Música: Lo mejor de 2010 (VIII)

Por Nuria P. Molina.

CINCO DISCOS.

5. AÑO SANTO. TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

Desde su debut, TAB es merecedor de un lugar en los primeros puestos de todo: álbumes llenos de ruido armonioso, letras entre transgresión y tradición, canciones inmediatas, portadas de fetiche (obligatorio vinilo) y directos demoledores. Así son. “Año Santo” reafirma el talento de Isa y Rodrigo al frente de una de las mejores bandas españolas de todos los tiempos. Este año volvieron con nuevos cañonazos, más himnos de la bala y otros medios tiempos oscuramente románticos (“Super Castlevania IV”) o simbólico-épicos (“Año Santo”). Otra vez, nada que envidiar a otros grupos venidos de más allá de nuestras fronteras.
Escúchalo en Spotify

4. HIGH VIOLET. THE NATIONAL

Un disco de masas. Posiblemente este año High violet le haya quitado el puesto a The suburbs de Arcade Fire, como disco más cercano a la uniformidad de gustos, algo que sí ocurrió con los anteriores trabajos de la banda canadiense. Sus temas también podrían incluirse en promos televisivas buscando poner los pelos de punta. Sin embargo, la fidelidad es mucho más sencilla con The National. Para muestra High violet, cercanía y contundencia pop y melodías que ya deberían haberse hecho. Exquisitez sin extravagancias.

Escúchalo en Spotify

3. SLEEP FOREVER. CROCODILES

Sí, ahí están de nuevo The Jesus & Mary Chain, The Charlatans, The Stone Roses y The Psychedelic Furs más lúcidos. Referencias imponentes, que sin prejuicios inundan cada uno de los rincones de Sleep forever, un álbum que mejora significativamente respecto al anterior y del que florencen super hits como “Mirrors” , que abre el disco, “Sleep forever” o la vibrante “Hearts of love”, una de las mejores canciones que hemos escuchado en 2010. Recomendable este año y de aquí en adelante.

Escúchalo en Spotify

2. FORGET. TWIN SHADOW

Hacía tiempo que una novedad no evocaba tanta melancolía real, saliéndose de los estilos que las normas culturo-temporales establecen. Forget es un revival new wave, en el que cabe desde Orange Juice o Blow Monkeys a Roxy Music o Japan, fusionado con el electro pop atmosférico de OMD o A Flock of Seagulls, a veces con ecos de Les Rythmes Digitales/Jacques Lu Cont. El proyecto de George Lewis Jr., que poderosamente reforma en un sonido propio, profundo y elegante, ha dado la campanada este año, consiguiendo encantar los sentidos por su particularidad y su delicadeza. La voz del propio George Lewis Jr. y el excelente trabajado de producción de Chris Taylor de Grizzly Bear han conseguido un sonido reconocible en cada uno de los temas. Especial atención a “Slow”, que deslumbra con su inmediatez y perdurabilidad.

Escúchalo en Spotify

1. EVERYTHING IN BETWEEN. NO AGE

Sin sorpresas, el tercer álbum de No-Age, segundo con Sub-Pop, confirma la línea ascendente de su trayectoria. El dúo vuelve a mostrar con descaro sus raíces hardcore, y su sensibilidad shoegazer, descargando un abanico de posibilidades sonoras que se concentran tanto en sus canciones más estructuradas como en las repetitivas e instrumentales. No en vano vienen siendo grupo preferido de grupos preferidos. Trece temas impecables, con personalidad independiente, pero que todos consiguen la misma atención y segregación de endorfinas, un mérito que diferencia y enaltece. Un besazo a Brian Eno en “Life Prowler” y un aplauso a Wipers ergo Nirvana en “Shed and Transcend”

Escucha a No Age en Spotify

CINCO CANCIONES

5. “Let’s go surfing”. The Drums.

4. “Desire lines” Deerhunter.

3. “Zebra”. Beach House.

2. “Hearts of love”. Crocodiles

1. “Slow” Twin Shadow

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.