Los tebeos son para niños…

Categoría: Cómic,España | y tagged con |

Cuando en la radio, en uno de esos programas generalistas de mañana o de tarde, sale el tema del cómic (especialmente si se apela a la llamada del oyente), simpre desfallezco ante los tópicos habituales y que, en las franjas más populistas de este país, parecen mantenerse inmarchitables: los tebeos, las historietas, esas cosas de la infancia. Y llamadas, muchas llamadas, claro que sí, para reivindicar un uso de infancia (“yo leía el TBO”) y perpetuarlo desde la nostalgia (“y me siguen divirtiendo mucho esas historietas de Don Celendronillo y su hatillo”).

Los tebeos son cosas de niños, … ya, pero hoy prácticamente no se editan cómics infantiles. Amén de desmontar desde ya el disparate (los tebeos, cómics o historietas, las novelas gráficas, las tiras de prensa… no se adscriben necesariamente a una edad), es interesante acercarse a un listado de novedades del mes para comprobar que no, que “para niños”, nos podemos (casi) ir olvidando. El auge de la novela gráfica como soporte de historias maduras es un hecho. La brutal cantidad de tebeos de superhéroes que aún se edita, no resulta una lectura para infantes. Si acaso, va dirigida a adolescentes. El comic europeo hace décadas que mira a los lectores adultos. El manga sí, aquí encontramos de todo porque en Japón el cómic, como poderosísima industria que es, está realmente diversificado.

Por eso hay que aplaudir iniciativas como la de Bang! ediciones, que en su sello ‘Mamut’ mira a los peques. A los de más de nueve años, y, gran idea, a los de más de tres. Esto último es algo francamente digno de aplauso, pues el cómic, la narración gráfica, es un vehículo ideal para acercar la cultura a los más pequeños. Los álbumes de Mamut son exquisitos como objeto (cuidados y preciosos, vamos) y cuentan aventuras como las de Pablo y un dinosaurio,  o cómo Rafa y Zoe se divierten en el parque, o lo bien que Manu se lo pasa en la playa.

Historias mínimas en imágenes dulces, colores delicados y poquitas palabras escritas (pero las hay, para que los niños vayan aprendiendo), son la receta formal de estos cómics, que además aprovechan los recursos formales del medio con imaginativa soltura. ‘Dino y Pablo‘ (Dauvillier y Amsallem), ‘Federico, tenis sobre hielo‘ (Maki Luchini), ‘Manu en la playa‘ (Ed y Diego arajondo o ‘Rafa y Zoe‘  (Turdera y Kern) son algunos de los deliciosos ejemplos de estos tebeos para niños de pre escolar. Hay muchos más en una colección que merece todo el éxito del mundo, y varios títulos, más dirigidos a lectores a partir de nueva años, jóvenes lectores expertos que podrán también disfrutar de este arte que tanto nos gusta recordar a los adultos, en esos programas de radio.

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Los tebeos son para niños…

  1. En Francia tienen realmente un gran catálogo de cómics infantiles. Larga vida a Bang! Ediciones y Mamut que alimentarán a los lectores del futuro.

    Magapola
    14 diciembre 2010 at 21:32 pm

  2. Estos comic son muy chulos, aunque difíciles de encontrar en tiendas tanto infantiles como dedicadas al comic. Yo los comenté hace tiempo en el blog, reivindicando más tebeos para niños y también un hueco para los mismos en las tiendas, pues es imposible encontrarlos en las tiendas de comic actuales o en los salones del cómic que se celebran en nuestra geografía!

    Nohemi
    15 diciembre 2010 at 14:14 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.