[Madrid] 13 nov. Recital de María Eloy-García, Antonio Rómar y Julia López de Briñas

CPPC – CENTRO PERMANENTE DE POESÍA CRÍTICA
Poesía que no cede a la hipnosis

(XV): Sábado 13 NOVIEMBRE – 19 h.
María Eloy-García, Antonio Rómar y Julia López de Briñas

Librería Asociativa Traficantes de Sueños
c/ Embajadores, 35
Madrid

MARÍA ELOY-GARCÍA (Málaga, 1972) es licenciada en Geografía e Historia. Ha publicado Diseños experimentales (Monosabio, 1997), Metafísica del trapo (Torremozas, 2001) y Cuánto dura cuánto (El Gaviero, 2007, segunda edición en 2010), y ha sido recogida en Feroces. Radicales, marginales y heterodoxos en la última poesía española (DVD), Poesia Espanhola (Portugal), Hablando en plata. 17 poetas españoles de hoy (México) o 23 pandoras (Baile del Sol), entre otras.

ANTONIO RÓMAR (Madrid, 1981) es licenciado en Periodismo, así como en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada y doctorando en la misma especialidad. Es profesor de escritura creativa en los Talleres de Escritura Fuentetaja. Junto a Jesús Urceloy realizó la edición crítica de Las mil noches y una noche (2007) para la editorial Cátedra y, recientemente, junto a Pablo Mazo, Aquelarre. Antología del cuento de terror español contemporáneo para Salto de página.

JULIA LÓPEZ DE BRIÑAS (Valencia, 1971) licenciada en Literatura Española y en Filología Catalana. Ha obtenido el Premio Sargantas de Poesía con su obra Canto del Alba (Ediciones Casa de la Cultura, 1996). Ha sido recogida en algunas antologías como La brújula del extranjero: escritores contra el racismo (Asturias Acoge), Voces del Extremo: Poesía y utopía (Fundación JRJ) o La paz y la palabra: letras contra la guerra (Odisea). Hasta su disolución en 2004, fue miembro de la coordinadora de la “Unión de Escritores del País Valenciano”. Ha impartido talleres de escritura creativa con diferentes colectivos sociales y ONG, así como en el programa de “La Universitat als Pobles” de la Universitat de València.

LA REPONEDORA MURIEL

sólo tú haces de un día vacío todo el día
eres el demiurgo sencillo de un universo diminuto
arrastrando en el círculo sexto sección láctea
todo el palé de la tristeza
repones el ansia con el ansia
y el tiempo con el tiempo
sólo tú tienes la contradicción misma
de los dioses
te vanaglorias de un orden
que será siempre destrozado
y al levantarte con el cuerpo tan antiguo
miras los pasillos inexactos
sección deseo llena de realidad
sección verdad llena de historia
a una simple voz tuya todas las bandejas dicen carne
los mostradores revelan la verdad subconsciente de sus 10 grados
se alinean las hileras
surgen anaqueles rebosantes de todo lo que pueda desearse
sólo tú tienes como todas las mañanas
tres horas justas para crear un día

(María Eloy-García)

ABINTESTATO

Deberían heredar.
Este es el falso siglo de los niños
ahora que los animales duermen.
Todos los niños
han permitido al hombre su poder.
Incluso en la más oscura edad
nacen críos sin pupilas de este mundo.
La verdad os hará mimbres,
os hará caballos y perras,
viene ya viene.
Está mirándote al horror.

(Antonio Rómar)

Porque no sé dónde se halla la frontera que nos amenaza,
su agotado silencio golpeando las palabras
para impedir el grito,
el arrebato del nervio,
esa tristeza interior que nos empuja y no logra
descomponer tu rostro.
Porque saber de ti,
porque no poder reencontrarte con la luz entre los dientes en medio de la noche,
voceando que la vida,
que la muerte
cobra a veces la carencia del olvido
y nos demora y anuda,
vertiéndonos las ganas de golpear las calles buscando la salida
a tanta esquina dormida
a tanta soledad sin nombre.
Porque tu nombre también supone un lamento,
también supone morir de nuevo un poco y cada vez,
desmembrar heridas que acallen las miradas de los puertos,
y de ese mar inerte
que siempre amenazó con quedarse entre nosotros,
también supone un lamento
desvestir este rumbo sin sentido y extraviar tu nombre
olvidado aparece y crece entre el asfalto
contrayendo los ojos, vaciando tu aliento.
Porque ya no te conozco y aún sé de la ternura compartida,
de las tardes que miran desde lejos
y las búsquedas azules,
emborronando los sexos con un fragor de caricias aferradas
porque ya no te conozco
y aún sé de esa inquietud entre los dedos
con un murmullo de ojos como el tiempo
como una erosión de labios enfrentados
y sin tenerte.

(Julia López de Briñas)

www.traficantes.net
http://www.nodo50.org/mlrs/Biblioteca/jlopez/alba.pdf
http://mariaeloy.blogspot.com/
http://nadienostocaloshuevos.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.