El extraño caso de las hormigas zombies

Categoría: Entorno,Tecnocultura | y tagged con | | |

Por Damián Serrano Martínez

En la naturaleza podemos encontrar una situación bastante peculiar y sorprendente. Es un caso que se da en la selva tropical, y afecta a una especie de hormiga arborícola (Camponotus leonardi), que hallan su hábitat en árboles de gran altura. Hasta aquí, nada fuera de lo normal. Sin embargo, estas hormigas son infectadas por las esporas que libera un hongo (Cordyceps unilateralis).
Tal espora se adhiere a la hormiga y el hongo germina introduciéndose en ella, devorándola lentamente pero sin matarla –llegando hasta su cerebro, donde empleando sustancias químicas confunde a la hormiga, y la manipula en su propio beneficio, alejándola de la colonia hasta alcanzar una planta que se encuentre alrededor de los 25 centímetros del suelo, donde la humedad es mayor (condición favorable para la reproducción del hongo). Así, la hormiga es conducida hasta el envés de una de las hojas, donde se aferra fuertemente con sus mandíbulas y patas instantes antes de morir.
Momentos después el hongo comienza a devorarla por completo, y de la cabeza de la hormiga empieza a emerger el cuerpo fructífero del hongo, un pequeño filamento, el cual, pasado un tiempo, generará ciertas esporas que posteriormente infectarán a otras hormigas.

Resulta difícil creer que ocurra algo así… pero sucede. Es quizás algo complicado comprender cómo un ser que podría considerarse bastante simple, como es el caso de este diminuto hongo, haya desarrollado unos mecanismos químicos a través de los cuales es capaz de conseguir que la hormiga, un ser vivo ciertamente más complejo, sea manipulada por completo y convertida en su esclava.

Pero éste no es un caso aislado en la Naturaleza; hay más ejemplos de parásitos que manipulan a sus huéspedes, como ocurre en caracoles y cucarachas. Y quién sabe, puede que sólo sea cuestión de tiempo que surja uno capaz de afectar al hombre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.