Los discos que se nos avecinan

Por Diego Puicercús.

Con la salida al mercado estos días de lo nuevo de Kiko Veneno empieza un goteo de novedades discográficas que nos llevará hasta la campaña de Navidad. Producido por Joe Dwomiak, Dice la gente es su primer trabajo en cuatro años y supone  su retorno a una multinacional tras muchos años autofinanciando sus discos. Grabado en Sevilla -junto a su banda habitual y la colaboración de gente como Muchachito, El Canijo, Tomasito o Javier Mas- es una de las pocas apuestas seguras para este último cuatrimestre del año.

Algo similar sucede con Para no ver el final que, a últimos de mes, publicará M-Clan. Los que lo han escuchado dicen que ha recuperado parte de su sonido original y que los arreglos de metal tienen gran importancia. Además, la presencia de Carlos Raya en la producción asegura, al menos, que sonará como Dios manda.

Un disco que promete llevarse el aplauso de la crítica y pasar totalmente inadvertido para el público es Canciones en ruinas, de Diego Vasallo. Desde el final de Duncan Dhu apenas ha actuado en directo y sus discos los saborea una minoría, pero siempre son garantía de calidad. Grabado en ocho días durante el mes febrero y producido por Suso Saiz, sigue con la misma línea de sus trabajos anteriores aunque esta vez la instrumentalización y los arreglos son mucho más sencillos para dar mayor importancia a la voz y las letras.

Los textos también son la base fundamental de Su nombre era el de todas las mujeres en el que Loquillo se acerca a la obra poética de Luis Alberto de Cuenca. Musicado por Gabriel Sopeña y producido por Jaime Stinus, es su tercera aproximación a la poesía contemporánea española y aparecerá en formato de disco-libro con ilustraciones de Fernando Pereira.

Otros que vuelven, después de tiempo sin noticias de ellos, son Siniestro Total que en los próximos días pondrán en circulación Country & Western. Se fueron a grabar a Texas con Joe Hardy (ZZ Top, Esteve Earle…) y, a pesar de la estética del álbum que lucirá más en vinilo, dicen en su hoja promocional que “no es un disco de country, ni de neo folk acústico, ni de versiones, ni cantado en inglés, ni… Es un disco de Siniestro Total en estado puro”.

Otras novedades confirmadas son Luz, oscuridad, luz, de Nadadora; Nubes de papel, de Depedro; Nada-Lógico, de El Pescao; Jamon Beibe, de Mamá Ladilla; y los debuts en solitario de artistas tan comerciales como Dani Martín (de El Canto del Loco) o Rulo (de La Fuga).

En cualquier caso parece que el mercado vuelve a ir a lo seguro y se anuncian un buen puñado de discos en directo, recopilatorios y versiones. Entre los primeros, destaca  29 años, 9 meses y 1 día, que grabarán Los Suaves a mediados de mes para celebrar su aniversario y quién sabe si uno de Antonio Vega, grabado poco antes de morir, del que de momento sólo se oyen rumores.

De los grandes éxitos, los más interesantes son Balones fuera (que incluirá los singles de Sr. Chinarro) y No puedo vivir sin Los Ronaldos (de la banda homónima), aunque el más buscado y deseado será De mares y visiones, que resumirá la carrera en solitario de Manolo García y que sólo se publicará en Latinoamérica. Finalmente, en ese nuevo filón que son los discos de versiones, además del Introversiones de Celtas Cortos, llegarán sendos homenajes a Bunbury y Antonio Vega en los que participarán lo más granado del rock patrio.

En versión original

Más interesante, a priori, se presenta la cosecha de música internacional. Los primeros en romper el silencio serán varios pesos pesados dentro de la historia del rock y, de ellos, el que más expectativas ha levantado ha sido Neil Young.  La razón es la presencia en la producción de Daniel Lanois, que se ha especializado en crear para sus trabajos ambientes y sonoridades distintas. Le Noise está grabado sin banda, con Young tocando una nueva guitarra que el productor ha creado para la ocasión y en el que la electricidad es la principal protagonista.

Grinderman, tras los que últimamente se ocultan Nick Cave y alguno de sus Malas Semillas, publicarán a mediados de septiembre su segundo disco. Después del éxito de crítica de su debut no se espera ninguna sorpresa aunque el simple hecho de que el australiano ande por allí es suficiente para asegurar que será uno de los mejores discos del año.

Algo similar sucede con Elvis Costello que, a pesar de ser muy prolífico, casi nunca defrauda. Para grabar National Ransom se encerró once días en un estudio de Nasville con músicos de la categoría de Marc Ribot, Steve Nieve, Leon Russell, Pete Thomas, Dennis Crouch o Vince Gill para hacer rock and roll y lograr una nueva joya que añadir a las que ya lleva a sus espaldas. La producción corre a cargo de otro mito viviente: T-Bone Burnett.

No tan claro está lo que sucederá con Songs of ascent, de U2, grabado en las mismas sesiones del decepcionante No line on the horizon y que debería llegar a las tiendas antes de que acabe el año. Bono ha declarado recientemente que tienen 30 canciones para tres proyectos distintos y, aunque a última hora pueden cambiar de idea, lo normal es que el que tienen ya preparado aparezca coincidiendo con la nueva fase de su gira que está a punto de comenzar.

Otros dos discos muy esperados, que aparecerán el 11 de octubre, son el primer trabajo de Belle & Sebastian en cuatro años, que se llamará Write about love, y Swanlights, de Antony and The Johnsons, que, como anticipo, publicó la semana pasada un EP de cinco canciones.

La veterana vocalista de soul Mavis Staples se ha puesto en las manos de Jeff Tweedy y publicará You are not alone; Linkin Park, en las de Rick Rubin para grabar A thousand suns y, Kings of Leon, en las de Angelo Petraglia y Jacquire King para que se encarguen de Come around sundown, todos ellos muy marcados por el toque personal de sus productores.

Además, Rock dust light (Jamiroquai), Hot sauce committee-part 1 (Beastie Boys), Band of joy (Robert Plant), el primer single de Beady Eye (la nueva banda de Liam Gallagher) e incluso uno con temas inéditos de Michael Jackson completan parte de las novedades de este cuatrimestre.

En el campo de recopilatorios varios lo más destacado tiene como protagonista a Bob Dylan, que en octubre pondrá a la venta dos artefactos musicales. Por un lado, editará una caja en la que se incluirán en mono y en vinilo sus ocho primeros discos de estudio y, por otro, una nueva entrega de sus Bootleg series subtitulada The witmark demos, dedicado en esta ocasión a las maquetas que grabó entre 1962 y 1964.

Eric Clapton y Santana tienen sus respectivas compilaciones de versiones de temas ajenos y Leonard Cohen un directo extraído de su gira de retorno de hace un par de años, aunque creo que, como en general sucede con este tipo de grabaciones, aportarán poco a la obra de sus autores.

Y, ojo, que aunque no existe confirmación alguna, RadioheadWilco tienen sus nuevos discos terminados y podrían aparecer en cualquier momento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.