“Plaza Suite” de Neil Simon

Categoría: Crónicas ligeras,Escena | y tagged con | | |

Por Jose Carlos Beas

Plaza Suite. Lagrada

Plaza Suite. Lagrada

Autor: Neil Simon
Cía: “Drama contra mundum”
Dirección: Carlos E. Laso

Intérpretes: María José Gallego, Merche Lagarejo, Monica Souto, Vicente Casado, Jesús Martínez, Ángel Jiménez, Juan Carlos Galdo

Del 13 al 16 de Enero

Teatro Lagrada– Madrid

Jueves a Sábado a las 21:00h, Domingos a las 20:00h

Siempre es un verdadero placer reencontrarse con Neil Simon. Para todos aquellos que hemos crecido admirando comedias como “La extraña pareja”, “Descalzos por el parque”, “La chica del adiós”, por citar tan sólo unos pocos ejemplos, siempre es un placer redescubrir que el humor que destila este viejo neoyorquino funciona tan eficazmente hoy en día como lo hacía en el momento en que fue escrito.
“Plaza Suite” es un ejemplo perfecto. Escrita en 1968, esta disección de la clase alta norteamericana posee todos los elementos que hicieron popular la obra de Simon: una perfecta construcción de situaciones y personajes, una fina ironía, diálogos veloces e ingeniosos y una pizca de amargura/ternura que toca la fibra sensible.

“Plaza suite” nos presenta tres historias que tienen como nexo común el que transcurren en la habitación 719 del hotel Plaza. Eso y que las tres ironizan sobre el matrimonio. La demoledora visión sobre la pareja sigue siendo tan fresca y actual como hace cuarenta años. Simon utiliza su afilada pluma para mostrarnos, en clave de alta comedia, los trapos sucios, las bajezas, las miserias de tan sacrosanta institución.
El problema de la alta comedia es que para que funcione necesita de “cosas”. Hay que vestirla. Uno puede montar a Shakespeare con cuatro elementos y un escenario neutro y podemos asistir desde nuestras butacas a batallas, increíbles viajes, etc… Tal es el poder de la narrativa del genial bardo. Pero con Simon es distinto. La comedia de Simon necesita adornarse para que su brillante mecanismo de relojería funcione a la perfección. Necesitamos ver para creer. Necesitamos admirar el lujo del Plaza para contraponerlo con las miserias de esos personajes que lo habitan. Necesitamos ver los chaqués que se rasgan para poder entender esa clase alta que se desmorona.
La compañía Drama Contra Mundum ha hecho un esfuerzo encomiable a la hora de llevar esta obra a los escenarios. Pero quizá son demasiadas las “cosas” que son necesarias para poner en pie esta comedia. El montaje falla en cuanto que la puesta en escena no está en muchas ocasiones a la altura del texto. La mayor parte de la obra se mueve en los terrenos de la comedia sofisticada, pero hay elementos que no siguen ese código: algunos elementos del vestuario, como ese chaqué del último acto; todas las pelucas, imposibles e increíbles; personajes como el del botones, nos remiten a lenguajes que tienen que ver más con el clown que con la alta comedia. Esta mezcolanza hace que no terminemos de entrar en la obra, distrayéndonos una y otra vez de lo que ocurre en la escena. Aún así gracias a las esforzadas interpretaciones de los actores, este “Plaza Suite” resulta un divertimento de lo más disfrutable.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.