Inicio » Entradas etiquetadas con » David Ottone
“La Calderona”, valiente mujer del siglo XVII en un entusiasta cabaret de hoy

“La Calderona”, valiente mujer del siglo XVII en un entusiasta cabaret de hoy

Por Horacio Otheguy Riveira En un ingenioso marco escénico se desarrolla un cabaret a ritmo de hip-hop, con suficiente imaginación como para permitir que el lenguaje del siglo XVII se entienda con el de hoy en un fluir imaginativo, sin estridencias.   María Inés Calderón (1611-1646) fue abandonada recién nacida en el portal de la […]

Carcajadas para toda la familia con los “Chefs” de Yllana

Por Horacio Otheguy Riveira En el año 2016 de su 25 aniversario Yllana avanzó con característico ingenio, y produjo Chefs, un fantástico estreno para toda la familia. Ahora, en mayo 2017, tras larga gira, vuelve a su casa del Teatro Alfil. Un trabajo de gran calidad que da gusto volver a ver. Después de tantos […]

Seguir leyendo …
“The GagFather”: lo último de Yllana en asombroso humor negro (y blanco)

Por Horacio Otheguy Riveira   Un espectáculo redondo que parodia el cine negro con cuatro actores que hacen ocho personajes. Humor gestual con una que otra palabreja. Cuatro grandes actores que dominan la expresión corporal de tal manera que sus creaciones parecen lo más fácil del mundo. Ofrecen un argumento completo en el que de […]

Seguir leyendo …
Desnudos, maltrechos y a veces cachondos en un mundo “Obscenum”

Por Horacio Otheguy Riveira Un espectáculo ciertamente audaz, que oscila entre la provocación cabaretera y el teatro intimista más desgarrado. Con pocos alicientes escénicos destacables, tiene en sus tres actrices los mayores logros: tres personajes desolados en busca de placer a salto de mata, portadoras de bellos cuerpos que aprenden a defenderse en una jungla urbana. […]

Seguir leyendo …
Maxi Mendía y Natalia Calderón en un magnífico “Nano Cabaret”

Por Horacio Otheguy Riveira   Un show alocado y racional, surrealista y costumbrista: los extremos se tocan para glorificar un género, el femenino, con sus altos y bajos, siempre por encima de la mezquindad masculina. Una mezquindad con sus puntos gozosos, porque todo brilla con ingenio, suavidad de terciopelo, caricias de sensualidad envolvente y una […]

Seguir leyendo …