La M de Metroid

Categoría: Análisis,Videojuegos | y tagged con | | | | |

Por Daniel García

Desde que Other M se anunció en el E3 del año pasado, el regreso de Samus a las consolas de esta generación ha sido un acontecimiento muy esperado, y más tras conocer del trabajo que Team Ninja estaba desarrollando con un tráiler y fragmentos del juego. Este nuevo Metroid nos presentaba una renovación en la saga tras la trilogía Metroid: Prime. Un regreso a los orígenes en dos dimensiones con toques en primera persona y con las novedades de la actual generación y como guinda del pastel se nos permitiría, por fin, conocer a la cazarrecompensas y protagonista que hasta esta entrega había permanecido muda. Al año siguiente, en este 2010 llega a nuestras manos, Metroid: Other M para recordarnos el calibre de Nintendo y de sus franquicias estrella. Samus Aran, vuelve en todo su esplendor con su nueva aventura en nuestra Wii que retoma la historia tras lo acontecido en Super Metroid de SNES desde el punto de vista privilegiado de la protagonista a la que por fin podemos llegar a conocer.

La jugabilidad ofrece lo mejor de cada casa; alguien que conozca Metroid reconocerá el 2D de las primeras entregas y el 3D de las últimas. A pesar de que nos vendieron Other M como una innovación, una nueva cara de la franquicia, todo lo bueno que encontraremos son adaptaciones de formatos pasados y todo lo nuevo, irónicamente, demuestra ser un importante (y preocupante) error. El primer gran error es uno que Nintendo lleva cometiendo desde que sacaron Wii al mercado y este error es la propia Wii y su nefasta forma de juego. Al estar en esta plataforma, Metroid: Other M se siente obligado a incorporar todas las capacidades motoras del mando, intercalando entre el uso clásico y la capacidad de apuntar a la pantalla, cosa que casi siempre resulta poco intuitiva y en algunas ocasiones resulta frustrante. A cambio Team Ninja le ha concedido a Samus una agilidad superior permitiéndonos esquivar todo ataque apretando un botón de dirección (cosa que el 50% del tiempo se hace por accidente) lo que compensa la frustración del mando y hace el combate en general francamente sencillo.

La tercera y no por ello más acertada novedad del juego viene cuando se nos pide que, apuntando a la pantalla, localicemos, gracias al tecnológico visor de Samus, algo a nuestro alrededor que, en teoría debiera llamarnos la atención. Sin embargo, el resultado es un confuso jugador mirando fijamente todas las esquinas de la zona buscando el pixel perdido para que una vez encontrado el vídeo continúe después de eficientemente perder el hilo de lo que estaba ocurriendo.

El otro gran fallo del juego viene de su historia, confusa y con tramas que se explican mal o que simplemente se olvidan. A pesar de tener la voz de Samus para narrar los hechos, sus observaciones no hacen más que explicar lo obvio o, en ocasiones, son simplemente especulaciones deductivas de la protagonista posteriormente olvidadas o de baja o ninguna relevancia. Fallos de guión que llevan a agujeros en la trama que muestran la gran necesidad que tienen los guionistas de un buen editor.

Metroid: Other M no es un mal juego ni de lejos, una entrega de esta franquicia siempre es bienvenida en escaso el catálogo de Nintendo. Los que no conozcan Metroid, pueden aprovechar esta oportunidad para iniciarse y los que ya lo conocen no pueden dejar pasar la oportunidad de conocer la nueva aventura de Samus en la que por fin la escuchamos hablar. Sin embargo, Other M podría haber sido más grande y mejor con un par de innovaciones, una mejor historia y más tiempo de juego y entonces el regreso de Samus sí habría sido absolutamente memorable. Habrá que esperar hasta que anuncien el “Other Other M”.

Lo mejor:

-Acción trepidante de controles sencillos y vistosos
-La historia de Samus que llevamos una década deseando conocer
-Jefes enormes e impresionantes que suben la adrenalina
-Una banda sonora a caballo entre lo clásico y lo nuevo

Lo peor:
-Poca o ninguna innovación en cuestión de armas, enemigos o jefes
-Tener que apuntar a la pantalla es una molestia de vez en cuando
-Historia confusa y nada pulida
-Algo corto y fácil

Nota: 7,5 – Emocionante y entretenido, pero no está a la altura de los anteriores con los que es imposible no compararlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.