Llega Windows Phone 7

Categoría: Gadgets & Apps,Tecnocultura | y tagged con | | | |

Por Jesús Hernanz

Microsoft se sube al carro de los sistemas operativos para móviles con futuro.

Hay mucha, pero mucha, gente a la que le encanta dar palos a Microsoft porque sí. Deben de pensar que les convierte en una especie de anti-sistema, alternativos o algo similar. Es algo que siempre me ha hecho mucha gracia, la informática, que siendo algo tan friki, levanta tantas pasiones absurdas, quiero decir, la gente no va por la vida diciendo: “Me encanta el pan Bimbo, pero el Panrico, el Panrico es una m…” Esto no es común, pero sí que lo es encontrarte con enconados defensores de Mac, airados atacantes de Windows, apóstoles del Linux y hasta del desconocido Free-BSD puedes encontrar algún que otro mártir.

Personalmente no soy un gran fan de Microsoft, como tampoco lo soy de la marca de mi pasta de dientes, hacen bien algunas cosas y otras mal, y si por el camino nuestro amigo William Herny Gates III, al que llaman Bill Gates (supongo que para hacerle más campechano), se hizo muchimillonario, pues oye, procuro no hacerme demasiada mala sangre con ello.

En fin, que después de esta disertación, voy a centrarme y a hablar de lo que nos atañe en esta entrada, que no es otra cosa que el nuevo sistema operativo para móviles de Microsoft, Windows Phone 7.

Esta vez parece que los chicos de Redmond han sabido hacer bien las cosas. Cierto es que se han tomado su tiempo, quizá un poquitín demasiado, porque sus directos competidores están más maduros y asentados en el mercado, pero el tiempo que han tenido tiene pinta de que ha sido aprovechado.

En primer lugar han tenido el arrojo de empezar de cero y olvidarse del nefasto Windows Mobile, poco acertado antepasado en el que el uso de menús, ventanas y botones inicio trató de implementar sin transiciones el tradicional Windows de los equipos de sobremesa a los teléfonos móviles con estrepitosos resultados.

En segundo lugar han sabido elegir los puntos fuertes, propios y ajenos, para incluirlos en su sistema operativo. Para los juegos han sabido utilizar el tirón de la X Box 360 y han permitido pequeñas integraciones consola-móvil. Office por supuesto ha sido incluido de serie en el teléfono para permitir la existencia de móviles con enfoque más profesional. La tienda de aplicaciones, Market Place, recuerda mucho al modelo empleado por Apple desde hace tiempo, un ecosistema cerradito en el que Microsoft se reserva el derecho absoluto de poner y quitar aplicaciones. Puede que guste más o menos, pero es un método de probada eficacia. En lo relativo a las actualizaciones del sistema operativo serán universales, evitando problemas como los que tiene Android con su conocida fragmentación.

En tercer lugar han creado un sistema operativo que tiene un marcado carácter propio, algo que es de agradecer, a mi por ejemplo me encanta Android, pero a veces no puedo evitar pensar lo enormemente parecido que es a iOS, veremos a ver si las siguientes versiones toman un carácter más personal. Utilizando la base del gran Zune HD, Windows Phone 7 ha optado por un original sistema basado en una pantalla inicial con enormes posibilidades de configuración y 6 grandes apartados llamados hubs (Contactos, Imágenes, Juegos, Música y vídeo, Marketplace y Office.).

También han hecho una clara apuesta de futuro en su nueva plataforma, nada de mirar atrás, el quiera Windows Phone 7 necesitará unas características hardware bien potentes. Así de paso te puedes permitir tener una fluidez más que decente sin necesidad de andar quebrándote la cabeza viendo como haces que al mismo tiempo sea compatible con un “cacharro” de hace un par de años.

En definitiva, tenemos un nuevo jugador de envergadura en la liga de los sistemas operativos para móviles con futuro. En este carro, a día de hoy, además de Windows Phone 7, podemos contar con los sistemas operativos de Google (Android), Apple (iOS) y RIM (Blackberry OS). Otros como Symbian^3, webOS o Bada, tienen todas las papeletas para ingresar al club de los fósiles a poco tardar, esto por supuesto es una opinión de la que se puede discrepar.

El futuro de Windows Phone 7. La guerra de los developers (desarrolladores).

A corto plazo, su futuro pasa por solventar los flecos que todavía tiene pendiente, que los hay, como la función copiar/pegar, la multitarea, pero sobre todo los del navegador. A pesar de que Internet Explorer parace que por fin está haciendo las cosas bien en sus últimas versiones, su historia de poco compatible y calamitosos fallos de seguridad pesan como un lastre a la hora de decidirse a usarlo como navegador.

A medio plazo me gustaría pensar que dentro de poco  empezaremos a ver móviles con arranque Dual Android/Windows Phone 7, lo que puede ser una seria desventaja para Apple, poco amiga de este tipo de mezclaturas.

A largo plazo, en el panorama de los sistemas operativos móviles, en mi opinión, el gato al agua se lo llevará el que consiga tener a más desarrolladores de aplicaciones para su sistema operativo de su parte (ya lo decía en su día Steve Ballmer). Los grandes han demostrado que son capaces de hacer buenos sistemas, pero a largo plazo la gente quiere tener muchas aplicaciones para trastear y disfrutar y que estas además, se renueven periódicamente. El que consiga que su mercado de aplicaciones ofrezca la mayor variedad y calidad tendrá mucho ganado en esta guerra.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.