Una ruta al norte de la aventura

La ruta del norte, de Xavier-Laurent Petit, Zaragoza, Edelvives, Col. Alandar 116, 2009. 176 pp., 9.20 €.

Por Carmen Fernández Etreros.

Nueva novela juvenil del escritor Xavier-Laurent Petit (París, 1956) que entronca con la tradición de novelas de iniciación a la aventura en las que la fuerza incontrolable de la naturaleza se impone a la vida diaria de sus protagonistas. Ya en las otras dos novelas de su trilogía 153 días en invierno y El desfiladero de las mil lágrimas, publicadas también por Edelvives, el autor había presentado aventuras extremas marcadas por la fuerza de los fenómenos naturales.

En esta ocasión -como todos los veranos- Galshan abandona Ikhoiturüü, su cómoda ciudad en Mongolia, para reunirse en el valle con su abuelo Baytar, uno de los últimos pastores nómadas. Hombres y rebaños aguardan la llegada de las lluvias de verano ante el calor agobiante y el viento feroz que arrasa todo a su paso. Uugan, un pastor nómada, decide dirigirse al norte en busca de pastos verdes para sus animales y  Galshan lo acompañará para cuidar a Töönelig, una yegua a punto de parir. Pero a última hora la expedición se complica y todos tienen que compartir una aventura con Sofía, una fotógrafa americana que pretende hacer un reportaje sobre estas desconocidas tierras y sus habitantes.

Una novela juvenil de prosa ágil y repleta de matices que descubre a los lectores una forma de vida en la que el ser humano se tiene que enfrentar a la naturaleza para sobrevivir. Una forma de vida radicalmente diferente a la forma de vida en la ciudad, a la vida de los descendientes de Baytar que pretende instruir a su única nieta en el conocimiento de la vida. La soledad del individuo, el respeto a los mayores, la solidaridad de los hombres ante los peligros, el poder de los augurios y los ritos o la aceptación de la vejez y la muerte son otros de los  motores de la acción de la novela.

En suma La ruta del norte es una novela juvenil diferente, emocionante y escrita desde el reconocimiento del valor y el poder de los sentimientos que ayuda a conocer la vida de otros pueblos y el poder inosospechado de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.