Poemas de Philipp Mainländer

Presentamos una selección de poemas del filósofo, poeta y dramaturgo alemán Philipp Batz, más conocido en la historia de la filosofía con el pseudónimo de Philipp Mainländer (adoptado para acentuar su vinculación a la ciudad de Offenbach, donde nació en 1841). Su existencia aislada y solitaria, así como su temprano suicidio en 1876, contribuyeron poco a la difusión de sus escritos, que han permanecido hasta hoy prácticamente olvidados.

Amalfi [fragmento]

9
Las lágrimas que derrama el hombre en el sepulcro de su esperanza,
¿son rocío por el esplendor juvenil? ¿Son bendiciones
para que el hombre arraigue? ¿O son las gotas de sabia
que el árbol resecan, cuando su médula está
herida de muerte?
Como nubes que en la noche otoñal tormentosas restallan,
así persiguen mi alma pensamientos de muerte.
Por ti contendré el dolor; pero, dirás, tú también lo sientes.

10
Igual que en invierno las verdes hojas
caen del árbol, y la rica vida de las plantas
fluye hacia las raíces y allí se reúne,
así perdí
juventud y alegría, y con todas mis fuerzas
vertí hacia dentro mi vida entera.
Pero ni la primavera a una nueva juventud me llama,
ni la alegría de nuevo despierta.
Pues en mi dolorosa y feroz rabia vive;
Y con la excitada sangre del corazón
alimento el fuego salvaje
de la consumidora llama.

El valor de la existencia. Diálogo [fragmento]

II. Segunda voz – El hijo de la luz
Ah, cuán vana, cuán triste
es la lucha por la existencia. Aprende ¡oh, hombre!
como primer principio de sabiduría
que por un bien
tu alma está en vilo.
Arroja pronto los vanos cuidados.
Bebe el agua clara, recogida en tu mano, y
colma tu hambre con magra comida
y escaso alimento.
Purifica tu espíritu de doctrinas indignantes y
adómalo con las perlas que, desde las profundidades,
el mar de la negación te arroja,
tormentosamente agitado.
¡Aprende a amar con el espíritu, mortifica
el amor del corazón; y bendice,
bendice con alegría cada hora que más cerca de la tumba
te conduce!

Traducción e introducción informativa de Manuel Pérez Cornejo. Podrás encontrar más poemas traducidos de Mainländer en el Suplemento de Cuadernos del Matemático, número 34.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Poemas de Philipp Mainländer

  1. ¡Trágicamente bello!
    Y no es menor y sí algo paradójico que, quien identificaba el origen del mundo con el cadáver del suicidio de Dios se haya suicidado y, en ese acto, acabado también con el mundo.

    Ignacio Somoza
    25 agosto 2015 at 14:59 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.