Serie "The Witcher", entre el público y la critica

 

Escrito por: Walter Gonzalves

Dedicado a Ana Teresa Arenas, quien inspira y hace surgir lo mejor de mi. 

Uno publica para dejar de corregir y una vez publicado ya no nos pertenece, es el lector -o espectador en este caso- quién juzga la obra. Era inevitable que la serie encauzada por Netflix causara revuelo ya que entre los espectadores  hay lectores de la obra de Andrzej Sapkowski, así como gamers y aquellos que no tienen idea de quién o qué les espera a la hora de ver esta obra.

 

¿Que se puede decir de "The Witcher"?

"The Witcher" nació de la mente del escritor polaco Andrzej Sapkowski, quien haya tenido la oportunidad de leer sus obras sabrá que el autor posee una escritura fluida como sus obras "Camino sin retorno" recordemos un poco de su escritura:

"Lo recuerdo, pensó Geralt, lo recuerdo. Sí, allí, en las escaleras resbaladizas por la sangre del castillo de Rhys-Run, donde lucharon hombro con hombro, él y ella, el Lobo y la Gata, dos máquinas de dar muerte, inhumanas en su rapidez y crueldad porque los habían arrastrado hasta el final, enloquecidos, apoyados contra la pared. Sí, entonces los nilfgaardianos retrocedieron, llenos de miedo, ante el brillo y el silbido de sus hojas, y ellos fueron bajando despacio, hacia abajo por las escaleras del castillo de Rhys-Run, húmedas de sangre. Bajaron apoyados el uno en el otro, unidos, y delante de ellos caminaba la muerte, la muerte en forma de dos blancas hojas de espada. El frío y tranquilo Lobo y la loca Gata. El brillo de las hojas, el grito, la sangre, la muerte... Sí, entonces... Entonces... Ciri volvió a echarse los cabellos hacia atrás y entre sus mechones cenicientos brilló la nívea blancura de la ancha banda de su sien. Entonces se le volvieron blancos los cabellos a la muchacha." (Fragmento de "Algo termina, algo comienza”)

Ahora deberíamos decir, que si deseas leer los libros, este es el orden de lectura:

1| El último deseo (1993): El último deseo revisita los cuentos populares y las historias clásicas como la Bella y la Bestia dándoles un toque drástico e introduciendo al personaje de Geralt de Rivia y su compañero de juergas, el bardo Jaskier.

2| La espada del destino (1992): Aunque cronológicamente es el primero, La espada del destino recoge las historias posteriores de El último deseo y sienta las bases de la saga de libros. Es una colección de cuatro cuentos cortos.

3| La sangre de los elfos (1994): Novela.

4| Tiempo de odio (1995): Novela.

5| Bautismo de Fuego (1996): Novela.

6| La torre de la Golondrina (1997): Novela.

7| La dama del lago (1999): Está dividido en dos volúmenes. Novela.

8| Camino sin retorno (2000) – Colección de cuentos cortos.

9| Estación de tormentas (2013) – Novela

Debemos aclarar, para aquellos que no sepan nada del universo de "The Witcher" que todo gira entorno a Geralt de Rivia conocido también como Gwynbleidd que dentro de su universo quiere decir "Lobo Blanco"; Geralt es un brujo y un cazador de monstruos a sueldo. Posee habilidades sobrehumanas y es un maestro espadachín. Durante una prueba llamada “Prueba de las Hierbas”, Geralt exhibió una tolerancia inusual a los mutágenos que conceden a los brujos sus habilidades. Por ello , Geralt fue expuesto a otros experimentos más fuertes, que le concedieron el pelo blanco, dándole mayor velocidad, fuerza y resistencia que sus compañeros brujos.

Respecto a su personalidad la mayoría de las veces se muestra como alguien apático, cínico y amenazante. A pesar de su naturaleza fría, se señala que en el interior se esconde un amigo ferozmente leal, y un hombre de muy buen humor, y como alguien no indiferente al sufrimiento. El propio autor ha señalado que Geralt tiene mucho en común con Philip Marlowe, es un cínico. El autor menciona en una entrevista que no era de su interés presentar al típico héroe que busca una recompensa, que salva el mundo, al World Trade Center, a Tel Aviv, que tiene todo lo que quieren las mujeres. “He alterado el mito, este es un héroe que dice no me jodas, no me molestes más. Poner a este héroe ante diferentes situaciones, como junto a una mujer que se sale también de los estereotipos, puede ser muy duro, pero también muy interesante.”

 

¿Cuáles son las influencias literarias que ha tenido Andrzej Sapkowski?

(...) Llevo veinte años haciendo fantasía. Cuando empecé a escribir en Polonia no había nada, yo fui el pionero. Eso no es una inmodestia, es la verdad: tuve que crear la fantasía polaca. La creé a partir de mis lecturas y mi conocimiento del género, porque el lector polaco, extremadamente exigente, no iba a aceptar híbridos a medio camino entre la Fantasía y otros géneros, ni una simple copia de Tolkien. Buscaba algo nuevo, especial. Y ese afán por crear algo nuevo, especial, es lo que me empujó a escribir. (…)

Nadie negará -dice en una entrevista el escritor polaco- que todos los escritores somos deudores de nuestras lecturas anteriores, ni que somos inteligentes y tenemos carta blanca para hacer lo que queramos. Nos hacemos más inteligentes cuando hablamos con los demás, cuando queremos a una mujer u odiamos a otra persona. Yo soy el resultado de mis lecturas sobre Alejandro Dumas, Henryk Sienkiewicz [Premio Nobel de Literatura polaco, autor de “Quo Vadis?”], Raymond Chandler, Roger Zelazny, Jack Vance, Julio Verne, Arturo Pérez Reverte… Ellos me han creado a mí como escritor.

