Entrevista a Mónica Runde. 10 y 10 Danza

Tris-Tras. Mónica Runde. Foto: Luis Gaspar.

Tris-Tras. Mónica Runde. Foto: Luis Gaspar.

Tris-Tras

10&10 Danza

26, 27, 28 de Noviembre. 2, 3, 4, 5 de Diciembre.

Centro de nuevos creadores-Sala Mirador. Madrid

“En Madrid necesitamos un Teatro de la Danza”

Por Ana Martos

Mónica Runde experimenta en Tris Tras el movimiento “puro y duro”. La bailarina, coreógrafa y fundadora de 10 &10 está estos días en casa; La Sala Mirador para traernos esta nueva producción a la que ella misma define como la menos narrativa de todas: “Durante años me he dedicado a contar historias…, pero hoy no quiero ser yo quien dirija al espectador y sí dejar a su imaginación capturar ese momento mágico, donde, sin querer contar nada y a través del movimiento del cuerpo, lo cuentas todo“. Además de darnos más detalles sobre Tris Tras, Runde  nos habla de la necesidad de crear una estructura como lo fue en su día la Sala Olimpia (actual CDN); un teatro de la danza en el que se programen durante más tiempo las compañías y en mejores condiciones económicas.

P- Dices que durante años te has dedicado a contar historias, ¿Qué tipo de historias son las que te interesan?

R- Los últimos cinco años me he dedicado a trabajar sobre todo muchos temas sociales: la violencia de género y el maltrato femenino (desde el punto de vista de la violencia psicológica), las drogas y su lado oscuro, la homosexualidad y su rechazo en el siglo XXI,  el exilio, la inmigración… esas cosas que te van entrando por la vista y según lees la prensa están ahí todos los días. Era una necesidad de hablar sobre las cosas. Creo que ha sido un proceso personal; empiezas hablando de ti misma y después hablas de lo que te rodea. Ahora ya no quiero ser tan explícita. Después de 21 años como creadora me apetecía experimentar a través del movimiento. Me apetece trabajar con esa percepción que tiene el espectador del bailarín y las 20.000 lecturas que puede dar. Esta vez me apetecía no empezar con un guión tan dramatúrgico como he hecho siempre, sino dedicarme al movimiento puro y duro.

P- ‘Tris-Tras’ es vuestra nueva pieza y estreno absoluto en la Sala Mirador , ¿Qué nos puedes contar de ella?

R- Está siendo un proceso complicado porque únicamente dí unas pautas al equipo artístico para que ellos comenzasen a crear. En un momento dado nos unimos para ver si funcionaba o no. Prefiero no contar en qué dirección va porque me encantaría que cuando el público lo vea me diga “me estás hablando de…” o “estás yendo hacia…” Creo que va a ser un trabajo que va a ir evolucionando según se vayan haciendo funciones, no va a estar cerrado.

P- ¿Cómo se desarrolla el proceso de investigación que tú realizas? ¿Te lleva mucho tiempo la búsqueda de materiales e ideas o es más intuitivo?

R- En esta producción a nivel de movimiento está siendo más intuitivo y me estoy adaptando a lo que me trae el resto del equipo artístico tanto a nivel video como de vestuario.

Al final si que puedo decir que existe una dramaturgia que de alguna manera la da el vestuario, pero ha sido un proceso totalmente intuitivo.

P- ¿Quién realiza es vestuario?

R- Elisa Sanz, llevo con ella desde el 97.

P- Fundaste 10&10 Danza en el 89, durante este tiempo ¿ha cambiado tu forma de trabajo? ¿En qué momento te encuentras ahora?

R- Ha cambiado. Hasta el 2004 teníamos una plantilla fija de bailarines, éramos dos directores artísticos y esto suponía otra manera de trabajar. Pero hubo un cambio en las ayudas y dejamos de poder permitirnos el lujo de tener un elenco fijo. Yo primo sobre todo al bailarín, para mí es el elemento más importante de la compañía, y si tengo que ahorrar en vestuario prefiero hacerlo antes que en el sueldo de un bailarín. Es como para un pintor sus pinceles, para mí son mis bailarines y necesito que estén cuidados.

Tuvimos que dejar de tener un elenco estable y trabajamos por la producción y después gira, lo cual te hace cambiar porque te planteas una producción a 6 meses con el equipo artístico, pero con el elenco realmente sólo puedes trabajar 2 meses. Esto te hace tener menos tiempo para experimentar ciertas cosas. Quizás por esta razón desde el 2004 hasta hoy tenía todo clarísimo, sabía qué historias quería contar. Lo de este año ha sido un reto porque me he metido en el mundo de la experimentación sin contar con mucho tiempo. Está siendo muy estresante, pero creo que ese punto de estrés le va a venir bien a la pieza.

P- Acabas de decir que tú cuidas a tus bailarines, pero ¿de qué manera las instituciones cuidan el trabajo que hacéis?

R- Creo que en Madrid necesitamos un Teatro de la Danza. En los 80 todo lo que se hacía de danza contemporánea en España pasaba por la Sala Olimpia, (actualmente Centro Dramático Nacional).  Todas las compañías de contemporáneo pasábamos por esta sala en unas condiciones económicas maravillosas. Veías toda la danza de este país pasar. El día que desapareció nos quedamos en las salas alternativas. Hoy en día creo que el Ministerio de Cultura tendría que ser un poco más partícipe con la danza contemporánea, y quizás la sala 2 de la Valle Inclán volvería a ser ese reducto donde pudiéramos verlo todo; una especie de Teatro de la Danza. Como decía José Ramón Díaz Sande “es como si hubiésemos desaparecido” y no. Si antes estabas tres días en la Olimpia te veían 1000 personas, ahora si estás 3 días en la Sala Mirador te ven 300.

P- Tampoco se programan muchos días…

R- Ahora se están haciendo programaciones de pocos días. Yo en realidad soy una privilegiada, soy compañía residente de la Sala Mirador y hago temporada de un mes según el dinero que haya acumulado de las giras, y este año voy a hacer 2 semanas… No estoy sólo en Madrid en Danza, sigo después. Soy una privilegiada porque tengo una sala donde puedo hacer temporadas, cosa que la mayoría no (bailan 2 días en Madrid y ya nunca más).

P- Además de bailarina y coreógrafa también produces y gestionas, ¿cómo es la relación con los agentes de mercado?

R- Este espectáculo precisamente (como estoy cansada de abordar tantos papeles) lo lleva una distribuidora, lo cual me quita mucho trabajo.

Sí produzco y es algo que me gusta, no me supone una gran carga, eso sí que es fácil, ¡tener los números claros!

P- Víctor Ullate afirmó hace tiempo que admiraba el trabajo de 10&10 Danza y que era una de sus compañías predilectas, ¿a quién admiras tú?

R- Admiro muchísimo a Pina Bausch. Me encantaría haber podido trabajar con ella, de hecho el año pasado me estaba planteando ir a audicionar con ella cuando se me murió. Sin lugar a dudas es la persona que más admiro y espero que el gobierno alemán no deje que ese patrimonio de la humanidad desaparezca con ella.

P- ¿Y del ámbito nacional?

R- No te puedo dar nombres porque si me dejo alguno… Sobre todo admiro muchísimo a la gente de mi generación.

P- Actualmente parece que poco a poco los estudios de danza se van incluyendo en los planes de estudios de algunas Universidades, ¿Qué te parece? ¿Piensas que es una buena vía?

R- Creo que es fundamental que haya sitios de investigación sin tener que esperar un producto final, a los creadores hay que darles un espacio sin pedirles un producto.

Hay unas becas en Méjico que están a años luz de las ayudas que se dan en España. La ayuda para intérpretes es interesantísima; reciben todos los meses un sueldo y pueden trabajar con quien quieran durante un año. Eso permite conocer muchos estilos y las mismas compañías ya saben que les llega un intérprete que está pagado. A los coreógrafos les conceden una beca anual para experiementar (yo por ejemplo, con esta beca podría haber hecho ‘Tris Tras’ en un año y no en 2 meses).

P- Tu compañía es residente del Centro de Nuevos Creadores desde el 2000 ¿Qué otros proyectos se realizan en este espacio?

R- Ahora hay una temporada de jóvenes dramaturgos que da la opción de desarrollar sus propias ideas a la gente que ha terminado teatro. A nivel danza yo estoy en compañía residencia y mis clases están abiertas a todo el mundo, sea profesional o gente que quiera venir.

Desde 10&10 hemos dado un empuje a un grupo de jóvenes creadoras entre las que están Mar López y Anuska Alonso con un proyecto llamado Nabeirarrua Danza. Son gente joven dispuesta a hacer proyectos desde ellos mismos. Si veo otra gente joven con ganas y proyección de futuro les ayudaré.

Tris Tras

Dirección artística: Mónica Runde
Coreografía: Mónica Runde
Música Original: Luis Miguel Cobo
Bailarines: Iker Arrue, Dacil González, Joaquín Hidalgo, Mónica Runde y Mar López
Escenografía: Elisa Sanz
Vestuario: Elisa Sanz y Maika Chamorro
Iluminación: Iván Martín
Fotografía: Luis Gaspar
Video en Escena: Luis Gaspar
Video promoción: Diego Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.