God of War: Ghost of Sparta. Sin vueltas de tuerca

Categoría: Análisis,Videojuegos | y tagged con | | | | | | |

Por David Tejera Expósito

El pasado 2 de noviembre, se puso a la venta la nueva entrega de la saga God of War: Ghost of Sparta. En esta ocasión se trata de un nuevo capítulo para la PlayStation Portable desarrollado por el mismo equipo que ya realizara la anterior entrega de la portátil: Chains of Olympus, llevando un paso más allá las características ténicas de la consola y demostrando que, cuando las cosas se hacen bien, la PSP no tiene rival como dispositivo de entretenimiento portátil.

Después de derrocar a Ares —dios de la Guerra—y ocupar su lugar, Kratos continúa inquieto y buscando venganza. Las visiones de su pasado no paran de atormentarlo: el día a día entrenando con su hermano Deimos para convertirse en valiosos guerreros espartanos y cómo éste fue secuestrado por Zeus y Atenea por temor a que se convirtiera en el asesino de dioses. De esta guisa, Kratos parte hacia los dominios de Poseidon, la ciudad perdida de Atlantis, para buscar respuestas y resolver de una vez por todas los asuntos que lo siguen atando a la poca humanidad que le queda.

Así es como da comienzo God of War: Ghost of Sparta, la nueva y última aventura de Kratos para la potente portátil de Sony. Situado cronológicamente entre la primera y segunda entregas, en esta quinta parte viajaremos al pasado de nuestro antihéroe preferido buscando respuestas. En nuestro camino recorreremos la ciudad perdida de Atlantis, la isla de Creta, pasaremos por la mismísima ciudad de Esparta y acabaremos en los dominios de Tánatos, el dios de la Muerte, un recorrido turístico la mar de entretenido del que tendremos que salir airosos con las ya famosas espadas de Atenea a mamporrazo limpio. Tánatos, su hija Erinias y la bestia marina Escila serán algunos de los grandes enemigos a los que tendremos que derrotar si queremos llegar al final de la aventura.

Para los que aún no hayan jugado a ninguna de las anteriores entregas de la saga, God of War pertenece al género de los Hack ‘n’ Slash, esos juegos es los que nuestro cometido consiste en avanzar a lo largo y ancho del mapeado a base de golpes mientras desarrollamos las habilidades de nuestro héroe y conseguimos nuevas armas. La saga God of War se puede caracterizar por incorporar cierta dosis de puzles y por tener que revisitar zonas por las que ya hemos pasado anteriormente, aunque en este Ghost of Sparta serán los menos. El juego está enfocado a la acción pura y dura y, aunque hay algunos descansos en los que tendremos que dar algunos saltos y accionar algunas palancas, se podría decir que es, junto con el God of War III, la entrega con más acción de toda la franquicia.

En Ghost of Sparta contaremos solamente con dos armas diferentes: las ya conocidas Espadas de Atenea que Kratos consiguiera al final del primer God of War, unas espadas que acaban en unas cadenas que nuestro héroe se liará alrededor de sus antebrazos; y las Armas de Sparta que consisten en la lanza y el escudo típicos de los guerreros espartanos y hacen su primera aparición en este juego. Asimismo, contaremos con varios poderes mágicos que iremos consiguiendo a lo largo de la aventura y que nos ayudarán a acabar con nuestros, cada vez más poderosos, enemigos: la Plaga de Theras que activaremos al dejar pulsado el botón R de la consola, envolviendo en llamas las Espadas de Atenea e infringiendo más daño  durante un periodo de tiempo que se medirá por una nueva barra roja debajo de las conocidas barras de vida y magia; el Ojo de Atlantis, con el que lanzaremos un rayo a nuestro alrededor; el Cuerno de Boreas, que nos permite congelar a nuestros enemigos y el Azote de Erinias un ataque de luz teledirigido.

Tenemos la posibilidad de ir mejorando el daño y las capacidades de todas estas armas y hechizos a lo largo del juego mediante la recolección de orbes rojos que encontraremos en cofres o derrotando a los enemigos. Asimismo, las barras de vida, de magia y de la Plaga de Theras también se podrán aumentar mediante la recolección de Ojos de Gorgona, Plumas de Fénix y Cuernos de Minotauro que encontraremos escondidos en cofres, cofres que están mucho más accesibles que  en anteriores entregas. Como ocurriera en God of War III, también iremos hallando diversos artefactos que nos darán poderes especiales una vez hayamos terminado la aventura principal, por si queremos volver a jugar o utilizarlos en las arenas y desafíos que estarán disponibles.

Técnicamente nos encontramos en el techo de la PSP. Aunque hay ciertas ocasiones en las que la consola se resiente y baja un poco la fluidez gráfica, podríamos decir que Ghost of Sparta es el juego portátil más potente del mercado actual. Unas texturas de calidad, haciendo especial mención a los efectos del fuego y del agua, gran cantidad de criaturas en pantalla, unos enemigos enormes y unos  increíbles movimientos de cámara cinemáticos. Todo un espectáculo visual que supera lo visto en Chains of Olympus, la anterior entrega portátil, y que nos arrancará un grito de sorpresa en más de una ocasión. El apartado sonoro del juego tampoco es moco de pavo, aparte de estar perfectamente doblado al español —con un doblaje de calidad—, los efectos en estéreo y las melodías no bajan para nada el listón de las entregas de sobremesa y nos encontraremos con unas composiciones épicas repletas de coros que nos pondrán la piel de gallina.

God of War: Ghost of Sparta no inventa nada nuevo. Los admiradores de Kratos y los amantes de los juegos de acción se encontrarán con un juego portátil de una calidad sobresaliente que  nos permitirá controlar a nuestro dios de la Guerra favorito durante otras ocho horas de juego más.

Puntuación: 9

Lo mejor

– Tiene todas las bondades de una entrega de sobremesa y es portátil
– Técnicamente insuperable en la PSP
– El apartado sonoro y el doblaje

Lo peor

– La escasa variedad de armas
– Algunas bajadas de framerate
– No deja de ser un God of War más, si no te gusta la franquicia este no será una excepción

4 respuestas a God of War: Ghost of Sparta. Sin vueltas de tuerca

  1. Una saga increible! Estoy disfrutando como una enana 🙂

    silviagomes
    8 noviembre 2010 at 1:49 am

  2. Qué grande es esta saga

    Néstor
    8 noviembre 2010 at 17:52 pm

  3. Un análisis muy currado sin duda. En cambio he de decir que con esta saga me pasa como cuando todos los días comes lo mismo y es que al final pierde la gracia. La verdad es que el 1º me sorprendió mucho, el segundo fue una buena continuación con algunas mejoras y puliendo aspectos técnicos y partir de ahí veo nula originalidad tanto en el de PS3 como en los de portátil. Como espectacular no le gana nadie, pero como hack’ creo que muchos títulos superiores al del espartano. Ya podéis empezar a tirarme piedra, pero que no sean muy grandes por favor…

    José Manuel
    9 noviembre 2010 at 1:31 am

  4. Hombre, la falta de originalidad es de las cosas que se le pueden achacar al juego. Pero sí, han estirado mucho el chicle (aunque con juegazos) A ver si ahora que la historia ya está cerrada dejan descansar a Kratos un poquito y vuelve con fuerzas.

    David Tejera Expósito
    9 noviembre 2010 at 7:27 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.