Eso es lo que está pasando ahora conmigo: hay mucha gente que me “usa” a mí como escritor y en la que influyo. Hay cosas que están implantadas en el cerebro de uno mismo cuando escribe. Yo estoy ahora en otros y es normal, igual que Chandler lo está en mí. No creo que Chandler se ofendiera por esto, tan sólo estoy trasladando al libro el mismo cinismo que él usaba, pero en lugar de en las oscuras calles de San Francisco, en las malolientes calles de algún lugar que nunca ha existido y nunca existirá. Es absolutamente lo mismo y a la gente le gusta, por supuesto. No hay que olvidar que, cuando yo empecé hace trece años, todo el mundo en Polonia estaba absolutamente empachado de las historias de superhéroes y querían una historia de un hombre que no fuera omnipotente. Recibo muchas cartas y e-mails preguntando por qué Geralt es tan débil, pero yo sé que ellos lo quieren así.

Sobre la adaptación de Netflix

Adelantare mi postura y diré que a mi modo de ver la serie es regular. Es una serie buena, se cambiaron detalles, el ritmo de la historia no es perfecto y le falta coherencia en algunas ocasiones, pero es un espectáculo entretenido que se puede disfrutar. A fin de no dar spoilers solo diré que suele haber algunos clichés por ejemplo que todo un bar se queda callado cuando entra un tipo rudo o la aparición de ciertas frases trilladas e innecesarias.

Han existido duras criticas como por ejemplo de por ejemplo Scott Meslow, redactor en New York Magazine, dice que la serie es tan compleja que la simplicidad con la que la explican fue lo mejor que se pudo hacer. “Dada la complejidad del mundo de The Witcher, es posible que haya sido lo mejor que este show haya sido tan simple”.

Brian Lowry, de CNN, criticó hasta al actor principal de la serie. “Henry Cavill interpreta el papel principar en The Witcher, pero darle pulso a esta triste serie de fantasía medieval es demasiado trabajo, incluso para Superman”.

Merril Barr, redactor en Forbes, comenta que si no se mejoran los detalles negativos de la serie, estará condenada al fracaso. “Uno puede hacerlo peor que The Witcher, esta serie cumple los objetivos que la audiencia de Netflix necesita. Sin embargo, tiene defectos que si no se pulen, llevarán la serie a la ruina".

Lauren Hissrich, productora de la serie, respondió en su cuenta de Twitter a las críticas que hasta el momento ha tenido “The Witcher”.

“Muchas personas me han escrito de manera dulce, molestos por las críticas negativas hacía The Witcher. Sepan esto: ¿A quién le importan? ¿Críticos "profesionales" que vieron un episodio y saltaron hacia adelante? ¿ o fanáticos REALES que se vieron los ocho capítulos en un día y ya se la están repitiendo? Estoy muy EMOCIONADA".

Conclusión:

Si buscas entretenimiento ligero y vistoso, dale una oportunidad; si ansías algo de sustancia y profundidad que llene el vacío vital, sigue buscando.

“The Witcher” sale gravemente herida de la comparación con otras grandes “sagas” de la literatura fantástica que llegaron a la pantalla como El Señor de los Anillos o sin ir mas lejos “Juego de Tronos” despojada de esa grandilocuencia, la serie puede disfrutarse mucho mejor si desde el principio la ves como una ficción mágica sencilla y orientado quizá más a adolescentes, hasta con su puntito autoparódico al estilo del "(Des)encanto" de Matt Groening. El mecanismo que se ha empleado guarda similitudes con el de “Buffy, la cazavampiros", si has visto esta serie entenderás lo que menciono. De hecho, su línea principal, la protagonizada por Henry Cavill como Geralt de Rivia, comparte esa estructura: en cada capítulo se enfrenta a un monstruo que nunca es lo que parece y que siempre esconde miserias muy humanas. Desde ese punto de vista, The Witcher es muy entretenida, de hecho supera de largo a la serie mencionada en términos de acción y de efectos especiales, pero es una serie sencilla y de poca sustancia.

A favor:

The Witcher es una serie buena, si la ves como un artefacto mágico de entretenimiento.

Henry Cavill es bueno como figura de acción que pelea, sonríe de medio lado y retoza, algo inexpresivo, pero con una presencia icónica.

Tienes un compañero que funciona muy bien como alivio cómico

Una interesante pareja de reyes de sexualidad divertida

Tienes una bruja con cierto carisma

En contra:

The Witcher es una serie mala si la ves como un drama fantástico intenso y de profundidad.

Henry Cavill es malo a la hora de aportar capas de intención o de conflictos humanos a Geralt de Rivia.

A todo esto le agregas algunos clichés sin interés alguno, violencia explícita, sus líneas temporales -que quizá muchos sientan injustificadamente complejas- y escenas de desnudos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *