Lord Comepiña. Instagram y Twitter @LordComepina).

Web de la Compañía: https://piafelmusical.com/

En el vídeo, momento final tras la ovación con el público en pie: un bis con uno de los temás más entrañables de Piaf, con acompañamiento de los espectadores:

 

(Junio: Miércoles y Jueves 20:30 h. Viernes y sábados 18:00 h. Domingos 17:00 horas. Julio (excepto 1 de julio): Miércoles a sábados 20:30 h. Domingos 19:00 horas). Colony Theatre. Miami Beach. Del 16 de agosto al 2 de septiembre.

También en Culturamas:

Edith Piaf, taxidermia de un gorrión

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.