Nowhere Boy (2009), la adolescencia de John Lennon

Por Noé Muñoz Barallobre.

 

Acercarse a la figura de un mito no es tarea fácil, y más tratándose de John Lennon. Y es que  hablamos de alguien que ha marcado la vida de diferentes personas desde los años 60 hasta la actualidad. Pero si su figura pública es conocida desde The Beatles hasta su asesinato un ocho de Diciembre de 1980 a los pies del edificio Dakota, no lo son sus primeros años y adolescencia en la ciudad de Liverpool. Y ahí es donde entra la directora Sam Taylor-Wood, que ha realizado una brillante labor de documentación, revelando así una etapa decisiva en la forja de uno de los músicos más importantes del siglo XX.

 

La película nos sitúa en un Liverpool de posguerra, pero Taylor-Wood huye inteligentemente del dramatismo fácil y nos presenta un mundo de renovación y cambio, un mundo donde la música está irrumpiendo vertiginosamente. La gente está empezado a bailar de nuevo, y ahora es bajo los acordes del rock & roll. Exportado por EEUU irrumpirá en las islas cambiando la cultura musical europea para siempre.

 

El marcado carácter sarcástico y socarrón de John Lennon es conocido para cualquier amante de su música. Una virtud que ha sabido sacar a la luz y explotar la directora, ya que apoyándose en ella nos presenta a un adolescente con el que todos, de alguna manera, nos podemos sentir identificados. Así lo libera del mito y hace posible que nos parezca alguien casi familiar.

 

En la película, la presencia femenina es fundamental. Una decisión que hace justicia con la vida de Lennon. Y es que tan marcado quedó por el bello sexo que unas de sus últimas composiciones fue “Woman”. La titánica tarea ha sido realizada, con mayor o menor fortuna, por Matt Greenhalgh, guionista de la cinta, quien tratará de descubrirnos la difícil relación que el músico tuvo con las mujeres.

 

El retrato de sus dos referencias femeninas -con perdón de la señora Ono– es demoledor. Una estrictísima “tía Mimi” –Kristin Scott Thomas– incapaz de expresar sus sentimientos y a la que John adorará el resto de sus días, y una madre – Anne-Marie Duff– que nunca lo fue, que le muestra el lado más frívolo de la vida en forma de rock & roll.

 

Este juego de fuerzas determinará el carácter de la leyenda y hará, la vida tiene un humor muy negro, que quien se rebeló contra una castrante tía acabe adorando a una castrante japonesa.

 

Además, en la versión original podrá el espectador disfrutar del trabajadísimo acento de Liverpool del que hace gala el actor Aaron Johnson y que cautivó a la directora en los casting.

 

En fin, una película de autor, con un mito de protagonista y en la que será fácil sentirse a gusto desde el principio.

 
 
 

Nowhere Boy (2009) se estrenó en España el 27 de mayo de 2011.

 
 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.