“Escipión” de Pablo Casacuberta (reseña y video)

 Por Recaredo Veredas.

Escipión. Pablo Casacuberta. 451 Editores. 2010. 302 páginas.

 Escipión era un general metódico y mediocre que consiguió, gracias a su constancia, derrotar al errático y genial Aníbal en las lejanísimas guerras púnicas. En la novela de Casacuberta las batallas las libran un padre y un hijo y el Imperio Romano posee una importancia que trasciende a lo decorativo. El abordaje de un tema universal, como es la paternidad, se realiza mediante un narrador que explota plenamente la potencialidad de la primera persona: una voz un tanto desquiciada, próxima a la paranoia, que permite al lector crear su propia versión de la realidad, ajena y distante a un tiempo de las palabras del protagonista. Una voz que, además, no pierde su carácter ni una sola vez. Siempre es ella misma, no vuela más allá de sus límites.

Casacuberta es ya un narrador experto (esta es su séptima obra narrativa) y posee una prosa magnífica, estilizada pero no pedante, ya que la complejidad formal de Escipión está al servicio de la historia. De un mensaje matizado que muestra, sin duda, la imposibilidad de la realidad: la eterna subjetividad de la mirada humana y de nuestra percepción de cualquier conflicto. Aunque la historia sea dramática el humor posee una importancia considerable, mezclado a veces con recursos cercanos a la comedia más negra. El autor sabe que la excesiva solemnidad, la tragedia pura, resulta menos verosímil que su mezcla con unas gotas de risa.

Con esta novela Casacuberta demuestra que posee una voz y una mirada propias que, a buen seguro, nos regalarán excelentes novelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.