Kingdom Hearts: Birth by Sleep. Luz y oscuridad

Categoría: Análisis,Videojuegos | y tagged con | | | | | | | | | | | |

Por David Tejera Expósito

Hace ya ocho años de la salida al mercado del primer Kingdom Hearts de la mano de Squaresoft, una apuesta arriesgada llamada a convertise en un éxito de ventas a nivel mundial. ¿Qué podía fallar? Los personajes de la factoría Disney junto a alguno de los protagonistas de la saga Final Fantasy y algunos de nueva factura, se aunaban en una historia enrevesada con la excusa jugable de un RPG de acción vendiendo más de cinco millones de copias en todo el mundo y dando comienzo a una saga que aún perdura y que no tiene visos de flaquear en lo que a cantidad de títulos se refiere. Desde que la primera entrega viera la luz son ya cinco los títulos de los que se ha nutrido la franquicia: Kingdom Hearts: Chains of Memories para GameBoy Advance, Kingdom Hearts II también para PS2, Kingdom Hearts: Coded para dispositivos móviles japoneses —que pronto tendrá una reedición para DS—, Kingdom Hearts: 358/2 Days para Nintendo DS y, el que nos ocupa: Kingdom Hearts: Birth By Sleep para Sony PSP.

Kingdom Hearts: Birth by Sleep se sitúa como el primero en la cronología de la serie, antes de que Sora y sus amigos partieran de las Islas del Destino y cuando éstos eran todavía unos niños. En esta ocasión nuestros protagonistas son: Terra, Ventus y Aqua tres aprendices del maestro de las llaves espada, Eraqus, que entrenan sin descanso para llegar algún día al nivel de su maestro. El maestro de los chicos los adoctrina en la disciplina de la luz, de cómo utilizar sus habilidades con las llaves espada para hacer el bien y sin dejar ni un rescoldo para los malos pensamientos. Pero allá donde hay luz siempre hay sombras y así Xehanort, otro maestro de las llaves espada, y su discípulo Vanitas intentarán llevar a nuestros protagonistas por el mal camino y demostrarles el gran poder que aporta la oscuridad.

Como sabrán los habituales de la franquicia, Kingdom Hearts: Birth by Sleep se desarrolla en varios mundos: algunos de la factoría Disney y otros creados especialmente para la saga. En esta ocasión nos encontraremos con los mundos de: La bella durmiente, Cenicienta, Blancanieves, Hércules, Peter Pan y Stitch; con sus protagonistas y sus acérrimos enemigos que tendrán más protagonismo en esta entrega. El desarrollo del juego no varía demasiado de los anteriores: la historia se va desarrollando linealmente en cada mundo y cuando acabamos cada uno se nos da a elegir entre varios donde continuar nuestra aventura, pero en esta ocasión tenemos a tres personajes protagonistas y cada uno de ellos seguirá un camino diferente al de sus compañeros. Al comienzo de la aventura se nos dará a elegir de entre los tres al personaje que queremos controlar y cada uno de ellos nos proporcionará unas diez horas de juego con sucesos diferentes a los demás para cuando hayamos acabado el juego con todos, desbloquear un capítulo final que tendremos que superar para descubrir el desenlace de la historia.

A medida que combatimos contra los nescientes, criaturas nacidas de la oscuridad, nuestro personaje irá subiendo de nivel y mejorando sus características físicas y mágicas. Pero el desarrollo de nuestros personajes va aún más allá. A parte, tenemos un gran número de habilidades que desarrollar que también irán subiendo de nivel con nuestro protagonista y que iremos encontrando a lo largo de la aventura. Estas habilidades, de entre las que tendremos que elegir un número determinado de ellas para usar en combate, a su vez se podrán mezclar entre sí usando el comando de síntesis de habilidades y obteniendo como resultado otras aún más poderosas, por lo que las posibilidades de personalización de nuestro héroe son muy elevadas.

Los «estilos de comandos» también jugarán un papel importante en los combates: a medida que vayamos golpeando a los nescientes se nos irá llenando la barra de comandos y una vez llena entraremos en un estado crítico en el que haremos mucho más daño a nuestros enemigos y podremos descargar poderosos ataques finales. Las invocaciones son una de las grandes ausencias del combate en esta entrega pero, en su lugar, contaremos con el «nexo dimensional» con el que podremos utilizar las habilidades de nuestros compañeros y de los personajes de Disney que vayamos encontrando por el camino.

Pero donde realmente se lleva la palma Kingdom Hearts: Birth by Sleep, a parte de su excelente apartado jugable, es en el técnico. El juego no tiene nada que envidiar a las entregas de sobremesa para PS2, salvando las distancias. El procesador de la PSP llega a su límite e incluso se nos ofrece la posibilidad de subir la velocidad de este por encima de lo que la máquina usa normalmente —con el mayor consumo de batería que ello conlleva— para que el juego alcance una fluidez de elementos en pantalla nunca antes vista en la consola. La fluidez no se resiente en ningún momento con esta opción activada, escenarios amplios, coloridos, variados, texturas con una muy buena resolución y otros elementos son los que colocan a Kingdom Hearts: Birth by Sleep en el tope técnico de la consola. Quizá el punto más negativo en este sentido sean los tiempos de carga: el juego nos ofrece la posibilidad de instalar los datos antes de comenzar a jugar para que los tiempos de carga sean menores y haya menos interrupciones en la partida; pero si no lo hacemos y jugamos directamente desde el UMD la experiencia se convierte en poco menos que una pesadilla con unas cargas exageradas.

En el apartado sonoro la cosa no se queda atrás. Las melodías más características de la saga, como el tema Simple & Clean de Hikaru Utada que abre el juego,  harán acto de presencia en la pequeña portátil de Sony y para el doblaje de los personajes principales (que se ha quedado con los voces en inglés en la versión española) encontraremos nombres tan célebres como Mark Hamill (Luke Skywalker en Star Wars) interpretando al maestro Eraqus o Leonard Nimoy (Spock en Star Trek) haciendo lo propio con el maestro Xehanort.

Pero la cosa no se queda ahí, aparte de los mundos en los que se desarrolla la historia pincipal también podremos viajar al Coso virtual, un mundo dedicado exclusivamente a varios minijuegos de carreras, de tablero para mejorar y adquirir nuevas habilidades y luchar contra nuestros amigos en modo multijugador ampliando aún más si cabe la enorme duración del título.

Lo mejor:

– Los combates: dinámicos y adictivos

– El desarrollo del personaje y de las habilidades es constante y siempre hay algo que hacer

– El título se nos puede ir tranquilamente a las 30 horas de juego

Lo peor:

– Los tiempos de carga pueden llegar a desesperar si no instalamos los datos del juegos en la Memory Stick

– Que no nos haya llegado doblado como ha ocurrido anteriormente en la saga

Puntuación: 9

Una respuesta a Kingdom Hearts: Birth by Sleep. Luz y oscuridad

  1. Pinta genial, aunque yo ya estoy cansado de spin-offs de esta saga, me han hecho perder interés en la principal. Hay que ver con Square…

    josemanuel
    29 septiembre 2010 at 23:47 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.