MUCES: fin de semana de frío, cochinillo y cine

Por María González

Por quinto año consecutivo, Segovia respira ambiente de cine durante una fría semana de otoño. Entre los días 17 y 23 de Noviembre se ha celebrado la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia, MUCES. Nos acercamos por allí el fin de semana y, un año más, el resultado ha sido más que satisfactorio.

Cine de calidad a precio de risa (2 euros las proyecciones de la Sección Oficial; el resto, ¡gratis!), espectáculos culturales, exposiciones, talleres… Todo ello aderezado con la ya de por sí excelente oferta gastronómica que ofrece la ciudad castellana y que este año ha coincido además con el certamen Decuchara, de tapas de cazuela y cuchara, ideales para las bajas temperaturas. ¿Qué más se puede pedir?

En esta quinta edición, el país homenajeado en la Muestra ha sido Francia. Además de títulos recientes, la MUCES ha rescatado para el público clásicos como El año pasado en Marienbad de Alain Resnais, Las vacaciones de M. Hulot de Jacques Tati, Al final de la escapada de Jean-Luc Godard o Mi noche con Maud de Eric Rohmer.

También se ha rendido homenaje al cineasta checo Jan Švankmajer, uno de los padres de la animación contemporánea surrealista, del que se dice ha influido en realizadores como Tim Burton o Terry Gilliam. El director asistió el miércoles 17 a un acto en el Parador de Turismo de la ciudad, presentó su última producción, Sobrevivir a la vida (teoría y práctica), e inauguró la exposición Transmutación de los sentidos, en la que se mostraron parte de sus pinturas, marionetas, muñecos y carteles. Durante el fin de semana se proyectaron además algunos se sus mejores cortos, con títulos destacados como La Comida o La muerte del Estalinismo en Bohemia.

Junto a éstas, se han exhibido en Segovia casi un centenar de películas de treinta países diferentes, repartidas en distintas secciones. Entre las proyectadas en la Sección Oficial ha habido un nivel más que considerable, muchas de ellas premiadas en festivales europeos, presentadas sus candidaturas a los Oscar, pero en pocos casos estrenadas aún en nuestro país. Películas como Miel (Oso de Oro en la Berlinale), La mosquitera (Globo de Cristal de Karlovy Vary), El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas (Palma de Oro en Cannes) o A casa por Navidad (Mejor Guión en San Sebastián) han ocupado las salas de cine segovianas.

Como suele ocurrir en este tipo de certámenes, la oferta es tan amplia que, a pesar de la buena organización, resulta difícil de abarcar ¡y menos en un fin de semana! Aunque lo cierto es que uno puede hacerse a la idea de la calidad del contenido de la MUCES si el balance de lo visto es positivo en, digamos, un 80%.

Concretamente dos títulos han brillado con luz propia y a distancia del resto: NEDs, del escocés Peter Mullan (Concha de Oro en San Sebastián) y Heavnen (“In a Better World”) de la danesa Susanne Bier. Historias complicadas, duras, con enorme carga dramática, que ponen en entredicho, en un caso, el sistema educativo de la Escocia de los 70 y, en el otro, el mundo global y las crecientes desigualdades entre primer y tercer mundo. Ambas excelentemente contadas y con interpretaciones inolvidables que ponen los pelos de punta… Cine con mayúsculas, en definitiva, que dará que hablar y del que hemos tenido el privilegio de disfrutar este frío fin de semana en Segovia.

El año que viene, sin duda, volvemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.