Entreviñetas con Ricardo

Categoría: Cómic,España |

Por Luis Daza.

Si hay un dibujante polifacético en la prensa española ese es sin duda RICARDO.
A mucha gente le resultarán familiares los maravillosos dibujos que ilustran la página del Director en la edición dominical de El Mundo; y pocos habrá que no hayan sonreído alguna vez con las aventuras de Goomer; y nadie que abra El Mundo un día cualquiera dejará de leer el dibujo político del principio. Y a la vez, también es muy probable que la gran mayoría no sepan que se trata de la misma persona.
Ricardo no solo es dúctil y sabe adaptarse a cada formato, lo mejor es que lo hace sobrado de talento y con una técnica exquisita e impecable.
Solo puede haber un problema para tanta maestría: que nos olvidemos el derroche de talento, sensibilidad y humor que hay detrás de tanto virtuosismo gráfico y no veamos al fino analista político y sutil ojeador de nuestra realidad cotidiana.

Dentro de tu actividad creativa tienes tres facetas con elementos en común distintas entre sí: La ilustración, el cómic y el dibujo político. ¿Cuál te llena más?
R.: La ilustración es la más satisfactoria porque puedes centrarte y desarrollar el estilo de dibujo y trabajar más con el boceto, sin embargo el dibujo político te lo comenta la gente como algo impactante para ellos, por ese lado tienes una satisfacción diferente como la que debe sentir un columnista. Nadie me dice: ¡Qué bueno tu dibujo! pero si te dicen si acertaste o no con la idea.

¿Eres consciente que de todas las opiniones del periódico la tuya es la que tiene un impacto emocional más inmediato?

R.: Sí, es una de las cosas que primero ve la gente cuando abre el periódico, yo mismo cuando vivía en Miami lo compraba solo para ver el dibujo de Don Wright. Muchas veces estás en un bar y ves a alguien leyendo el periódico y le miras de reojo a ver que hace y te das cuenta que siempre se fija en el dibujo al pasar las páginas.

Las columnas de opinión del periódico pueden o no pueden ser leídas, pero no hay lector que deje de ver tu dibujo. ¿Eso te apabulla?

R.: Me apabulla muchísimo, por eso me da tanto trabajo crear el chiste. Tardo una hora en dibujarlo pero puedo tardar varias horas en tener la idea. Voy haciendo bocetos en un cuaderno y a veces llego a hacer más de veinte hasta que doy con el definitivo, precisamente por eso: porque me apabulla y porque no quiero meter la pata.

¿Tienes libertad en el periódico?

R.: Totalmente. Me gusta consultarlo con amigos por tener otro punto de vista, pero nunca lo consultó con el equipo de opinión. Quiero que sea algo ajeno al mensaje que se da desde el periódico.

En cualquier caso tu forma de decir las cosas siempre es muy prudente aunque el mensaje sea fuerte.

R.: Efectivamente; primero porque es mi forma de ser, soy bastante prudente por si, no soy un kamikaze; y segundo porque creo que con la prudencia se llega más lejos que dando un martillazo.

¿Tienes la sensación de estar en una posición privilegiada?

R.: Sin duda. Me siento en una posición muy privilegiada porque se me respeta mucho dentro del periódico y no es fácil que a un dibujante le respeten tanto su trabajo y lo más importante: saber que tienes una ventanita que la gente ve y es una opinión que estás mostrando a muchos miles de lectores todos los días.

¿Alguna vez has tenido la angustia se la hoja en blanco?

R.: Todos los días. Es la hoja en blanco y todos los días lo paso mal. Lo primero que hago al llegar al trabajo es leer los periódicos y consultar documentación sobre las noticias y a partir de ahí hasta que llego a casa a comer estoy dándole vueltas a todo. Lo primero es decidir que noticia voy a comentar, por eso en la comida no debo ser una compañía agradable porque estoy bastante tenso dándole vueltas a los temas que hay. Una vez me decido por una noticia, ya es darle vueltas, trabajarlo y hacer bocetos hasta que llegas a la idea definitiva.

¿Crees que tus dibujos funcionan en Internet? o están pensados sólo para papel.

R.: No, vale igual para papel que para Internet. De hecho la gente los usa mucho en blogs y funcionan igual. Alguna vez incluso hemos hecho la prueba para animar el dibujo político pero es muy caro.

Eres un dibujante con un estilo más cercano a los grandes dibujantes de prensa norteamericana que a los españoles.

Yo siempre he sido el mismo dibujante. Nacho y yo cuando empezamos a hacer Goomer pensábamos en publicarlo en Estados Unidos en tiras diarias. Por esa parte la influencia siempre fue norteamericana. Más tarde me fui a Estados Unidos y trabajé en el Miami News durante cinco años con Don Wright, al que admiraba y admiro y me sigue pareciendo el mejor. Eso naturalmente también influyó mucho en mi trabajo. Lo americano que conocía antes y lo americano que conocí viviendo allí.

¿Sigues dibujando a mano sobre papel?

Sí, exactamente igual que al principio. Puedo usar Photoshop para retocar algo pero la base y la técnica es la misma de siempre. Incluso tengo mi letra como tipografía y aún así sigo rotulando a mano y haciendo la ilustración de los domingos rascando con cuchilla.

¿Que parte del trabajo haces en casa y que parte haces en el periódico?

Todo lo hago en la redacción. Antes hacía Goomer en casa y me pasaba que si algún día a las cuatro o las cinco de la mañana no podía dormir, me acordaba que tenía una página encima de la mesa y me levantaba y me ponía a colorearla a media noche. Trabajando fuera ya no tengo esa tentación. Ahora soy muy ordenado con mis horarios.

Si tuvieras la oportunidad de no tener que trabajar para vivir ¿a que te dedicarías?

Hay muchas cosas que me interesan, me encanta el cine, me encanta la pintura, pero si tuviera mucho tiempo libre lo que más me gustaría sería dibujar animales.

Luisdaza@live.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.